Investigación

Los tatuajes y la verdad oculta

Mariposas, soles, lunas, corazones con flechas y sus contrapartes más aspecto maligno – diablos, calaveras, dragones de fuego y cuchillos – están pintados en coloridas obras de arte.

Sin embargo, los tatuajes pueden esconder los lunares que posiblemente cambien de color, tamaño, forma y textura, lo que indica un grave problema – tal vez incluso cáncer de piel.

Los dermatólogos reportan un aumento marcado en el número de pacientes tatuados que están viendo en sus consultorios, no necesariamente para problemas de la piel o cáncer de piel, sino porque los tatuajes están de moda, sobre todo en el sur de la Florida.

“Pocas personas toman en cuenta la salud de su piel antes de hacerse un tatuaje”, dijo la Dra. Alysa Herman, dermatóloga y cirujana micrográfica de la piel capacitada en la técnica de Mohs, afiliada con South Miami Hospital, Baptist Hospital y Doctors Hospital. “Y muchos artistas del tatuaje pasarán por alto los lunares existentes, aplicando el tatuaje justo sobre ellos”.

El problema, dice, es que la piel entintada por los pigmentos oscuros no permite que se reconozcan fácilmente los cambios en la piel, lo que retrasaría el tratamiento necesario. Para los cánceres de piel que llegan a crecer con el tiempo, pueden invadir los tejidos más profundos. Con el melanoma, sobre todo, la invasión puede convertir una enfermedad curable en una mortal.

Un informe publicado en JAMA Dermatology el año pasado señaló que 16 casos de melanoma en los tatuajes habían sido reportados previamente en revistas en idioma inglés. Los autores del informe, quienes habían tratado a un paciente con melanoma en un tatuaje, recomienda que las personas eviten hacerse tatuajes cerca de o sobre lunares.

Para las personas que ya tienen tatuajes sobre lunares o lunares que notan en desarrollo dentro de un tatuaje, la Dra. Herman recomienda que se revise el área regularmente por un dermatólogo.

“Al igual que con la piel sin tatuaje, el cáncer de piel puede desarrollarse en cualquier momento, y la detección temprana es la clave para el éxito del tratamiento”, dijo. “Es importante prestar mucha atención a cualquier cambio que note en la piel y conseguir que se evalúe por un dermatólogo”.

Es especialmente importante que los jóvenes comprendan los riesgos asociados con los lunares escondidos, dice la Dra. Herman.

“Los tatuajes y los melanomas se encuentran frecuentemente entre la población más joven”, dijo. “Todo depende de los padres y los dermatólogos, sobre todo, para educar a los adolescentes y adultos jóvenes sobre los riesgos de los tatuajes de camuflar los cánceres de piel”.

En el otro extremo del espectro, más tarde en la vida las personas pueden preferir eliminar sus tatuajes a través de los tratamientos con láser. La Dra. Herman aconseja a las personas en este grupo a tener su piel evaluada por un dermatólogo antes del inicio de los tratamientos, también.

“Los láseres eliminan el pigmento de los lunares al igual que eliminar el pigmento de la tinta del tatuaje”, dijo. “Si quitamos el pigmento de un lunar que es anormal o canceroso, es posible que no sea capaz de reconocer los signos de malignidad – el cambio de color, por ejemplo”.

Hay algunas buenas noticias en todo esto, dice la Dra. Herman. Los investigadores han estado probando si el colorante de los tatuajes provoca melanoma y otros cánceres de la piel, y las conclusiones hasta el momento indican que la tinta es relativamente segura. Los informes de reacciones alérgicas e infecciones se han citado, pero no ha habido ningún enlace que se encuentra entre los pigmentos del tatuaje y el cáncer de piel.

“La lección clave aquí es ser consciente de su piel y que sea revisada periódicamente por un dermatólogo,” dijo la Dra. Herman. “Ocultado bajo estas obras de arte de moda podría estar un oscuro secreto que amenaza la vida”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.