Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2KP24X6 Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

Medicamentos Antineoplásicos

Para luchar contra una enfermedad tan compleja como el cáncer se requiere un equipo de oncólogos expertos. Los integrantes del equipo oncológico de Miami Cancer Institute van más allá de las normas asistenciales y le brindan una atención compasiva durante su lucha contra el cáncer. Estos expertos ponen a su disposición opciones de tratamiento tales como la quimioterapia, los tratamientos dirigidos y la inmunoterapia.​

Quimioterapia

Los agentes quimioterápicos destruyen células cancerosas y controlan su crecimiento. La quimioterapia puede combinarse con otros tratamientos para reducir el tamaño de los tumores antes de la cirugía o la radiación, o para comprobar que se hayan eliminado todas las células cancerosas después de la aplicación de otros tratamientos.

En la mayoría de los casos, la quimioterapia se administra por vía intravenosa a través de un tubo fino (catéter) insertado en la vena. Entre los métodos de administración de la quimioterapia se encuentran:

  • Por vía oral, en forma de comprimidos o líquido.
  • Mediante inyección en un músculo o por debajo de la piel.
  • Como tratamiento tópico en forma de una crema aplicada a la piel.
  • Por vía intrahepática, administrada en la arteria hepática que envía sangre directamente al hígado.
  • Por vía intraperitoneal, mediante una inyección en la cavidad abdominal.
  • Por vía intratecal directamente en el espacio lleno de líquido que se encuentra entre las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal.

Nuestro equipo le ayudará a entender qué anticipar de una quimioterapia y le brindará apoyo compasivo a lo largo de todo el proceso de tratamiento. Los efectos secundarios dependen del tipo de agente quimioterápico utilizado y varían de un paciente a otro, pero la mayoría de ellos son temporales y desaparecerán una vez que el tratamiento haya terminado.

Los efectos secundarios más frecuentes de la quimioterapia son:

  • disfunción cognitiva: trastornos cognitivos que abarcan problemas de la memoria, dificultad para concentrarse y otros síntomas mentales;
  • depresión;
  • cansancio;
  • riesgo aumentado de contraer infecciones;
  • aumento de la sensibilidad al sol;
  • náuseas;
  • entumecimiento o debilidad en las manos y los pies;
  • dolor;
  • caída temporal del cabello.
  • Tratamiento dirigido

    Los tratamientos dirigidos emplean medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar tipos específicos de células cancerosas, bloquear su crecimiento y diseminación. El objetivo de los tratamientos dirigidos es generar una interferencia en los genes o las proteínas involucradas en el crecimiento tumoral y, al mismo tiempo, evitar dañar las células sanas.

    Los tratamientos dirigidos son la base de la medicina de precisión que se vale de la información genética de una persona o del perfil del ADN tumoral para diseñar opciones de tratamiento personalizadas. Esta innovación señala un cambio en los tratamientos tradicionales diseñados para el paciente promedio y da paso a tratamientos más exactos.

    Si usted es candidato para un tratamiento dirigido, el médico podría solicitar más pruebas para recopilar más información acerca de la predisposición genética de su tumor, la composición proteínica y otros factores. El plan del tratamiento y el método de administración, ya sea por vía oral, intravenosa o de otra forma, será específico para usted y su tipo de cáncer. Los tratamientos dirigidos pueden combinarse con cirugía, quimioterapia, radioterapia u hormonoterapia.

    Inmunoterapia

    Nuestros especialistas oncológicos se encuentran a la vanguardia de los métodos de tratamiento innovadores en la lucha contra el cáncer. Entre las opciones de tratamiento ofrecidas se encuentra la inmunoterapia que se vale del sistema inmunitario del organismo para combatir la enfermedad. Dado que las células cancerosas son células mutadas del propio organismo, el sistema inmunitario no siempre las reconoce como extrañas. Los agentes inmunoterápicos están diseñados para alertar al sistema inmunitario acerca de la presencia de estas células mutadas para que pueda localizarlas y destruirlas.

    Las inmunoterapias se clasifican en tres categorías generales:

    • Los inhibidores del punto de control alteran las señales engañosas que transmiten las células cancerosas en determinados “puntos de control” y que indican al sistema inmunitario que no son dañinas. De esta forma, las células cancerosas quedan expuestas y esto desencadena una reacción en el sistema inmunitario. Los inhibidores del punto de control pueden usarse en el tratamiento de melanomas, linfoma de Hodgkin y cánceres de vejiga, riñón y pulmón.
    • Las citocinas son moléculas proteínicas en el organismo que contribuyen a regular y dirigir el sistema inmunitario. Las citocinas pueden producirse artificialmente en laboratorios para inyectarlas en dosis más altas de lo que produciría normalmente el organismo y de esta forma provocar que el sistema inmunitario ataque células enfermas. Este tratamiento puede usarse para cánceres del aparato circulatorio tales como la leucemia y el linfoma, el melanoma y los cánceres de vejiga y de riñón.
    • Las vacunas antineoplásicas se administran para reforzar el sistema inmunitario y protegerlo contra determinadas enfermedades, tales como el cáncer de cuello uterino, de próstata y de vejiga.

    Inhibidores de la angiogénesis

    Algunos tumores cancerosos se destacan por su angiogénesis, es decir, el proceso mediante el cual se crean nuevos vasos sanguíneos. Los inhibidores de la angiogénesis actúan bloqueando el suministro de sangre del tumor lo que interrumpe el proceso de crecimiento.

    Hormonoterapia

    La hormonoterapia por lo general conlleva el uso de medicamentos que impiden que las células cancerosas reciban las hormonas que necesitan para crecer. Su equipo de atención oncológica considerará la hormonoterapia como una opción si usted tiene cáncer de seno, ovario, próstata o de tiroides Esta forma de tratamiento usualmente se combina con otras tales como la quimioterapia y la radioterapia.