Cáncer Anal | Miami Cancer Institute | Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2Mx4GtU Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

 Cáncer Anal

Como parte del tratamiento del cáncer anal, el equipo de atención altamente calificado de Miami Cancer Institute hará todo lo que esté a su alcance para preservar la funcionalidad de su cuerpo y su calidad de vida.

En el ano pueden formarse diversos tipos de tumores, entre ellos, tumores malignos (cancerosos), benignos (no cancerosos) y precancerosos (que pueden convertirse en cáncer). El cáncer anal es más frecuente en las mujeres que en los hombres porque más mujeres tienen el virus del papiloma humano (VPH) lo que constituye un factor de predisposición a la enfermedad.

Factores de riesgo de contraer cáncer anal

Se han identificado varios factores que aumentan el riesgo de contraer cáncer anal, entre ellos:

  • Ser mayor de 50 años.
  • Múltiples parejas sexuales.
  • Relaciones sexuales anales.
  • Uso de productos de tabaco.
  • Antecedentes de cáncer de cuello uterino, de vulva o vaginal.
  • Infección por el virus del papiloma humano (VPH).
  • Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Uso de medicamentos inmunosupresores.

Síntomas del cáncer anal

El cáncer anal a menudo es asintomático. En los casos en los que sí se manifiestan síntomas, estos son:

  • Sangrado o secreción anal.
  • Cambios en las evacuaciones o en el aspecto de las heces.
  • Presencia de un bulto cerca del ano.
  • Dolor o presión alrededor del ano.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en la región anal o inguinal.
​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Los especialistas en diagnósticos de Miami Cancer Institute emp​lean las tecnologías más avanzadas y técnicas mínimamente invasivas para diagnosticar el cáncer. Si presenta síntomas de cáncer anal el médico le hará un examen físico y revisará su historial de salud, lo que abarca sus hábitos, estilo de vida y antecedentes familiares.

También le harán una o más de las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Exámenes de imagenología como radiografías, ecografías, tomografías computarizadas (CT), resonancias magnéticas (MRI), tomografías por emisión de positrones (PET), colonoscopia, proctoscopia y anoscopia.
  • Biopsia por aspiración con aguja fina para determinar si el cáncer se ha diseminado.
  • Análisis clínicos, tales como análisis de sangre, orina o heces, medición de la concentración de ciertas sustancias segregadas por órganos, tejidos o células tumorales presentes en su organismo.
  • Laparoscopia, mediante la cual el médico puede visualizar los órganos en la cavidad abdominal.

El tratamiento del cáncer anal tiene mayores probabilidades de ser eficaz si lo administran especialistas con amplia experiencia y mediante las técnicas más avanzadas. Entre las opciones de tratamiento se encuentran:

  • Cirugía para extirpar el tumor y el tejido afectado.
  • Quimioterapia para destruir células cancerosas y controlar su crecimiento.
  • Medicamentos para aliviar y mitigar el dolor.
  • Radioterapia que se concentra específicamente en el tumor canceroso y de esta forma evita dañar tejidos sanos.
  • Tratamientos dirigidos que emplean medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar tipos específicos de células cancerosas, bloquear su crecimiento y diseminación.
  • Ensayos clínicos en los que se proporciona acceso a nuevos tratamientos.

Los expertos de nuestro Centro de Apoyo al Paciente de Cáncer colaboran con su equipo de atención para ofrecerle tratamientos de apoyo en aspectos tales como oncología psicosocial, tratamiento del dolor, medicina integral, nutrición y ejercicio, y rehabilitación.