Investigación

El Enlace entre las Enfermedades Cardiacas y Vasculares: La Circulación de Sangre

Una circulación de sangre -rica en nutrientes – sin obstrucciones, es necesaria para evitar tanto las enfermedades cardiacas como vasculares, y es un enlace vital que estas comparten.

La enfermedad vascular comprende cualquier condición que afecte el sistema circulatorio. La enfermedad arterial periférica, o PAD por sus siglas en inglés, es la enfermedad vascular más comúnmente diagnosticada.

Los síntomas comunes de PAD son dolor o cansancio en los músculos de las piernas o caderas, especialmente cuando camina o sube escaleras. Lo más probable es que el dolor cese con descanso y regrese cuando usted camina de nuevo.

PAD y la enfermedad coronaria arterial (CAD por sus siglas en inglés) son similares en cuanto a que ambas son motivadas por arterias estrechas y bloqueadas en varias regiones críticas del cuerpo. La enfermedad cardiaca es el resultado de CAD.
Las buenas noticias son que tanto PAD como la enfermedad cardiaca pueden diagnosticarse temprano.

“Los factores de riesgo tanto para PAD como para enfermedad cardiaca coronaria son muy similares”, señala Barry Katzen, fundador y director médico del Instituto Cardiaco y Vascular Baptist. “Fumar, la diabetes, la alta presión arterial y los niveles poco saludables de colesterol pueden contribuir tanto a la enfermedad cardiaca como a la vascular”.

La enfermedad vascular puede variar entre enfermedad en sus arterias, venas y vasos linfáticos hasta trastornos sanguíneos que afectan la circulación. Las condiciones que abarcan esta categoría de enfermedades vasculares incluyen enfermedad arterial periférica, aneurismas, enfermedad arterial, venas varicosas, coágulos de sangre en las venas, otros trastornos de coagulación de sangre y linfedema.

La enfermedad cardiaca, la causa principal de muerte en los Estados Unidos, es una condición en la que el corazón no puede bombear sangre con efectividad. CAD es usualmente la barrera más común para el flujo eficiente de sangre.
CAD ocurre cuando las arterias que nutren el músculo cardiaco se estrechan o bloquean. Esto puede resultar en un ataque cardiaco.

Las personas con diabetes corren un riesgo mayor que la población en general de desarrollar la enfermedad cardiaca. Otros factores de riesgo incluyen presión arterial alta y niveles poco saludables de colesterol.

Hay ciertos factores de riesgo que usted no puede controlar, tal como envejecer, historia familiar y defectos congénitos, que contribuyen a la enfermedad coronaria arterial.

“Si usted vive un estilo de vida saludable – uno que incluya control de peso; comer frutas, vegetales y granos integrales; ejercicio regular y revisiones regulares –está bien encaminado para evitar y combatir la enfermedad cardiaca”, explicó el Dr. Alan Seifer, dedicado a medicina familiar con el Baptist Health Medical Group.

Mantener controlados otros factores de riesgo es también importante, indicó Seifer. Esto incluye revisiones regulares para monitorear la presión arterial, la lectura de colesterol y los niveles de azúcar en la sangre.

Comer saludablemente, hacer ejercicios regulares y vivir con menos estrés son también esenciales.

“Aunque no hay garantías, estos factores pueden ayudarle a vivir una vida mucho más saludable, mejorando su bienestar físico y emocional”, añadió Seifer.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español