Punzone

Descubriendo y tratando una causa subyacente de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad muy común que puede tener serias consecuencias para la salud si no se controla adecuadamente. Por eso, cuando a Tracey Punzone le diagnosticaron hipertensión a mediados de sus 30, siguió el consejo de su médico y empezó a tomar medicamento aunque a regañadientes.

El medicamento hizo su trabajo, pero su enfermedad era más complicada de lo que se pensaba. "A medida que envejecía, mi presión seguía subiendo y me aumentaban la dosis", dice. Estaba frustrada porque tenía un peso saludable, comía bien, llevaba un estilo de vida activo y era muy joven. Pero su médico no estaba indagando más profundamente.

La causa de su hipertensión resistente sólo salió a la luz después de que un dolor intenso la enviara a la sala de emergencia en Sarasota, donde vive. Muchas indagaciones, visitas al médico y pruebas diagnósticas revelaron finalmente su enfermedad: displasia fibromuscular, también conocida en inglés como FMD.

Eso es también lo que la llevó al radiólogo intervencionista Barry T. Katzen, M.D., fundador y director médico de Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute, donde recibió tratamiento. El Instituto es una de las 19 únicas localidades que figuran en un registro nacional de centros de tratamiento de la FMD, lo que le proporcionó respuestas, y un plan de tratamiento, que nadie más le había ofrecido.

(Watch now: Hear from patient Tracey Punzone and Barry T. Katzen, M.D., the founder and chief medical executive at Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute.)

Ahora, la Sra. Punzone no sólo tiene la presión arterial bajo control, sino que se siente mejor que nunca. "Mi vida es maravillosa", dice. "Llevo tres meses sin tomar el medicamento para la presión que tomé durante 15 años, ¡15 años! Soy muy activa y estoy encantada de no tener que tomar medicamentos".

¿Qué es la displasia fibromuscular?

La displasia fibromuscular es una enfermedad vascular que afecta sobre todo a las mujeres, aunque también puede afectar a los niños. Se desconoce su causa.

La condición consiste en el desarrollo anormal de células en las paredes de las arterias, lo que provoca el estrechamiento y abombamiento de los vasos. El característico patrón de "collar de cuentas", atribuible al estrechamiento y ensanchamiento alternos de la arteria, puede bloquear o reducir el flujo sanguíneo, provocando una presión arterial elevada.

Barry T. Katzen, M.D., founder and chief medical executive of Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute.

La condición de la Sra. Punzone no se detectó inicialmente, aunque ella reportó muchos problemas de salud: hipertensión resistente, dolores de cabeza crónicos, zumbidos en los oídos, fatiga y mareos.

Cuando buscó atención de emergencia debido a un dolor agudo en el costado, dice que los médicos del hospital de Sarasota no le mencionaron la FMD. Sí le detectaron un aneurisma que le provocaba un abombamiento en la arteria renal, pero dice que no se sintió cómoda con el plan de tratamiento de esa condición cuando le aconsejaron que podía comprometer su función renal.

Luego de diez días de hospitalización, Punzone, de 51 años, se fue a su casa sin saber qué hacer. Consultó a un especialista vascular, lo que la llevó a un gran avance.

"Entró en la habitación después de revisar todos mis escanes y me dijo: '¿Le han dicho alguna vez que tiene FMD? "Así fue como me diagnosticaron".

En busca de atención experta

El confuso camino hacia un diagnóstico completo dificultó aún más las cosas para la Sra. Punzone. "Estaba aterrorizada", dice. "Pensaba que era una bomba de tiempo y que podía morir en cualquier momento ".

Como la información es poder, decidió aprender todo lo posible sobre su condición y las opciones de tratamiento.

"Mi familia y yo nos pusimos manos a la obra. Buscamos todo lo que encontramos en el Internet, hablamos con todo el mundo", dice. Incluso consultó a un especialista en Ohio, pero decidió que estaba demasiado lejos de casa para recibir tratamiento.

Un miembro del personal de la Fibromuscular Dysplasia Society of America se ofreció a presentarle a una paciente que había sido tratada con éxito en el Sur de la Florida. Deseosa de más información, la Sra. Punzone se puso en contacto con ella. "Me contó su historia y me dijo: 'Mi médico es el Dr. Katzen y es maravilloso. Deberías ponerte en contacto con él'".

Temerosa de hacerse ilusiones, la Sra. Punzone envió un correo electrónico al Dr. Katzen. Le encantó que le respondiera tan pronto como pudo. Pronto se reunieron por videollamada. Dice que su trato amable y tranquilizador y su disposición a escuchar la tranquilizaron de inmediato.

Abordando el problema

Como uno de los 19 centros del registro nacional de FMD y el único en la Florida, Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute tenía la experiencia necesaria para ayudar a la Sra. Punzone.

"Los pacientes con displasia fibromuscular requieren un enfoque multidisciplinario que involucre múltiples tipos de especialistas vasculares, trabajando mano a mano para asegurar los mejores resultados para los pacientes", dice Ian Del Conde Pozzi, M.D., quien dirige el programa de medicina vascular y la clínica de hipertensión del Instituto. "En Miami Cardiac & Vascular Institute, tenemos todas las distintas disciplinas vasculares y un interés en la displasia fibromuscular que se traduce en una gran atención para los pacientes".

En el caso de la Sra. Punzone, estaba claro que había que intervenir, y pronto. Su presión arterial estaba fuera de control y había subido tanto que corría el riesgo de sufrir un infarto cerebral.

"Cuando Tracy y yo nos conocimos, estaba muy frustrada y había pasado un año difícil tratando de resolver sus diversos problemas médicos", dice el Dr. Katzen. Su estado se complicaba por el aneurisma, y le ofrecían consejos contradictorios y "alternativas de tratamiento bastante extremas", dice.

Por sugerencia del Dr. Katzen, la Sra. Punzone aceptó someterse a una angioplastia, un procedimiento mínimamente invasivo en el que se introduce un catéter con un balón en la punta a través del sistema vascular, desde una arteria de la pierna hasta la zona problemática, y luego se despliega para abrir y restablecer el flujo sanguíneo.

"Utilizamos la angioplastia con balón en la FMD para interrumpir las redes e irregularidades del vaso. Una vez destruidas, la arteria es capaz de curarse a sí misma", explica el Dr. Katzen.

El Dr. Katzen señaló que el caso de la Sra. Punzone era complejo. La FMD puede producir todo tipo de síntomas confusos, o ningún síntoma del todo. Pero esa es una razón más para buscar atención experimentada.

En Miami Cardiac & Vascular Institute, llevamos más de 30 años participando en el tratamiento de estos pacientes", afirma. "Creo que es una gran ventaja para los pacientes de la Florida y de la región poder contar con médicos que se sienten cómodos tratando esta condición".

Lecciones aprendidas

Viajar a través de la Florida para recibir atención especializada valió la pena, dice la Sra. Punzone, una ocupada agente de bienes raíces, esposa y madre de tres hijos y dos perros.

Después del procedimiento , se despertó a la media noche en Baptist Hospital y se sorprendió de la diferencia que había supuesto la angioplastia.

"Me sentía increíble. Me sentía viva. Me sentí como no me había sentido en años", dice. "No me había dado cuenta de lo enferma que estaba. Estuve enferma mucho tiempo. Esa intervención me ayudó tremendamente".

Un buen seguimiento es importante, señala el Dr. Del Conde, sobre todo porque muchos pacientes con FMD sufren aneurismas, que son puntos débiles de las arterias que pueden romperse.

"Es importante que todos los pacientes con FMD se sometan a una exploración desde la cabeza hasta la pelvis para establecer si tienen algún aneurisma que requiera tratamiento", dice el Dr. Del Conde. "En Miami Cardiac & Vascular Institute contamos con intervencionistas vasculares altamente cualificados con amplia experiencia en el tratamiento de todo tipo de aneurismas, incluidos los cerebrales y los de las arterias del abdomen."

Luego de reanudar su vida activa, la Sra. Punzone tiene previsto someterse a otra intervención para tratar su aneurisma renal. Lo más importante es que ahora se da cuenta de lo importante que es encontrar un médico con el que uno se pueda comunicar bien.

"No estaba recibiendo la atención adecuada y nadie me escuchaba con respecto a mi salud y a todos mis síntomas", dice. "Sólo querían darme más medicamentos... Sabía que algo no estaba bien".

La Sra. Punzone lucha contra las lágrimas cuando expresa su agradecimiento a Miami Cardiac & Vascular Institute y al Dr. Katzen: "Me escuchó y supo. Descubrió lo que me pasaba y supo cómo ayudarme".

 

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español