Ciencia

¿Qué impulsa la "gripe de verano"?

En épocas normales, no pandémicas, la temporada de gripe o influenza se produce en los meses de otoño e invierno, con brotes máximos entre diciembre y febrero. Sin embargo, este año se está produciendo un ligero aumento en la gripe en verano, en parte debido a que la mayoría de la gente ha bajado la guardia – en términos de enmascaramiento y distanciamiento social – a medida que la pandemia de la COVID-19 parece calmarse.

No obstante, en el verano del 2022 se está produciendo un aumento en los virus respiratorios, incluyendo los casos leves de COVID-19, cuyos síntomas podrían confundirse con los de la gripe o incluso con los de un mal resfriado que no llega al nivel de la influenza.

En un reciente Facebook LIVE, presentado por la portavoz de Baptist Health, Olga Villaverde, los expertos abordaron el curioso caso de la actual “gripe de verano”. En el panel participaron: Madeline Camejo, M.S., Pharm.D., jefa de farmacia y vicepresidenta de servicios farmacéuticos de Baptist Health South Florida; Ladan Pourmasiha, D.O., doctora de medicina familiar y directora de Baptist Health Urgent Care, y Raymond Latanae Parker, M.D., neumólogo de Baptist Health Quality Network.

Impulsados por la COVID-19 y por el aumento en los casos de gripe, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), recomendaron recientemente el uso de una dosis más alta, o de vacunas antigripales adyuvadas, en lugar de las vacunas antigripales de dosis estándar para los adultos mayores de 65 años. “Las personas de 65 años o más tienen un mayor riesgo de desarrollar serias complicaciones por la gripe en comparación con los adultos jóvenes y sanos. Este mayor riesgo se debe en parte a los cambios en las defensas inmunológicas con el aumento de la edad”, afirman los CDC.

La Dra. Camejo, oficial principal de farmacia de Baptist Health, dijo que la vacuna de la próxima temporada de gripe se está produciendo actualmente.

“Se tarda aproximadamente seis meses en fabricar la vacuna”, explica la Dra. Camejo. “Por lo tanto, comienza en febrero y luego se lanza hasta septiembre. Por eso siempre nos vacunamos contra la gripe durante el otoño”.

Ella añade que hay varios tipos de vacunas. “Está la vacuna inyectable contra la gripe que se puede administrar a los seis meses de edad y mayor – y para las mujeres embarazadas que quieren proteger a su feto”, dijo la Dra. Camejo. “Y luego está el spray nasal, que sólo se administra a personas muy saludables que no están embarazadas. Y luego, siempre queremos dar a nuestros ancianos, a cualquiera que tenga 65 años o más, lo que llamamos la vacuna antigripal de alta dosis, que les ayuda a protegerse de enfermarse de gravedad. Es una dosis mucho mejor. A medida que envejecemos, nuestro sistema inmunológico no funciona tan bien. Así que queremos darles una protección adicional”.

En cuanto al aumento veraniego de gripe y otros virus, la Dra. Pourmasiha explica que hay varios factores en juego.

“Una de las razones es que hemos pasado los dos últimos años en COVID donde nos enmascaramos, nos distanciamos socialmente, nos quedamos en casa y trabajamos desde casa”, dijo la Dra. Pourmasiha. “Y eso nos impidió contraer la COVID, pero también nos impidió contraer estos otros virus. Y otra razón es simplemente que el brote de Omicron que atravesamos en enero, que empujó nuestra temporada de gripe para comenzar típicamente ahora en marzo, en comparación con lo que estábamos viendo antes”.

“Y la tercera razón es la vacuna en general, ya que puede que este año no haya una combinación perfecta, ya que algunas personas no se están vacunando contra la gripe. Y las personas que se están vacunando lo hicieron tan temprano que quizás, en este momento, no les está impidiendo contraer el virus. Y no sólo lo están contrayendo, sino que también lo están propagando”.

El Dr. Parker señala algunos síntomas comunes que se relacionan con las infecciones respiratorias actuales.

“Los síntomas de la gripe son muy clásicos en el sentido de que tienen un inicio abrupto”, explica el Dr. Parker. “Pueden aparecer en una hora: fiebre, tos y malestar general. Y eso no es típico de otros virus. En los últimos dos meses hemos visto más pacientes hospitalizados con gripe. Pero ninguno de ellos está tan enfermo… no están en la Unidad de Cuidados Intensivos. Estos pacientes generalmente tienen algún tipo de condición subyacente y por eso están en el hospital.

¿Cómo se puede saber si es COVID, la gripe u otra cosa?

“No se sabrá a menos que le hagan pruebas”, dijo el Dr. Parker. “Pero tienen síntomas similares (la gripe y la COVID). Lo interesante es que, de nuevo, la gripe es muy abrupta en cuanto a la aparición (de los síntomas), pero tienen síntomas similares. Hay que hacerse la prueba. Si tiene algún tipo de condición subyacente, debe ir a un centro de atención de urgencia para que le hagan pruebas”.

Conozca más en el Resource LIVE: The Curious Case of Surging Summer Sickness transmitido en inglés.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.