Cáncer de la Sangre y de la Médula Ósea | Miami Cancer Institute | Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2j4u5Rp Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

 Cáncer de la Sangre y de la Médula Ósea

El diagnóstico de cáncer de la sangre o de la médula ósea puede ser aterrante. Si usted ha sido recientemente diagnosticado, estará lleno de preguntas e inquietudes. En Miami C​ancer Institute, le ayudaremos a entender toda la información y le guiaremos a través del tratamiento con compasión y experiencia.

Los cánceres de la sangre y de la médula ósea son un grupo de cánceres que afectan la producción y la función de las células de su sangre. La mayoría de estos cánceres comienzan en la médula ósea, donde es fabricada la sangre. El cáncer se forma cuando el proceso de desarrollo normal de una célula de sangre es interrumpido por el crecimiento descontrolado de células anormales.

Los tipos de cánceres de la sangre y de la médula ósea incluyen:

  • El Linfoma es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en el sistema linfático. El sistema linfático es parte del sistema inmunológico del cuerpo, el cual ayuda a prevenir las infecciones. El linfoma puede afectar los nódulos linfáticos o ganglios en todas partes del cuerpo u órganos tales como el vaso. Hay dos tipos principales de linfomas:

    • El Linfoma de Hodgkin comienza cuando se desarrollan células grandes y anormales, llamadas células de Reed-Sternberg en los ganglios linfáticos. Con los avances en el tratamiento, muchos pacientes con la enfermedad de Hodgkin pueden ser curados.
    • El Linfoma No Hodgkin comienza con un cambio anormal en un glóbulo blanco llamado linfocito, en un ganglio linfático o en el tejido linfático. Es más común que el linfoma de Hodgkins.
  • El Mieloma es un cáncer de las células plasma, las cuales fabrican anticuerpos que combaten las infecciones. Existen varios tipos de mieloma, de los cuales el mieloma múltiple es el más común, afectando a más de un 90 por ciento de los pacientes diagnosticados.


¿Qué causa el cáncer de la sangre y de la médula ósea?

Los médicos no saben la causa del cáncer de la sangre y de la médula ósea. La mayoría de los pacientes que desarrollan cáncer no tienen factores de riesgo conocidos. Algunas investigaciones indican que la exposición a los altos niveles de radiación o a ciertos químicos, el tabaquismo y un historial familiar pueden aumentar el riesgo.


¿Cuáles son los síntomas del cáncer de la sangre y de la médula ósea?

Los pacientes pueden experimentar los síntomas del cáncer de la sangre y de la médula ósea de manera distinta, dependiendo del tipo de enfermedad que puedan tener. Los síntomas más comunes son:

  • Ganglios, hígado o vaso inflamados o sensibles
  • Pérdida de peso
  • Fatiga y debilidad
  • Fiebre
  • Dolor en los huesos o en las articulaciones
  • Sudores nocturnos
  • Infecciones recurrentes
  • Sangramiento y moretones
  • Tos y falta de aire
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Para diagnosticar el cáncer de la sangre y de la médula ósea, su médico ordenará una serie de exámenes. Estos exámenes le ayudarán a su médico a obtener un entendimiento completo de su cáncer y de sus efectos en su cuerpo. El diagnóstico preciso de dará a nuestro equipo las herramientas necesarias para tratar su enfermedad con éxito.

Los exámenes más comunes para el cáncer de la sangre y de la médula ósea son:

  • Análisis de sangre y de orina
  • Aspiración o biopsia de la médula ósea, en la cual el médico toma una pequeña muestra de líquido o tejido de la médula ósea y examina las células anormales
  • Biopsia de los ganglios linfáticos en la cual el médico obtiene y evalúa tejido o células de los ganglios linfáticos
  • Estudios por imágenes tales como escán por tomografía computarizada (CT), escán PET, imágenes de resonancia magnética (MRI), rayos-X o ultrasonido
  • Punción lumbar, en la cual el médico obtiene y evalúa una muestra del líquido cerebroespinal del canal espinal

En Miami Cancer Institute, nuestro equipo ofrece los tratamientos más avanzados para el cáncer de la sangre y de la médula espinal. Varios especialistas, incluyendo oncólogos, hematólogos y expertos en radioterapia, tomarán parte en su atención de salud. Trabajaremos en conjunto para asegurar que usted tenga los mejores recursos para combatir su enfermedad.

El tratamiento correcto para usted dependerá de su edad, el tipo y el alcance de la enfermedad y su estado general de salud. Su equipo médico discutirá sus opciones, los efectos secundarios y los resultados esperados.

Los tratamientos pueden incluir (solos o en combinación):

  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Transfusiones de sangre
  • Terapia biológica (inmunológica)
  • Cirugía
  • Trasplante de médula ósea o de células madres
  • Medicamentos para controlar el dolor