Este enfoque de atención hace hincapié en la colaboración con los pacientes y las familias de todas las edades, en todos los niveles de atención y entornos médicos. Además, reconoce que las familias, sin importar cuál sea su definición, son esenciales para la salud y el bienestar de los pacientes, y son aliadas en calidad y seguridad dentro del sistema de atención médica.

Tenemos el compromiso de garantizar que todos nuestros pacientes y sus familiares reciban una atención excepcional y compasiva de cada integrante de nuestro equipo. Nos esforzamos continuamente por ofrecer una atención segura, eficaz, oportuna, eficiente y equitativa, que esté centrada en el paciente. Gran parte de nuestro personal de enfermería lidera o participa en iniciativas para mejorar la experiencia del paciente.

Educación para pacientes y familiares

Un indicador clave de la atención de calidad es un paciente mejor informado. Nuestro personal de enfermería participa activamente en educar a los pacientes y sus familiares acerca de los cuidados que reciben. Proporcionan folletos y material impreso redactado a un nivel de lectura que facilita la comprensión. Además, comparte sus conocimientos con los pacientes, adoptando un enfoque que toma en cuenta el aspecto cultural.

Asimismo, el personal de enfermería emplea una metodología que consiste en demostrar lo aprendido en las reuniones personalizadas con pacientes y familiares. Este principio requiere que el paciente repita o le demuestre al enfermero la técnica correcta de tratamiento enseñada, después de haber recibido las instrucciones.

Rondas a cada hora y rondas interdisciplinarias

Rondas a cada hora y rondas interdisciplinarias

El Departamento de Enfermería continúa perfeccionando su iniciativa de rondas cada hora y favorece las rondas interdisciplinarias. Mediante este modelo se pueden anticipar las necesidades de los pacientes y solucionarlas en intervalos regulares. Las rondas interdisciplinarias a pie de cama ayudan a mejorar la comunicación entre los proveedores de servicios, los pacientes y sus familiares al reunir a todos los profesionales médicos simultáneamente para analizar los planes de tratamiento. Todas las iniciativas vinculadas a las rondas mejoran la relación enfermero-paciente centrándose en conversaciones de calidad. Las rondas propician interacciones eficaces y compasivas, que dan como resultado una atención mejorada al paciente. Se ha demostrado que aumentar la interacción con el personal de enfermería mejora la seguridad del paciente, la percepción de la atención y la satisfacción de la familia.
Comunicación de relevo

Comunicación de relevo

La comunicación de relevo se produce cuando un proveedor transfiere su responsabilidad con un paciente y otro proveedor la asume. Es un proceso en tiempo real que se logra mediante una comunicación eficaz y elimina el riesgo inherente en las transiciones de cuidados entre un enfermero y otro y entre el personal de enfermería y otros proveedores. Para garantizar una transición sin complicaciones, Baptist Health ha continuado su enfoque en estandarizar la comunicación de relevo usando el formato SBAR, que es el acrónimo en inglés de situación, antecedentes, evaluación y recomendación. El objetivo de este proceso de relevo es garantizar la continuidad de la atención y la seguridad de los pacientes. El relevo superior de pacientes entre un departamento y otro es integral y está arraigado en el ejercicio de la enfermería.
Seguridad del paciente

Seguridad del paciente

La seguridad del paciente es un principio fundamental en Baptist Health, y el personal de enfermería desempeña la función clave de su defensa y salvaguarda. Es conveniente que los pacientes y sus familias se asocien con sus cuidadores y se sientan cómodos al hacer preguntas al personal de enfermería, así como solicitar información y educación. Esta colaboración continuará ayudando al personal de enfermería a brindar una atención segura usando las mejores prácticas a nivel nacional.