Cáncer de Próstata | Miami Cancer Institute | Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2jQJYYV Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

 Cáncer de Próstata

En Miami Cancer Institute, diagnosticamos y tratamos todas las etapas de cáncer de próstata. Nuestro equipo proporcionará un plan integral y personalizado para satisfacer sus necesidades únicas de atención de salud.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común entre los hombres en los Estados Unidos, después del cáncer de la piel. Aproximadamente 2​20,000 hombres serán diagnosticados con cáncer de próstata en el 2015, según la American Cancer Society. Todo comienza con un crecimiento de células anormales en la próstata – una pequeña glándula del tamaño de una nuez en el sistema reproductivo masculino. Algunos tipos de cáncer de próstata crecen lentamente y se mantienen en la próstata o cerca de esta; sin embargo, otros tipos son agresivos y pueden regarse rápidamente.

¿Qué causa el cáncer de próstata?

Los médicos no saben la causa del cáncer de próstata. La enfermedad puede estar vinculada con los genes ya que los hombres con parientes cercanos que han tenido cáncer de próstata tienen más probabilidad de desarrollarlo. Algunas investigaciones también indican que las dietas altas en carne roja o en alimentos lácteos altos en grasa pueden aumentar el riesgo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata?

Mientras que muchos hombres con cáncer de próstata no tienen síntomas, algunos pacientes si los experimentan.

Los síntomas más comunes lo son:

  • La necesidad de orinar a menudo, especialmente de noche
  • Dificultad al comenzar o detener el chorro de orina
  • Un chorro de orina débil o interrumpido
  • No poder orinar
  • Gotear orina al reírse o al toser
  • Dolor o ardor al orinar
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Un dolor sordo o rigidez en la espalda baja, las costillas o la parte superior de los muslos
  • Inflamación, debilidad o entumecimiento de las extremidades inferiores
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Para diagnosticar el cáncer de próstata, su médico puede ordenar una serie de exámenes. Estos exámenes ayudarán a su médico a obtener un entendimiento más completo de su cáncer y determinar cuán rápidamente este puede crecer y regarse. Porque cada paciente es distinto, los exámenes de diagnóstico le proporcionarán a su equipo médico con la información que necesitan para tratar su cáncer.

Los exámenes más comunes para el cáncer de próstata son:

  • Examen rectal digital (DRE por sus siglas en inglés), el cual busca inflamación y áreas duras o bultos en la próstata
  • La prueba de PSA, la cual mide el nivel del antígeno prostático específico, una proteína que se encuentra en la sangre de un hombre, producida por la glándula prostática.
  • Biopsia de la próstata, en la cual el médico obtiene tejido de la glándula para determinar si hay células cancerosas presentes.

Cuando una biopsia confirma que hay cáncer presente, su médico tendrá que evaluar el nivel de agresividad o el grado de las células cancerosas. El patólogo mira las muestras de la biopsia bajo un microscopio y compara las células cancerosas con las células normales de la próstata. La puntuación Gleason, una escala del 2 al 10, se usa para clasificar el cáncer de próstata. Mientras más bajo sea el número, más lucen las células cancerosas como células normales. Esto significa que el cáncer crece y se riega lentamente y es más fácil de tratar. Los grados más altos de cáncer lucen muy diferentes a las células normales de la próstata y son más difíciles de tratar. La mayoría de los cánceres de la próstata tienen un grado de por lo menos 6.

En Miami Cancer Institute, nuestro equipo de expertos ofrece los tratamientos más avanzados para el cáncer de próstata. El tratamiento correcto para usted depende de su edad, el grado del tumor (puntuación Gleason), la ubicación del tumor, la etapa de la enfermedad y su estado de salud en general. Familiarizarse con sus opciones de tratamiento puede ayudarle a tomar un papel activo en su atención de salud.

Su médico repasará sus opciones de tratamiento y le hablará de los efectos secundarios y de los resultados esperados. Usted y su médico colaborarán juntos para desarrollar el plan de tratamiento que mejor combata su enfermedad.

Si su cáncer está confinado a la próstata, está considerado localizado. La cirugía y la radioterapia son tratamientos locales.

  • Cirugía - Si su médico recomienda cirugía, los médicos de Miami Cancer Institute son líderes en el campo de la cirugía robótica, ofreciendo una manera mínimamente invasiva de extirpar la glándula prostática. El robot facilita y hace más precisa la operación dentro de la sensitiva anatomía del sistema urológico. El cirujano manipula los instrumentos - algunos tan pequeños como la punta de un lápiz – a través de pequeñas incisiones y de espacios estrechos dentro del cuerpo, ayudando a preservar y a proteger los delicados nervios que rodean a la próstata. Esto también permite un recuperación más rápida y el retorno de la continencia urinaria y la función sexual.
  • La radioterapia, la cual utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas, también es una opción para los hombres con cáncer de próstata en sus primeras etapas. Los tipos de radiación incluyen radiación de rayo externo, radiación interna o de implante, braquiterapia y terapia de protones.

Algunas veces el cáncer de próstata crece tan lentamente que la cirugía o la radioterapia puede hacer más daño que bien. En esos casos, los médicos monitorean el cáncer muy de cerca con lo que llaman “vigilancia activa”. Si usted y su médico están de acuerdo en que la vigilancia activa es una buena idea, su tratamiento incluirá visitas regulares al médico y pruebas de sangre para medir el antígeno prostático específico (PSA). Si el cáncer crece o si su condición cambia, su médico puede comenzar el tratamiento.

  • Si el cáncer se ha regado más allá de la próstata, los médicos usan tratamientos sistemáticos. Estos incluyen la terapia de hormonas, la quimioterapia y las vacunas para el cáncer de próstata.
  • Las pruebas moleculares están a punto de convertirse en parte de las directrices de tratamiento para el cáncer de próstata. Estas pruebas pueden proporcionar información que va más allá de identificar el tipo de cáncer que tiene un paciente, pero también pueden ayudar a definir las opciones de tratamiento que ofrecen los mejores resultados para los pacientes.

Los médicos y los científicos continúan investigando nuevos tratamientos para el cáncer de próstata. Usted puede ser elegible para ensayos clínicos​ para probar estos tratamientos. Hable con su médico para obtener más información.