Baptist Health Brain & Spine Care Neurology Program

We have decades of experience caring for patients with Neurological Conditions, pioneering minimally invasive treatments and leading research for new treatments to improve patient outcomes.

Learn More About Our Neurology Program

Cefaleas en racimos

¿Qué es una cefalea en racimos?

Las cefaleas en racimos son poco frecuentes en comparación con otros tipos de cefaleas. El dolor que causan es intenso y suele repetirse siempre de la misma forma. Se producen en grupos o racimos. Cada ataque dura entre 1 y 3 horas en promedio. Pueden ocurrir cada dos días o hasta varias veces al día. Los períodos de racimos van seguidos de remisiones en las que no hay dolores de cabeza. Pueden durar meses o años. 

Las cefaleas en racimos afectan más a los hombres que a las mujeres. Las cefaleas suelen empezar alrededor de los 30 años.

¿Cuáles son las causas de la cefalea en racimos?

Los investigadores no saben exactamente qué causa las cefaleas en racimos. Parecen estar relacionadas con la liberación repentina de histamina o serotonina en el organismo.

Los siguientes factores pueden desencadenar cefaleas en racimos:

  • Consumo de alcohol o tabaco

  • Cambio a una altitud elevada

  • Luz brillante

  • Ejercicio o esfuerzo físico

  • Calor, ya sea por el clima o por un baño

  • Alimentos que contienen nitratos, como el tocino o el fiambre

  • Consumo de cocaína

¿Cuáles son los síntomas de la cefalea en racimos?

Los siguientes son los síntomas comunes de la cefalea en racimos:

  • Aparición repentina de dolor, generalmente alrededor o detrás del ojo

  • El dolor alcanza su punto máximo en unos 10 o 15 minutos

  • Inquietud o agitación

  • Ojos rojos o llorosos

  • Congestión nasal

  • Sudor en la frente

  • Párpados caídos o hinchados

  • Cambios en la pupila del ojo durante una cefalea en racimos

Los síntomas de la cefalea en racimos pueden parecerse a los de otras afecciones de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la cefalea en racimos?

El proveedor de atención médica diagnosticará la cefalea en racimos según los antecedentes de un patrón de dolores de cabeza casi diarios que reaparecen una y otra vez durante días, semanas o meses.

¿Cómo se tratan las cefaleas en racimos?

Para el tratamiento de las cefaleas en racimos se usa un doble enfoque:

  • Cómo detener un ataque

  • Cómo evitar futuros ataques

Para detener o al menos controlar un ataque en curso, se le puede administrar terapia de oxígeno en dosis altas a través de una mascarilla facial durante 15 a 20 minutos. El proveedor de atención médica también puede recetarle una inyección llamada sumatriptán para aliviar el dolor intenso de una cefalea en racimos. El sumatriptán es un agonista selectivo de los receptores de serotonina. Este medicamento hace que se contraigan los vasos sanguíneos del cerebro. Esto alivia el dolor. También pueden probarse otros triptanos si el sumatriptán no ayuda.

La segunda parte del tratamiento de la cefalea en racimos consiste en prevenir los ataques recurrentes mediante el uso diario de medicamentos. Se usan varios medicamentos para prevenir las crisis de cefalea en racimos:

  • Verapamilo. Medicamento que relaja los vasos sanguíneos.

  • Prednisona. Esteroide que reduce la inflamación y la hinchazón.

  • Carbonato de litio. Medicamento que restablece el equilibrio de ciertas sustancias químicas cerebrales.

  • Medicamentos anticonvulsivos. Medicamentos que pueden reducir el número de cefaleas en racimos.

  • Galcanezumab. Se trata de un medicamento más reciente.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la cefalea en racimos?

Una verdadera cefalea en racimos no pone en peligro la vida. No causa daños cerebrales permanentes. Sin embargo, suelen ser de larga duración (crónicas) y recurrentes. Pueden interferir en su estilo de vida o en el trabajo.

¿Se pueden prevenir las cefaleas en racimos?

Para prevenir una cefalea en racimos, es importante averiguar qué desencadena los dolores de cabeza. Intente no fumar ni consumir alcohol.  Escriba un diario en el que describa lo que estaba haciendo, comiendo o bebiendo cuando empezó el dolor de cabeza. Lleve el diario a sus citas. La información del diario puede serle útil al proveedor de atención médica para recetarle un medicamento y un plan de tratamiento que lo ayuden a prevenir las cefaleas en racimos.

Hombre sentado a una mesa, escribiendo.
Llevar un diario de las cefaleas puede ayudar al proveedor de atención médica a elaborar un plan de tratamiento.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica?

Las cefaleas en racimos pueden presentar algunos signos de peligro que indican que debe recibir atención médica de inmediato. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Cambios en el estado de alerta

  • Pérdida del movimiento o de la sensibilidad

  • Somnolencia

  • Náuseas o vómitos

  • Actividad convulsiva

  • Cambios en la vista

Información importante sobre la cefalea en racimos

  • Las cefaleas en racimos se producen en grupos, o racimos, y cada ataque dura entre 1 y 3 horas en promedio.

  • Pueden ocurrir día de por medio o varias veces al día.

  • Los períodos de racimos van seguidos de remisiones que pueden durar meses o años.

  • En comparación con otros tipos de cefaleas primarias, las cefaleas en racimos son poco frecuentes.

  • El dolor que causan es intenso y suele repetirse siempre de la misma forma

  • Descubrir los factores desencadenantes del dolor de cabeza puede prevenir su aparición.

  • Una verdadera cefalea en racimos no pone en peligro la vida ni causa daños cerebrales permanentes.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la cita con el proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la cita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la consulta, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice el proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor de atención médica si tiene preguntas.

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español