Vida

Zika: Una amenaza de virus muy distinta a la de Ebola

En nuestro mundo del siglo 21, los virus peligrosos tienen el potencial de propagarse como el fuego, de un continente al otro, originando con un simple viaje por avión. Pudimos ver esa aterrante realidad en el 2014 con el brote más grande de Ebola en la historia.

Una amenaza distinta en el 2016 tiene que ver con el Zika, un virus propagado por los mosquitos Aedes, los cuales se sabe que viven en todos los países del hemisferio occidental excepto por Canadá y Chile. El Zika no es una amenaza mortal e infecciosa como el Ebola, pero sí puede causar una leve enfermedad parecida a la influenza que ha sido vinculada con devastadores defectos cerebrales en los bebés de las mujeres embarazadas que han sido infectadas. La World Health Organization ha convocado un comité internacional de emergencia para estudiar el brote que se está propagando rápidamente, centrado en Suramérica, con alrededor de media docena de casos de viajeros confirmados en los Estados Unidos. Y los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) han emitido alertas a los viajeros, recomendando que las mujeres embarazadas pospongan los viajes a ciertos países donde los casos de Zika son más prevalentes.

Los expertos en salud pública esperan más casos en los Estados Unidos debido a los viajeros y a la existencia de los mosquitos Aedes aquí. Los mosquitos pueden transmitir el Zika al picar a una persona infectada, convirtiéndose en portadores, y luego picando a otras personas. Eliminar el agua estancada, donde se reproducen los mosquitos, y evitar las picaduras de mosquitos son las mejores maneras de protegerse del Zika, dijo Barbara Russell, R.N., directora de control de infecciones de Baptist Hospital y líder en el campo por muchos años.

Trabajando para educar al público

“Estamos aprendiendo más y más acerca del Zika”, dijo Russell, añadiendo que “es sólo cuestión de tiempo” hasta que se vean más casos en los Estados Unidos. Russell dice que Baptist Health está trabajando para educar al público acerca del Zika y de la importancia de evitar las picaduras de mosquitos, especialmente para las mujeres embarazadas o que están tratando de quedar embarazadas.

Manténgase atento a los CDC para la más reciente información acerca del Zika.

El virus del Zika no requiere el alto nivel de precaución que requiere el Ebola cuando se tratan pacientes que están posiblemente infectados. A diferencia del Zika, el Ebola es a menudo fatal y se propaga a través del contacto directo con fluidos corporales u objetos como agujas que han sido contaminadas.

La propagación del Ebola en el 2014 (el número de muertos alcanzó 11,300) sacó a relucir no solamente el potencial para una pandemia a nivel mundial, pero también la importancia de desarrollar una estrategia de preparación para emergencias para enfermedades biológicas. Aunque no se confirmaron casos en la Florida, varias personas en el Sur de la Florida con síntomas de Ebola (que habían viajado a los países afectados en África Occidental) fueron aislados, examinados y tratados en los hospitales de Baptist Health durante ese período de alarma.

“Francamente tenía a los proveedores, los enfermeros y los médicos bastante nerviosos”, dijo John Braden, M.D., director médico del aclamado Departamento de Preparación Para Emergencias y Seguridad de Baptist Health.

La presencia de posibles pacientes de Ebola, causó el lanzamiento de los planes de control de infecciones y de preparación de emergencia de Baptist Health. Aunque no se usan a menudo, salieron de almacenaje los trajes de protección y los aparatos de respiración necesarios para que los enfermeros y los médicos pudieran tratar a los pacientes de manera segura.

Un nuevo programa de entrenamiento

Tomando lecciones de esa experiencia, Baptist Health recientemente lanzó un nuevo programa de entrenamiento como parte de su plan de aumentar su preparación para las enfermedades biológicas. Decenas de empleados de todos los hospitales de Baptist Health y de sus centros de atención de urgencia están recibiendo el entrenamiento práctico y detallado para convertirse en los expertos de sus instalaciones, en los protocolos de atención para pacientes posiblemente infectados con peligrosas enfermedades contagiosas. El plan se enfoca en mantener al personal y a todos los pacientes y a los visitantes seguros.

“Ya sea Ebola o el Síndrome Respiratorio del Oriente Medio (MERS por sus siglas en inglés) o la viruela, algo nos va a afectar en algún momento dado”, dijo  Rick Whitehurst, R.N., entrenador de preparación para emergencias de Baptist Health desde hace mucho tiempo, quien tiene décadas de experiencia en el campo de respuesta a los desastres.

Los protocolos para tratar a un paciente potencialmente infeccioso se enfocan en ponerse y quitarse la ropa protectora y el equipo especial. Es ahí cuando es más probable que ocurra la propagación accidental de gérmenes. Baptist Health ha adquirido equipo nuevo y rediseñado incluyendo trajes protectores a prueba de líquidos; máscaras médicas N95, protectores faciales, y respiradores de batería que purifican el aire (PAPR por sus siglas en inglés).

“Tener el protocolo perfecto es esencial para mantener un ambiente inmaculado y estéril”, dijo el Dr. Braden.

Los estándares que ha desarrollado Baptist Health alcanzan y hasta exceden las recomendaciones de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades y de la World Health Organization, dijo Jean Arias, R.N., directora de Preparación Para Emergencias. Los empleados que están siendo entrenados como instructores, a su vez entrenarán a otros miembros selectos del personal en su hospital o instalación.

“Nuestra meta es tener cobertura las 24 horas del día y los 7 días de la semana [por un equipo entrenado], en cada Departamento de Emergencia de cada hospital, dijo Arias.

La práctica es crucial para la preparación y para crear proveedores de atención confiados que se sientan cómodos en sus papeles. “Ha sido demostrado una y otra vez que la educación continua es esencial para prevenir la transmisión de todo tipo de infecciones, especialmente aquellas que son altamente infecciosas”, dijo Russell, quien ayudó a desarrollar los protocolos de control de infección que son seguidos a nivel internacional.

Los expertos de Control de Infecciones de Baptist Health como Russell, actúan como intermediarios con el Departamento de Salud del Condado de Miami-Dade durante un posible brote de una enfermedad contagiosa.

Ponerse y quitarse el equipo de protección personal es una operación que requiere la participación de tres personas – el proveedor de atención, un asistente que ayuda con la desinfección y un observador entrenado que se asegura que la lista de instrucciones de múltiples pasos sea seguida al pie de la letra. Los tres deben estar vestidos con equipo de protección personal.

Para  los proveedores de atención, el equipo debe cubrir completamente todas las partes del cuerpo para proporcionar el nivel más alto de protección. De hecho, Baptist Health diseñó y mandó a fabricar capuchas más largas para proporcionar cobertura de superposición.

“No puede haber ningún tipo de gotera”, dijo el Dr. Braden.

Al final del curso, que dura todo un día, los aprendices se ponen ropa y equipo protector de verdad en vez de equipo simulado, para su examen final. Después que están completamente vestidos, el Sr. Whitehurst rocía Glo Germ, un gel o vapor que se utiliza para simular la contaminación de gérmenes. Inclusive después que se seca, el líquido luce fosforescente bajo una luz ultravioleta. “Esto demuestra que se puede poner y quitar la ropa protectora sin contaminarse”, le dijo el Sr. Whitehurst al grupo.

Después que los aprendices se quitaron el equipo, el Sr. Whitehurst irradió una luz ultravioleta en sus manos, brazos, cabeza y cuello. Nada brilló y todos pasaron.

Los líderes corporativos de Baptist Health ponen gran prioridad en todo tipo de preparación para emergencias y aprueban todos los recursos necesarios para crear un ambiente seguro para empleados, pacientes y visitantes.

“Nosotros los que trabajamos para Baptist Health nos sentimos extremadamente afortunados de que esta dedicación a la preparación es apoyada”, dijo Russell.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español