Vida

Reclame su salud dejando de fumar ahora

Si usted es un fumador y deja de fumar, su salud empezará a mejorar casi de inmediato. Si deja los cigarrillos por 12 meses, el exceso de riesgo para las enfermedades coronarias se reducirá por la mitad comparado con una persona que continua fumando.

Esto es parte del mensaje que la Sociedad Americana del Cáncer está enviando este mes mientras conmemora el trigésimo séptimo “Great American Smokeout” el 20 de noviembre. El evento que se realiza el tercer jueves de noviembre de cada año, se lleva a cabo para alentar a más personas a dejar de fumar, aunque solo sea por un día.

El uso del tabaco sigue sienda es la causa principal “prevenible de enfermedades y de muerte prematura en los Estados Unidos”, dice la Sociedad Americana del Cáncer (ACS por sus siglas en inglés).

Estudio tras estudio, durante décadas, han documentado los efectos adversos de la nicotina en el cuerpo. Sin embargo, alrededor de un 42 por ciento de estadounidenses (un poco menos que 1 de cada 5 adultos) todavía fuman cigarrillos. Además, hay más de 13 millones de fumadores de cigarros en los Estados Unidos y alrededor de 2.3 millones de personas que fuman tabaco en pipas, dice la ACS.

Una de cada cinco muertes
En la actualidad, una de cada cinco muertes en los EE.UU. pueden ser atribuidas al hábito de fumar cigarrillos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. Fumar causa alrededor de un 90 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón en  los hombres y un 80 por ciento entre las mujeres. Y el fumar es un factor de riesgo importante para las enfermedades del corazón. Los fumadores de cigarrillos tienen de 2 a 4 veces más probabilidad de desarrollar una enfermedad de las arterias coronarias del corazón, que aquellos que no fuman.

¿Por qué dejar de fumar? La ASC lo dice sucintamente: “Dejar de fumar mientras usted es más joven, reducirá sus riesgos de salud aún más, pero dejar de fumar a cualquier edad puede devolverle años de vida que puede perder si continúa fumando”.

Porque la nicotina es adictiva, dejar el tabaco puede ser extremadamente difícil, especialmente después  años de dependencia, dice Patricia Feito, M.D., una especialista en medicina familiar afiliada con Baptist Health. La decisión de dejar de fumar debe venir del fumador y debe ser genuina, y la persona debe estar firmemente comprometida, dice la Dra. Feito.

“A mi me gusta educar a mis pacientes que fuman acerca de los efectos del tabaco en el cuerpo, y no solamente en los pulmones y el corazón”, dice la Dra. Feito. “No todo el mundo tiene el mismo estilo de vida, y para algunas personas, dejar el tabaco es mucho más difícil. Luego de recibir la educación, la asesoría y el apoyo adecuados, la decisión de dejar de fumar debe venir del paciente. Yo puedo ayudarles con un plan de acción, una vez que ellos mismos hayan tomado la decisión de dejar de fumar”.

‘Plan de acción’
El “plan de acción” para dejar de fumar puede involucrar el reducir el número de cigarrillos que se fuman diariamente, a través de varias semanas, usar cigarrillos con baja dosis de nicotina o auxiliares para dejar de fumar, hasta que llegue el día predeterminado para dejar de fumar. Después de eso, un plan para mejorar la nutrición e incorporar el ejercicio, además de modificar ciertos factores en el estilo de vida también ayudan, dice la Dra. Feito.

“Los pacientes le temen a los efectos que pueden sentir si dejan la nicotina”, dice la Dra. Feito. “Los efectos de retirar la nicotina pueden incluir fatiga, dolores de cabeza, depresión, irritabilidad,  aumento de apetito y fuertes antojos que pueden llevar a comer en exceso. Pero los hábitos dietéticos deben ser ajustados y hacer ejercicios siempre ayuda. Además, también hay tratamientos recetados tales como los medicamentos por vía oral o los parches, que pueden ayudar a desintoxicar el cuerpo de la nicotina y controlar los antojos y el síndrome de abstinencia de la nicotina”.

Consulte con su médico primario para comenzar un plan para dejar de fumar.

¿Cómo se recupera el cuerpo de un fumador promedio con el pasar del tiempo luego de dejar de fumar? La Sociedad Americana del Cáncer dice que luego de:

20 minutos:
Su ritmo cardiaco y su presión sanguínea comienzan a bajar.

12 horas:
El nivel de monóxido de carbono en su sangre baja a lo normal.

2 semanas a 3 meses:
Mejora su circulación mientras aumenta su función pulmonar.

1 a 9 meses:
Disminuye la tos y la falta de aire. Sus pulmones comienzan a recobrar una función normal, aumentando su habilidad de combatir las infecciones.

1 año:
El exceso de riesgo para las enfermedades de las arterias coronarias es menos que el de una persona que sigue fumando.

5 años:
Es riesgo de desarrollar cáncer de la boca, garganta, esófago y vejiga se reduce por la mitad. El riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino baja al riesgo de una persona que no ha fumado. El riesgo de tener un derrame cerebral puede bajar al mismo de una persona que no fuma luego de 2 a 5 años.

10 años:
El riesgo de morir de cáncer de pulmón es alrededor de la mitad que el de una persona que continua fumando. Baja el riesgo de desarrollar cáncer de la laringe y el páncreas.

15 años:
El riesgo para las enfermedades de las arterias coronarias del corazón es igual que el de una persona que no ha fumado.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.