Rehabilitación de Cáncer | Miami Cancer Institute | Baptist Health South Florida
Omitir los comandos de cinta Saltar al contenido principal https://bapth.lt/2jQ7xRB Error 01XX0: La columna 'bitlyUrl' no existe. Puede que otro usuario la haya eliminado.
menu

Rehabilitación de Cáncer

En Miami Cancer Institute, creemos que es importante para el equipo de atención de salud el discutir las necesidades y opciones de rehabilitación con los pacientes antes de que estos comiencen su tratamiento.

Eso es debido a que el identificar los síntomas y las señales de los problemas potenciales temprano puede significar que la rehabilitación comienza antes de que un problema de convierta en algo más serio. Cada paciente es distinto, y aunque usted pueda tener el mismo tipo de cáncer que otro paciente, sus necesidades de rehabilitación serán únicas. Nuestra meta es ayudarle a recobrar el control sobre muchos de los aspectos de su vida y permanecer tan independiente y productivo como sea posible.

Nuestro equipo de médicos especializados en rehabilitación, psiquiatras y terapistas trabajarán con usted para desarrollar un programa que aborde todas sus inquietudes específicas. Entre nuestros servicios están:

  • Restauración de la función musculoesquelética – para ayudar a restaurar la movilidad y la función, particularmente cuando la columna, los huesos, los músculos y otros tejidos suaves son afectados por el cáncer o por el tratamiento contra el cáncer.
  • Fisioterapia – ejercicios que ayudan con la función física y la seguridad, la fortaleza, la flexibilidad, el rango de movimiento, el manejo del dolor y la fatiga.
  • Terapia Ocupacional – para ayudarle con las rutinas de la vida diaria tales como vestirse, comer y bañarse.
  • Terapia del Habla y para Tragar – técnicas para ayudar con los problemas del habla y el lenguaje, la boca reseca y la dificultad al tragar.
  • Terapia para Linfedema – terapia para ayudar a prevenir o a reducir la inflamación en las extremidades que puede ocurrir cuando se acumula líquido debajo de la piel. Normalmente, los ganglios linfáticos y los vasos sanguíneos llevan este líquido a través del cuerpo; pero si los ganglios son extirpados o los vasos son lesionados, el líquido puede acumularse, causando inflamación y dolor, y aumentando el riesgo para las infecciones.

Su equipo de atención de salud reevaluará su plan de rehabilitación a través de su jornada, ya que sus necesidades pueden cambiar durante y después de su tratamiento.​​