Baptist Health Brain & Spine Care Neurosurgery Program

We have decades of experience caring for patients with Neurological Conditions, pioneering minimally invasive treatments and leading research for new treatments to improve patient outcomes.

Learn More About Our Neurosurgery Program

Cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral

¿Qué es una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

La cirugía mínimamente invasiva de columna vertebral (MISS, por su sigla en inglés) es un tipo de cirugía que se hace en los huesos de la columna. Para este tipo de cirugía, se hacen incisiones más pequeñas que en la cirugía estándar. Esto suele causar menos daño en los músculos cercanos y otros tejidos. Puede tener menos dolor y una recuperación más rápida después de la cirugía.

El método estándar de cirugía de la columna vertebral se denomina cirugía abierta o miniabierta. En este caso, se hacen incisiones más largas en la espalda, al costado o en el abdomen. Es necesario apartar los músculos y los tejidos blandos que rodean la columna vertebral.

En la MISS, el proveedor de atención médica hace una o más incisiones más pequeñas. Luego, se introduce un dispositivo llamado retractor tubular. Se trata de un instrumento rígido en forma de tubo. Permite crear un túnel hasta la zona afectada de la columna vertebral. Con suavidad, permite apartar el músculo y el tejido blando que rodea la zona. A continuación, el cirujano puede introducir instrumentos pequeños a través del túnel para trabajar en la columna vertebral. El cirujano también usa un microscopio quirúrgico especial, cámaras de alta resolución, guía robótica y asistida por computadora y radiografías de la columna vertebral en tiempo real.

Los cirujanos pueden usar la cirugía de columna mínimamente invasiva para algunos tipos de cirugía de columna vertebral. Entre ellas, se incluyen la discectomía lumbar o cervical, la laminectomía descompresiva y la fusión de la columna vertebral con barras metálicas y tornillos.

¿Por qué podría necesitar una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

La mayoría de las personas con dolor de espalda no necesitan cirugía. El proveedor de atención médica puede indicarle la cirugía de columna vertebral si tiene algún problema de espalda que no mejoró con otro tratamiento, como medicamentos, cuidados quiroprácticos o fisioterapia. Si aún tiene mucho dolor, la cirugía de columna vertebral podría corregir el problema. Sin embargo, con esta cirugía no se pueden remediar todos los problemas de espalda. El proveedor de atención médica solo le recomendará una cirugía de columna vertebral si tiene un problema para el que la cirugía podría ser de ayuda. Esto incluye afecciones tales como las siguientes:

  • Hernia de disco

  • Estenosis espinal (estrechamiento del conducto vertebral)

  • Deformidades de la columna vertebral (como la escoliosis)

  • Inestabilidad de la columna

  • Espondilolistesis (cuando una vértebra se desliza hacia delante)

  • Espondilolisis o defecto en la pars (defecto en alguna parte de una vértebra inferior)

  • Fractura en una vértebra

  • Extirpación de un tumor en la columna vertebral

  • Infección en la columna vertebral

Si está pensando en someterse a una cirugía de la columna vertebral, pregunte al proveedor de atención médica si la MISS es una opción en su caso. No todos los tipos de cirugía de columna vertebral pueden hacerse con el procedimiento mínimamente invasivo. Además, no todos los hospitales o centros quirúrgicos están equipados para hacer este tipo de cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

Toda cirugía tiene algunos riesgos. Entre los riesgos de la MISS, se encuentran los siguientes:

  • Infección

  • Sangrado excesivo

  • Dolor en el lugar del injerto

  • Daño en los nervios

  • Coágulos de sangre

  • Complicaciones de la anestesia

  • Pérdida de líquido cefalorraquídeo. Esto puede provocar dolores de cabeza u otros problemas.

  • Que no brinde suficiente alivio para su dolor de espalda

Los riesgos pueden variar en función de la edad, de su estado general de salud y del tipo de cirugía que le hagan. Hacerse la cirugía en un establecimiento que tiene experiencia en este tipo de método puede reducir los riesgos. Hable con el proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos más frecuentes en su caso. Pregunte también por la preparación de los cirujanos que hacen la MISS. Esto incluye la certificación en el uso de tecnologías quirúrgicas especializadas, como la robótica, la cantidad de veces que la usaron y los resultados en los pacientes.

¿Cómo me preparo para una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

Hable con el proveedor de atención médica sobre cómo prepararse para la cirugía. Infórmele sobre todos los medicamentos que usa. Esto incluye todos los medicamentos de venta libre, como la aspirina. Es posible que deba dejar de usar algunos medicamentos antes del procedimiento, como los anticoagulantes. Si fuma o usa productos con nicotina, deberá dejar de hacerlo antes de la cirugía. La nicotina puede retrasar la recuperación. Hable con el proveedor de atención médica si necesita ayuda para dejar de fumar.

Antes de la cirugía, es posible que deba realizarse pruebas de diagnóstico por imágenes. Por ejemplo, radiografías o una resonancia magnética.

Siga las instrucciones que le hayan dado con respecto a no comer ni beber antes de la cirugía. Informe al proveedor de atención médica sobre cualquier cambio que haya tenido recientemente en su salud, como fiebre.

¿Qué ocurre durante una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

A la cirugía de columna mínimamente invasiva la hace un cirujano ortopédico o neurocirujano y un equipo médico especializado. Los detalles de la cirugía CCMI dependerán de la parte de la columna vertebral que vaya a tratarse y de otros factores. El proveedor de atención médica puede explicarle lo que sucederá en la cirugía. Este es un ejemplo de cómo podría hacerse la cirugía CCMI:

  • Es posible que le den algún tipo de anestesia que adormezca parte de su cuerpo. Probablemente también le administrarán sedación. Eso hará que se sienta relajado pero despierto durante la cirugía. O puede que le coloquen anestesia general. Eso evita el dolor y hará que duerma durante toda la cirugía.

  • Durante la cirugía, un proveedor de atención médica vigilará atentamente sus signos vitales, como su frecuencia cardíaca y su presión arterial.

  • Es posible que le den antibióticos antes y después de la cirugía. Esto ayuda a prevenir infecciones.

  • Durante el procedimiento, el cirujano usará un tipo de radiografía especial para ver la cirugía.

  • Es posible que le inyecten un medicamento sedante (anestesia local).

  • El proveedor de atención médica le hará una incisión pequeña en la espalda, en la zona que necesita tratamiento. Introducirá un retractor tubular a través de esta incisión. De esta manera, quedará expuesta la parte de la columna vertebral que requiere tratamiento.

  • Luego, pasará instrumentos pequeños a través de este retractor. Eso incluye una cámara diminuta y una luz.

  • Luego, el proveedor de atención médica hará las reparaciones necesarias en la columna vertebral.

  • Una vez finalizadas las reparaciones, se extraen los instrumentos y el retractor. Le cerrarán las incisiones con puntos, pegamento quirúrgico o grapas. Le cubrirá la herida con un pequeño apósito.

¿Qué ocurre después de una cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral?

Algunos tipos de cirugía CCMI pueden hacerse como procedimiento ambulatorio. Eso significa que podrá irse a casa en 23 horas o menos. Necesitará quedarse un par de horas después del procedimiento para que el proveedor de atención médica pueda controlarlo y detectar si hay algún problema. O puede que necesite permanecer una o más noches en el hospital. Cuando esté listo para irse a casa, deberá pedirle a alguien que lo lleve a casa. Si se colocó un drenaje en la herida, por lo general se puede ir a casa entre 1 y 3 días después de la cirugía.

Sentirá algo de dolor después de la cirugía. Para aliviarlo, use analgésicos, aplíquese compresas frías y camine con regularidad. Pregunte al proveedor de atención médica si hay algún analgésico de venta libre que no debería tomar. Con frecuencia, el dolor se va bastante rápido.

Puede volver a comer normalmente tan pronto como sea capaz de hacerlo.

Se recomienda hacer ejercicios respiratorios con un espirómetro durante los primeros días después de la cirugía. Esto permite que todas las partes de los pulmones se vuelvan a expandir y se eliminen las secreciones.

Es posible que salga una pequeña cantidad de líquido de la incisión. Esto es normal. Informe de inmediato al proveedor de atención médica si la cantidad de líquido aumenta o si tiene fiebre o el dolor empeora. Llame al proveedor de atención médica de inmediato si tiene síntomas graves, como dificultad para respirar o dolor de cabeza intenso.

El proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo manejar la espalda después de la cirugía. Es posible que necesite cuidarse de no levantar cosas ni flexionar la espalda. Quizás necesite usar un corsé ortopédico durante cierto tiempo después del procedimiento. Es posible que necesite fisioterapia después de la cirugía. Esto es para fortalecer los músculos alrededor de la columna vertebral y ayudarle a recuperarse. El tiempo que tome su recuperación dependerá del tipo de cirugía que le hayan hecho y su estado general de salud. Debería poder regresar a sus actividades normales en algunas semanas.

Asegúrese de seguir todas las instrucciones del proveedor de atención médica acerca del tratamiento y de asistir a todas las citas de seguimiento. Eso ayudará a garantizar que la cirugía funcione bien para usted.

Próximos pasos

Antes de aceptar someterse al procedimiento o a la prueba, asegúrese de saber lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se hace la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le harán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que hará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español