Investigación

A menos que exista una deficiencia, los suplementos de vitamina D son innecesarios para la salud ósea

Los suplementos de vitamina D se recomiendan ampliamente para ayudar a disminuir el riesgo de osteoporosis, pero un nuevo ensayo clínico ha descubierto que no son beneficiosos para los adultos saludables. En línea con otros estudios, los suplementos de vitamina D deben ser tomados principalmente por aquellas personas a las que su médico haya diagnosticado una deficiencia de vitamina D.


Alexander Gaukhman, M.D., cirujano ortopédico de Baptist Health Orthopedic Care en Boca Raton Regional Hospital. 

Los suplementos de vitamina D se recomiendan ampliamente para ayudar a disminuir el riesgo de osteoporosis, pero un nuevo ensayo clínico ha descubierto que no son beneficiosos para los adultos saludables. En línea con otros estudios, los suplementos de vitamina D deben ser tomados principalmente por aquellas personas a las que su médico haya diagnosticado una deficiencia de vitamina D.

“Los estudios grandes y bien diseñados nos proporcionan el más alto nivel de evidencia para ayudar a tomar una decisión clínica”, explica Alexander Gaukhman, M.D., cirujano ortopédico de Baptist Health Orthopedic Care en Boca Raton Regional Hospital.  “Según un estudio publicado recientemente en la revista médica New England Journal Of Medicine acerca de la vitamina D, los pacientes que no tenían una deficiencia de vitamina D no se beneficiaron de la suplementación oral sin receta”.

El objetivo del nuevo ensayo clínico aleatorio era determinar si la suplementación oral con vitamina D podía mejorar la salud ósea en los pacientes mayores de 50 años.

En un amplio ensayo controlado y aleatorizado, los investigadores comprobaron si un suplemento de vitamina D3 de 2000 UI al día resultaría en un menor riesgo de fractura en comparación con el placebo. Luego de un periodo medio de seguimiento de cinco años, no hubo diferencias en cuanto a las fracturas entre los dos grupos, lo que llevó al estudio a concluir que la administración de suplementos orales de vitamina D en individuos saludables no redujo el riesgo de fractura osteoporótica.

La vitamina D, una vitamina liposoluble, suele adquirirse de forma natural a través de ciertos alimentos y la exposición a la luz del sol. Ayuda a equilibrar la cantidad de calcio y fosfato en nuestro cuerpo, lo que es crucial para la salud de los huesos, los dientes y los músculos. En los adultos mayores, la salud ósea es vital para prevenir las caídas y las fracturas por fragilidad.

“Siempre es útil hablar de la administración de suplementos por vía oral con un médico de atención primaria o con su cirujano ortopédico”, dice el Dr. Gaukhman. “Si tiene una deficiencia de vitamina D, debe seguir tomando los suplementos tal y como se le han recetado, ya que una deficiencia podría causar una disminución de la densidad mineral ósea y aumentar el riesgo de una fractura osteoporótica”.

La importancia de tener niveles adecuados de vitamina D ha suscitado más atención desde la pandemia de la COVID-19. Esto se debe a que la vitamina D también puede reforzar el sistema inmunológico del cuerpo para combatir las enfermedades infecciosas. Algunos estudios han descubierto que las deficiencias de vitamina D pueden aumentar el riesgo de infección por COVID y de enfermedad grave. Pero incluso antes de la pandemia, se estimaba que más del 40% de los adultos estadounidenses tenían algún grado de deficiencia de vitamina D.

“Una dieta saludable en combinación con ejercicios regulares de soporte de peso, incluyendo el entrenamiento de la marcha, es de suma importancia en la población geriátrica”, dijo el Dr. Gaukhman. Empezar con 30 minutos al día y aumentar la resistencia hasta un nivel cómodo puede ayudar a disminuir el riesgo de caídas y las fracturas subsiguientes. Junto con una dieta saludable, el ejercicio diario y los suplementos ocasionales, los pacientes pueden esperar una mejora de su calidad de vida.

“Los estudios grandes y bien diseñados nos proporcionan el más alto nivel de evidencia para ayudar a tomar una decisión clínica”, explica Alexander Gaukhman, M.D., cirujano ortopédico de Baptist Health Orthopedic Care en Boca Raton Regional Hospital.  “Según un estudio publicado recientemente en la revista médica New England Journal Of Medicine acerca de la vitamina D, los pacientes que no tenían una deficiencia de vitamina D no se beneficiaron de la suplementación oral sin receta”.

El objetivo del nuevo ensayo clínico aleatorio era determinar si la suplementación oral con vitamina D podía mejorar la salud ósea en los pacientes mayores de 50 años.

En un amplio ensayo controlado y aleatorizado, los investigadores comprobaron si un suplemento de vitamina D3 de 2000 UI al día resultaría en un menor riesgo de fractura en comparación con el placebo. Luego de un periodo medio de seguimiento de cinco años, no hubo diferencias en cuanto a las fracturas entre los dos grupos, lo que llevó al estudio a concluir que la administración de suplementos orales de vitamina D en individuos saludables no redujo el riesgo de fractura osteoporótica.

La vitamina D, una vitamina liposoluble, suele adquirirse de forma natural a través de ciertos alimentos y la exposición a la luz del sol. Ayuda a equilibrar la cantidad de calcio y fosfato en nuestro cuerpo, lo que es crucial para la salud de los huesos, los dientes y los músculos. En los adultos mayores, la salud ósea es vital para prevenir las caídas y las fracturas por fragilidad.

“Siempre es útil hablar de la administración de suplementos por vía oral con un médico de atención primaria o con su cirujano ortopédico”, dice el Dr. Gaukhman. “Si tiene una deficiencia de vitamina D, debe seguir tomando los suplementos tal y como se le han recetado, ya que una deficiencia podría causar una disminución de la densidad mineral ósea y aumentar el riesgo de una fractura osteoporótica”.

La importancia de tener niveles adecuados de vitamina D ha suscitado más atención desde la pandemia de la COVID-19. Esto se debe a que la vitamina D también puede reforzar el sistema inmunológico del cuerpo para combatir las enfermedades infecciosas. Algunos estudios han descubierto que las deficiencias de vitamina D pueden aumentar el riesgo de infección por COVID y de enfermedad grave. Pero incluso antes de la pandemia, se estimaba que más del 40% de los adultos estadounidenses tenían algún grado de deficiencia de vitamina D.

“Una dieta saludable en combinación con ejercicios regulares de soporte de peso, incluyendo el entrenamiento de la marcha, es de suma importancia en la población geriátrica”, dijo el Dr. Gaukhman. Empezar con 30 minutos al día y aumentar la resistencia hasta un nivel cómodo puede ayudar a disminuir el riesgo de caídas y las fracturas subsiguientes. Junto con una dieta saludable, el ejercicio diario y los suplementos ocasionales, los pacientes pueden esperar una mejora de su calidad de vida.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.