Educación

La terapia dirigida brinda nuevas esperanzas a los pacientes de cáncer pancreático

Para laspersonas diagnosticadas con ciertos tipos de cáncer, la esperanza puede serangustiosamente elusiva. Eso es especialmente cierto cuando se trata del cáncer pancreático, una enfermedad insidia que presentapocas y a veces ningunas señales de su presencia hasta que ya se ha regado aotros órganos y al sistema linfático del cuerpo.

JayneAkhavan-Yazdi, de 59 años, enfermera practicante neonatal de Gainesville, FL, fuediagnosticada con cáncer pancrático el pasado otoño. Ella sabía lo que estabapor venir, ya que su padre murió de la misma enfermedad cuando tenía solamente64 años, y ella misma también es sobreviviente de cáncer de seno.

(Nodeje de verlo: El Equipo de Noticias de Baptist Health habla con JayneAkhavan-Yazdi y con su oncólogo radioterápico Michael Chuong, M.D., en MiamiCancer Institute. Video en inglés por George Carvalho.)

La Sra.Akhavan-Yazdi pronto descubrió que la cirugía no era una opción para ella –como es el caso a menudo con los tumores pancreáticos, debido a su localización– así que su oncólogo comenzó a hacerle quimioterapia. Sin embargo, luego de unmes de tratamiento su dolor había empeorado y un escán subsiguiente demostróque su tumor estaba creciendo.

“No me podía levantar del sofá porque me sentía tan cansada y enferma”, dijo ella. “Mi equipo de atención en Gainesville me dijo que la cirugía no era una opción para mí y mi miedo era que la quimioterapia adicional podría no tener éxito. Me sentí devastada”.

Desesperada,pero aun aferrándose a la esperanza, la Sra. Akhavan-Yazdi reclutó la ayuda desu hija Suzie Black, enfermera registrada con un centro de tratamiento para elcáncer el Ft. Myers. El dúo de madre e hija investigó y se reunió conespecialistas en cáncer pancreático en los mayores centros para el cáncer detodo el país. Nadie podía ayudarla.

Entonces unaconversación por casualidad que tuvo la Sra. Black con un colega en Ft. Myersllevó a que su madre fuera referida a Michael Chuong, M.D., oncólogo radioterápico en Miami CancerInstitute, que se especializa en el tratamiento de cánceres gastrointestinales.El Dr. Chuong se ha ganado un reconocimiento mundial en años recientes por usarradioterapia guiada por imágenes de resonancia magnética (MRI) para loscánceres difíciles de tratar.

Michael Chuong, M.D., oncólogo radioterápico de Miami Cancer Institute

“MiamiCancer Institute ofrece una variedad completa de tecnologías de radioterapia,todas bajo un mismo techo”, dijo el Dr. Chuong. “Cualquier cosa que ofrezca elmejor resultado posible para el paciente, se puede encontrar aquí, desde laradioterapia tradicional hasta la terapia de protones de exploración de rayoconcentrado, el Gamma Knife, el Cibercuchillo (Cyber Knife), y la radioterapiaguiada por MRI”.

Miami Cancer Institute es solo uno de un puñado de centros decáncer alrededor del país – y el único en el Sur de la Florida – con latecnología ViewRay™MRIdian MR Linac, la cual administra dosis extremadamente altas de radiacióncon seguridad, directamente al tumor, mientras les permite a los médicosobtener una imagen por MRI continua y en tiempo real durante todo el transcursodel tratamiento. Cuando el paciente respira, la máquina automáticamentereconoce que el tumor se ha movido – incluso si por unos cuantos milímetros. –y pausa hasta que el tumor haya regresado a la localidad adecuada antes deresumir el tratamiento. Esta tecnología es tan avanzada que el tratamiento sepuede modificar en el momento basado en cambios minúsculos en la localizacióndel estómago y del intestino en relación al tumor. Esto asegura que la dosisque alcanza a estos órganos permanezca a un nivel adecuadamente bajo, según elDr. Chuong.

La ViewRay™ MRIdian MR Linac

Durante los18 meses que ha estado empleado, Miami Cancer Institute ha utilizado el MRIdianLinac para tratar a más de 170 pacientes – uno de los volúmenes más grandes delmundo de tratamiento guiado por MRI para el cáncer pancreático. Un númerorápidamente creciente de resultados exitosos con la radioterapia guiada por MRItiene a los oncólogos alrededor del mundo poniendo atención.

Según el Dr.Chuong, existen muchas excitantes investigaciones que demuestran que las dosisablativas de radiación administradas por vía del MRIdian Linac pueden prolongarla supervivencia del paciente de manera significativa.

“Hemostenido resultados muy buenos con todo tipo de cánceres distintos – páncreas,seno, pulmón, hígado, próstata, esófago y otros”, dice el Dr. Chuong.“Inclusive los pacientes con enfermedad metastásica limitada de cuarta etapaquienes típicamente hubieran sido considerados incurables ahora podríanpotencialmente tener un control de su enfermedad a largo plazo – y hastapodrían curarse – usando dosis ablativas que pueden ser administradas conseguridad en ciertos tumores solamente con en MR Linac”.

La consulta inicial de la Sra. Akhavan-Yazdicon el Dr. Chuong el 14 de febrero de este año le dio la esperanza que ellahabía estado buscando tan desesperadamente en los cuatro meses desde sudiagnóstico.

“La oficina del Dr. Chuong me llamó unamañana y me preguntaron si podían verme esa misma tarde”, recuerda la Sra.Akhavan-Yazdi. “Nosotros vivimos a cinco horas de distancia, pero por supuestoque dije que sí. Nos montamos en el carro y llegamos a Miami justo a tiempopara mi cita. Luego de haber estado en mi punto más bajo solo un mes antes, esemomento de esperanza hiso ese día más emocionante que nunca”.

“Cuando vi a Jayne por primera vez, supronóstico era bastante malo”, dice el Dr. Chuong, quien también sirve comodirector del Centro de Terapia de Protones, director del Programa deRadioterapia Guiada por MRI y director del Programa de Investigación Clínica yOncología Radioterápica de Miami Cancer Institute. “Su tumor aún estaba encrecimiento – inclusive con la quimioterapia – y era considerado irresecable,lo que significa que no podía ser extirpado mediante cirugía”. Él determinórápidamente que ella era una buena candidata para una ablación de tumorutilizando el MRIdian Linac.

“Tratar los cánceres pancreáticos es unreto ya que son resistentes a las dosis más bajas de radiación, y tambiénporque el páncreas está cerca del estómago y el intestino, y ambos sonespecialmente sensibles a la radiación”, dice el Dr. Chuong. “Con el MRIdianLinac, sin embargo, podemos administrar una dosis ablativa, extremadamente altade radiación al tumor mientras que muy poca radiación llega a los órganoscercanos, resultando en que la mayoría de los pacientes tienen pocos o ningunosefectos secundarios”.

Con su hija constantemente a su ladopara brindarle apoyo, la Sra. Akhavan-Yazdi comenzó sus tratamientosambulatorios diarios con el Dr. Chuong el 14 de febrero. La radiación querecibió fue más del doble de la dosis que se utiliza típicamente con cualquierotro tipo de máquina, según el Dr. Chuong. Y su terapia tomó solo cinco días,en vez de las cinco a seis semanas que se requieren usualmente para otros tiposde radioterapia más convencionales.

Puede tomar tiempo para ver cualquiermejoría con la radioterapia, y el Dr. Chuong no esperaba ver ningún cambio significativodespués del tratamiento de la Sra. Akhavan-Yazdi. Sin embargo, después de suprimer escán después del tratamiento, tuvo la grata sorpresa de ver que eltumor había comenzado a reducirse.

“Me empecé a sentir mejor de inmediato”dice la Sra. Akhavan-Yazdi con un suspiro de alivio. “No tuve efectossecundarios, pude volver a comer y recobré mi energía. Fue algo maravilloso”.

Su hija también pudo ver la mejoríainstantánea. “Se podía ver la diferencia en el color de su piel enseguida, yrecobró la chispa en sus ojos”, recuerda la Sra. Black. “Como alguien quetrabaja en oncología, fue un verdadero milagro ver a mi mamá recuperarse tanrápidamente”.

Una vez completado su tratamiento enMiami Cancer Institute, la Sra. Akhavan-Yazdi se sintió tan bien que no quisoperder un solo momento para comenzar a vivir su vida al máximo.

Jayne Akhavan-Yazdi durante un viaje a Hawái, escasamente un mes después de su radioterapia guiada por MRI en Miami Cancer Institute

“Estando tan enferme como yo lo estaba, no había hecho planes fuera de simplemente tratar de mejorar, pero cuando comencé a sentirme tan bien, mi esposo y yo decidimos tomar un viaje de improviso a Hawái”, dice la Sra. Akhavan-Yazdi. Escasamente un mes después de mi tratamiento, estábamos a bordo de un barco en un crucero por las islas de Hawái. Fue algo maravilloso. Y hasta escalé en monumento Diamond Head, lo cual no me hubiera podido imaginar haber hecho solo unas semanas antes”.

Desde ese viaje, la Sra. Akhavan-Yazdi haviajado extensamente por los Estados Unidos y Europa, incluyendo el Reino Unidoy Gales, donde ella se crío. Ella espera emprender en más aventuras en el futurocercano. “Pasar las Navidades en Nueva York sería maravilloso”, dice ella conuna sonrisa.

Ella y su esposo acaban de celebrar sus40 años de matrimonio en septiembre, y en diciembre, ella planea celebrar sus60 años con una fiesta temática de ABBA para sus familiares y amigos. ¿Sucanción favorita de ABBA? “¡Pues ‘Dancing Queen’, por supuesto!”

Jayne Akhavan-Yazdi con su hija Suzie, su esposo Abbas, y su hijo Amir después de su último chequeo de seguimiento con el Dr. Chuong en Miami Cancer Institute

Mientras tanto, la Sra. Akhavan-Yazdi vuelvea Miami cada pocos meses para sus chequeos de seguimiento con el Dr. Chuong,quien se siente extremadamente contento con el progreso que ha visto.

“Jayne ha tenido muy buen resultadohasta ahora – ella es el ejemplo perfecto de cómo se puede tratar el tumor sinafectar la calidad de vida”, dice el Dr. Chuong. “Ella acudió a nosotros cuandoestaba desesperada y cuando parecía que no tenía opciones. Ahora ha tenido uncambio dramático. Estamos viendo al tumor reducirse, y a pesar de las dosis tanagresivas de radiación que le administramos, no ha tenido ningún efectosecundario significante”.

El Dr. Michael Chuong y la enfermera practicante de radioterapia oncológica, Sonia Adamson, ARNP, con las capas de superhéroe, hechas especialmente para ellos por la paciente de cáncer pancreático Jayne Akhavan-Yazdi

“Entré y salí en solo cinco días yno tuve ningún efecto secundario. Este tratamiento verdaderamente me ha salvadola vida, dice la Sra. Akhavan-Yazdi,quien se siente tan agradecida por el tratamiento que recibió del Dr. Chuong yde la enfermera practicante de oncología Sonia Adamson, que le regaló a cadauno una capa de superhéroe que les hiso ella misma. “¡Yo solo quiero decirle atodos los que puedan estar en mi situación que no pierdan las esperanzas! ¡Estetratamiento es increíble y sí funciona – yo soy la prueba viviente!”

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.