Investigación

Tuberculosis: Por qué la TB sigue siendo una amenaza

Mientras que la tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa principal que reclama vidas por todo el mundo, no ha sido una amenaza amplia para los estadounidenses por muchas décadas. ¿Pero tiene la TB el potencial de volver a convertirse en una amenaza?

Según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), hay menos personas en los Estados Unidos con tuberculosis que en años pasados. Sin embargo, la enfermedad sigue siendo una seria amenaza para algunos, especialmente para las personas que viven con el SIDA o para aquellos que tienen el VIH, y para las personas con sistemas inmunológicos debilitados. Una infección de TB, en combinación con una infección de VIH, puede trabajar en conjunto para hacer que una persona esté muy enferma. La TB es la causa principal de muerte entre las personas que viven con el virus del VIH a través del mundo.

Hoy, el 24 de marzo es el Día Mundial de la Tuberculosis (World TB Day) , un evento anual que conmemora la fecha en el año 1882 cuando el Dr. Robert Koch anunció su descubrimiento de la bacteria mycobacterium tuberculosis que causa la TB, y que mayormente afecta los pulmones. Esta es transmitida entre las personas por vía de gotitas infectadas de la garganta y los pulmones de las personas con la enfermedad respiratoria activa.

Según los CDC, demasiadas personas en los EE.UU. y más aun de alrededor del mundo, todavía sufren de TB.

Un total de 9,421 casos de tuberculosis (una tasa de 2.96 casos por cada 100,000 personas) fueron reportados en los Estados Unidos en el 2014. Una reducción de un 62 por ciento desde el 1982 y una sorprendente reducción de un 89 por ciento de los 84,304 casos en el 1953. Pero en comunidades a través de los Estados Unidos con grandes números de inmigrantes o de visitantes de otros países, la TB es más inquietante aún, dice Jacky Blank, M.D., neumólogo y miembro de Baptist Health Quality Network.

“La TB es mucho más común en países con economías pobres y con sistemas de salud deteriorados”, dijo el Dr. Blank. “La mayoría de los nuevos casos en los EE.UU. son en pacientes nacidos en el exterior. Las investigaciones han comprobado que estos casos son causados por la enfermedad latente, lo que quiere decir que estos pacientes fueron infectados años antes de que los cambios en su salud permitieran la reactivación de la enfermedad. Aquí vemos pacientes con TB, pero la mayoría de estos son casos importados del Este de Europa , Latinoamérica y el Caribe”.

En los Estados Unidos, la epidemia del SIDA de la década de los 1980, tajo un resurgimiento en los casos de TB entre las personas con el virus del VIH y la población general. Pero desde el 1992 ha habido una disminución continua en los casos nuevos gracias a los esfuerzos de salud pública. Mientras tanto, el SIDA ha creado una epidemia más amplia de tuberculosis a nivel mundial. El riesgo para desarrollar la tuberculosis está estimado entre 26 y 31 veces mayor en personas que viven con el VIH que entre aquellos sin la infección del VIH.

 Los medicamentos ‘biológicos’ estimulan una nueva amenaza

“La TB estaba mejor controlada antes de que la epidemia del SIDA ayudara a revivirla alrededor del mundo, ya que los pacientes con sistemas inmunológicos comprometidos no podían combatir la enfermedad”, dijo el Dr. Blank. “Y una vez que desarrollaban una TB activa, podían contagiar a la población general. Pero ahora tenemos otras inquietudes con relación a la TB que afectan a una amplia gama de pacientes, especialmente aquellos con TB latente que no experimentan síntomas y que no se sienten enfermos”.

Las personas con la infección de TB latente no son infecciosas y no pueden propagar la infección de la tuberculosis a otras personas. Estos individuos usualmente tienen una infección leve que fue controlada por el mismo cuerpo y las bacterias permanecen inactivas, como ocurre similarmente con la varicela y la culebrilla. La única señal de una infección de TB es una reacción positiva al examen de tuberculina en la piel o a una prueba de sangre para la tuberculosis.

Los medicamentos ahora ampliamente recetados que son conocidos como “biológicos” pueden debilitar el sistema inmunológico y crear recaídas potenciales de enfermedades crónicas que están inactivas, tales como la tuberculosis. Los medicamentos biológicos son una clase de medicamentos más nuevos que se utilizan para tratar las enfermedades del sistema auto inmunológico tales como la artritis reumática (RA por sus siglas en inglés) para reducir los efectos dañinos de la enfermedad en las articulaciones. Ciertos medicamentos biológicos también tratan algunos  tipos de cáncer, el lupus, las enfermedades inflamatorias del intestino y otras condiciones.

Todos los pacientes que estén tomando estos medicamentos deben hacerse una prueba de la piel para la tuberculosis antes de comenzar a tomarlos, y muchos también deben hacerse pruebas para la hepatitis crónica.

“Todas las personas que planeen tomar estos nuevos medicamentos (biológicos) deben hacerse una prueba de tuberculosis para prevenir la activación de la enfermedad”, dijo el Dr. Blank. “Y si la prueba resulta positiva, estos tendrán que ser tratados contra la tuberculosis latente para que puedan tomarse los medicamentos”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español