Cáncer de Vías Biliares y Vesícula | Miami Cancer Institute | Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2KwUJA3 Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

 Cáncer de Vías Biliares y de Vesícula

Miami Cancer Institute aplica un enfoque multidisciplinario y de equipo para proporcionar los mejores diagnósticos, tratamientos y cuidados paliativos para los pacientes de cáncer de las vías biliares y de la vesícula.

El cáncer de las vías biliares, también llamado colangiocarcinoma, es aquel que se produce dentro de las vías biliares, los conductillos localizados dentro y alrededor del hígado y de la vesícula biliar, que transportan la bilis hacia la porción superior del intestino delgado para facilitar la digestión de los alimentos.

El cáncer de la vesícula biliar se origina en este pequeño órgano que almacena la bilis y que se encuentra en el lado derecho del abdomen, debajo del hígado. El cáncer de la vesícula biliar se presenta con poca frecuencia.

Atención oncológica experta

El Dr. Michael Chuong es el médico principal del programa de terapia de protones, una forma de radioterapia altamente avanzada que se enfoca con precisión milimétrica en las células cancerosas, por lo que no afecta el tejido sano circundante. Su especialidad clínica y su campode investigación se centran en el empleo de la radioterapia para el tratamiento de cánceres digestivos como el de las vías biliares.

Factores de riesgo de contraer cáncer de las vías biliares

Las personas que presentan las características que se enumeran a continuación tienen un riesgo más elevado de contraer cáncer de las vías biliares:

  • Parásitos biliares.
  • Hepatitis C crónica.
  • Quistes congénitos en las vías biliares.
  • Diabetes.
  • Colitis ulcerosa.

Factores de riesgo de contraer cáncer de la vesícula biliar

  • Ser mayor de 70 años.
  • Antecedentes de cálculos biliares, inflamación crónica o pólipos.
  • Presencia de depósitos de calcio en la vesícula biliar.
  • Tifus.
  • Obesidad.
  • Historial de cáncer de la vesícula biliar en la familia.

Síntomas del cáncer de las vías biliares y de la vesícula

El cáncer de las vías biliares y de la vesícula biliar raramente produce síntomas antes de llegar a una etapa avanzada.

Entre los síntomas se encuentran:

  • Presencia de una masa en el abdomen, dolor o distensión abdominal.
  • Fiebre.
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos).
  • Falta de apetito y adelgazamiento.
  • Heces de color claro y orina de color oscuro.
  • Náuseas.


​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Nuestros especialistas en cáncer son expertos en identificar el tipo de tumor correcto, su localización, extensión y estadio. Un diagnóstico completo y exacto del cáncer es el primer paso para diseñar un plan de tratamiento oncológico individualizado. Igualmente, la formulación de un diagnóstico preciso a menudo aumenta las probabilidades de desenlaces positivos.

Si el médico sospecha la presencia de cáncer, le hará un examen físico y revisará su historial de salud, lo que abarca sus hábitos, estilo de vida y antecedentes familiares. También le harán una o más de las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Análisis clínicos para determinar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, y detectar marcadores tumorales.
  • Estudios de imagenología, tales como ecografías, radiografías, tomografías computarizadas (CT) y resonancias magnéticas (MRI). Endoscopia (ERCP, sigla en inglés de colangiopancreatografía endoscópica retrógrada).
  • Biopsia para obtener una muestra de tejido y analizarla.

El tratamiento del cáncer de las vías biliares y de la vesícula posiblemente involucre una combinación de tratamientos, tales como:

  • Quimioterapia para destruir células cancerosas y controlar su crecimiento.
  • Radioterapia, en la que se emplea radiación de gran energía para reducir el tamaño de los tumores y destruir células cancerosas.
  • Terapia de protones en la que se aplica un tratamiento de radioterapia con protones para irradiar las células cancerosas. Colocación de endoprótesis para corregir obstrucciones.
  • Cirugía, inclusive laparoscopias y cirugía robótica mínimamente invasivas.
  • Tratamientos dirigidos que emplean medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar tipos específicos de células cancerosas, bloquear su crecimiento y diseminación.
  • Ensayos clínicos que podrían ofrecer la oportunidad de probar nuevos tratamientos.

Su plan de tratamiento integral también comprenderá asesoría psicosocial, tratamiento del dolor, tratamientos de medicina integral, asesoramiento nutricional y del ejercicio, así como también rehabilitación, todos ellos dispensados por expertos en oncología en nuestro Centro de Apoyo al Paciente de Cáncer.

​​