high blood pressure

Educación

Tomar control de la presión arterial comienza en casa

Si parece que todas las personas que conoces tienen la presión alta, es posible que tengas razón. Literalmente. Y mientras pueda resultar tentador no darle importancia a esta seria condición médica porque es muy común, estarías cometiendo un error.

La hipertensión (presión arterial alta) afecta a casi la mitad de todos los adultos estadounidenses, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC). Esa estadística por sí sola debería ser alarmante, ya que la hipertensión aumenta el riesgo de ataque cardíaco e infarto cerebral, las principales causas de muerte en los Estados Unidos. También se asocia con la demencia, los problemas renales, la insuficiencia cardíaca, el síndrome metabólico y otros problemas.

Una estadística aún más alarmante es que tres de cada cuatro personas con presión alta no tienen esta condición bajo control, según los CDC.

Ian Del Conde, M.D., director of the Vascular Medicine Program and the Resistant Hypertension Clinic at Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute.

 

"Una persona puede sentirse perfectamente bien, pero tener la presión arterial peligrosamente elevada", explica Ian Del Conde Pozzi, M.D. Director del Programa de Medicina Vascular y de la Clínica de Hipertensión Resistente de Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute. "La única manera de saber que la presión arterial de una persona es normal es midiéndola".

Los fundamentos básicos de la presión arterial

La presión arterial se mide utilizando dos números que evalúan la presión de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias, que transportan sangre desde el corazón a otras partes del cuerpo. El primer número, llamado presión arterial sistólica, mide la presión en las arterias cuando late el corazón. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, mide la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

Un nivel normal de presión arterial es de menos de 120/80. Aunque la presión arterial normalmente fluctúa a través del día, puede dañar el corazón y otros órganos si permanece elevada durante períodos prolongados.

La presión arterial alta puede desarrollarse lentamente con el tiempo y puede estar relacionada con más de una causa subyacente. Según la American Heart Association, casi el 40 por ciento de las personas con presión alta ni siquiera saben que la tienen.

El Dr. Del Conde desea que las personas se enfoquen más en su salud y en los factores que pueden tener un impacto a largo plazo, como la presión arterial.

“La salud es una de las cosas más valiosas que poseemos, pero lamentablemente la mayoría de los pacientes no priorizan su salud. El trabajo y el dinero tienden a ser preocupaciones más importantes para la mayoría de las personas. Pero una vez que se pierde la salud, la mayoría de las demás cosas importan muy poco”, afirma. "La mejor manera de proteger tu salud y mantenerte saludable es adoptar hábitos diarios que no requieran esfuerzo; por ejemplo, mantenerte en su peso ideal, mantenerte físicamente activo, comer sano y no fumar".

Paso uno: conoce tus números

Mayo es el Mes de la Concientización sobre la Presión Arterial, un buen momento para aprender más. En una era en la que los dispositivos digitales son fácilmente accesibles y asequibles para medir la presión arterial, todos deberían saber si tienen hipertensión, dice el Dr. Del Conde.

“La medición de la presión arterial ya no se limita al consultorio de un médico. La gran mayoría de las personas ahora pueden monitorearse la presión arterial en casa. Se puede comprar un medidor de presión arterial validado y preciso y así monitorear tu presión arterial con regularidad”, afirma.

La preocupación por la presión arterial no debe reservarse para las personas mayores. Incluso si tienes entre 20 y 30 años, los estudios a largo plazo muestran que tener presión arterial elevada aumenta significativamente el riesgo de desarrollar problemas de salud graves en el futuro.

Y mientras que no lo parezca, la presión arterial alta daña silenciosamente el cuerpo con el tiempo. Por ejemplo, la presión arterial elevada obliga al corazón a bombear con más fuerza, lo que hace que el músculo cardíaco se engrose con el tiempo y le resulte más difícil realizar su trabajo.

Aun así, el monitoreo de la presión en casa no sustituye las visitas regulares al médico. "Debido a que la hipertensión frecuentemente no presenta síntomas, los pacientes no buscan atención médica", dice el Dr. Del Conde. "Los chequeos regulares con su médico pueden ayudar a controlar la presión arterial y evaluar la salud cardiovascular general".

Tomando medidas hacia una mejor salud

Para reducir la presión arterial o mantenerla en una escala saludable, los expertos recomiendan llevar una dieta bien balanceada y baja en sal, limitar el consumo de alcohol, mantenerse físicamente activo, mantener un peso saludable, no fumar, controlar el estrés y tomar cualquier medicamento recetado para la hipertensión.

Un estudio publicado recientemente encontró que prácticamente todas las personas pueden reducir su presión arterial reduciendo su consumo de sodio, incluso si actualmente toman medicamentos para reducir la presión arterial. El estudio, publicado en la revista Journal of the American Medical Association, encontró que el 72 por ciento de los participantes del estudio experimentaron una reducción de su presión arterial sistólica con una dieta baja en sodio en comparación con su dieta habitual.

Es importante tener en cuenta que no todo el sodio de nuestra dieta proviene del salero que hay en la mesa. Los alimentos procesados y las meriendas de todo tipo pueden tener una gran cantidad de sodio, por lo que es importante leer las etiquetas de los alimentos. Los CDC recomiendan un consumo diario de al menos de 2,300 mg de sodio, el equivalente a una cucharadita.

"Se ha demostrado que el consumo de sodio o sal tiene un impacto en la presión arterial", dijo el Dr. Del Conde. “Algunas personas tienen una presión arterial alta más sensible a la sal que otras. Dicho esto, cualquier persona con presión alta debería acostumbrarse a no añadir sal adicional a los alimentos”.

Cuando la hipertensión resulta difícil de controlar

Para muchas personas, la presión arterial se puede mejorar con cambios en el estilo de vida. También hay muchos medicamentos disponibles. Pero para las personas que han luchado contra esta condición, Miami Cardiac & Vascular Institute ha establecido una Clínica de Hipertensión Resistente.

“La hipertensión resistente significa básicamente que tienes la presión arterial elevada a pesar de usar múltiples medicamentos adecuados”, explica el Dr. Del Conde. “Consideramos una serie de factores que podrían estar impulsando la presión arterial alta del paciente. No se trata sólo de aumentar las dosis o aumentar la cantidad de medicamentos para la presión arterial”.

El objetivo del programa es controlar la presión arterial alta del paciente dentro de los dos o tres meses después del comienzo del tratamiento. La clínica también ofrece monitoreo remoto avanzado de pacientes. Si la salud del sueño es un factor que contribuye, los pacientes pueden ser referidos al programa de Medicina del Sueño y Mejoramiento Continuo.

El Dr. Del Conde señala que la atención está en continua evolución y se vislumbran avances en el horizonte. Por ejemplo, dice: "En términos de tratamiento, se están realizando nuevos e interesantes avances con medicamentos que se administran aproximadamente una vez cada seis meses para el tratamiento de la hipertensión".

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español