Heart health sleep

Investigación

Despierte a los hechos: El sueño es crítico para la salud del corazón

En los Estados Unidos se ha despertado la conciencia del papel que desempeña el sueño en la salud en general y, en particular, en la salud del corazón. Dormir no es algo que sólo hacen los perezosos. No es una necesidad que podamos superar por pura fuerza de voluntad. Para vivir, tenemos que respirar, comer y dormir.

Recientemente, la American Heart Association ha añadido el sueño a su lista de componentes esenciales para promover una buena salud. Para Harneet Walia, M.D., directora de medicina del sueño de Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute, el reconocimiento era necesario desde hace tiempo.

Harneet Walia, M.D., directora de medicina del sueño de Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute.

"El sueño siempre ha pasado desapercibido, subestimado", afirma la Dra. Walia. "Los trastornos del sueño han sido poco reconocidos y tratados. Pero ahora vemos más conciencia sobre el sueño – un despertar por así decirlo – hacia estos trastornos tanto por parte de los pacientes como de los proveedores".

Respaldado por numerosas investigaciones sobre la importancia de un buen descanso nocturno, Miami Cardiac & Vascular Institute lleva varios años enfocándose en el sueño. "Ofrecemos un entorno único en el que la salud del sueño forma parte de un programa cardiológico integral y holístico. Somos uno de los pocos", afirma la Dra. Walia. "Cuando se habla de salud, especialmente de salud cardiaca, hay que tener en cuenta la dieta, el ejercicio y el colesterol. Del mismo modo, hay que tener en cuenta el sueño".

Durante el Mes Americano del Corazón y a lo largo de todo el año, la Dra. Walia espera que la gente preste atención a su sueño y a cómo afecta a la salud y el bienestar.  "Veo que se están haciendo progresos, pero hay que hacer más".

Por qué es importante dormir

Todos los tejidos del cuerpo humano contienen relojes moleculares que coordinan nuestros sistemas biológicos e influyen en los niveles de azúcar en la sangre, el apetito, el ritmo cardíaco, la temperatura corporal, la expresión génica, la división celular, el gasto energético y otros procesos. El funcionamiento de estos relojes internos no se conoce del todo, pero se rigen por complejas señales procedentes del interior y el exterior de nuestro cuerpo. En particular, se sincronizan con la luz y la oscuridad.

A corto plazo, dormir mal puede afectar al estado de ánimo y a la concentración. Algunas personas están dispuestas a tolerar un poco de mal humor con tal de disfrutar de unas horas más de vigilia.

Pero la falta de sueño a largo plazo se ha asociado a una amplia gama de consecuencias perjudiciales que afectan a la salud cardiovascular, la presión arterial, la obesidad, la diabetes, la salud mental y la función inmunitaria.

El hecho de que una persona pueda arreglárselas con pocas horas de sueño no significa que deba hacerlo.

"A veces la gente no reconoce las consecuencias de la falta de sueño porque se acostumbra a eso", dice la Dra. Walia. "Pero sí puede tener consecuencias de largo alcance".

Cómo entender la privación del sueño

No es ningún misterio por qué la privación de sueño y un sueño de baja calidad aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y otros problemas. Todos los mecanismos son conocidos: resistencia a la insulina, inflamación, mayores índices de daño oxidativo, niveles más altos de hormonas del estrés, desajuste de la señalización del hambre en el cerebro. "No cabe duda de que existe una fuerte relación", afirma la Dra. Walia.

Hay muchas cosas que pueden influir en la calidad y la cantidad de sueño, desde los hábitos personales hasta ciertas condiciones médicas, como el síndrome de las piernas inquietas y la apnea obstructiva del sueño. 

Las personas con apnea obstructiva del sueño pueden experimentar pausas o disminuciones de la respiración muchas veces por hora mientras duermen. Cada uno de estos episodios, provocados cuando sus vías respiratorias se obstruyen o se colapsan, puede durar desde unos segundos hasta unos minutos. Este patrón puede repetirse toda la noche sin que usted se dé cuenta, pero su cuerpo lo sabe.

La interrupción de la ingesta de oxígeno indica al cerebro que debe despertarle para reanudar la respiración. "Se activa la respuesta de lucha o huida del cuerpo", explica la Dra. Walia. "La presión arterial se dispara, el ritmo cardíaco fluctúa y esto genera estrés".

La apnea obstructiva del sueño es un factor de riesgo de numerosas enfermedades cardiovasculares, como los latidos irregulares, la hipertensión, los infartos cerebrales, la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) y la enfermedad arterial coronaria. Cuanto más severa sea la apnea obstructiva del sueño, mayor es el riesgo de enfermedad arterial coronaria, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca e infarto cerebral, según demuestran las investigaciones.

Cómo abordar el problema

La CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias) es el tratamiento más recomendado para las personas con apnea obstructiva del sueño.

Mediante el uso de una mascarilla, la máquina de CPAP bombea aire a la parte posterior de la garganta para mantener abiertas las vías respiratorias mientras se duerme. Los estudios demuestran que, cuando se utiliza de forma sistemática, da muy buenos resultados.

"El uso de la CPAP puede suponer un reto para algunas personas, pero es importante seguirlo", afirma la Dra. Walia, que ha dirigido numerosos ensayos clínicos e investigaciones sobre los trastornos respiratorios del sueño. Su médico puede ayudarle a probar distintas mascarillas, ajustar la presión de la máquina y buscar soluciones a diversos problemas, como la sequedad de la boca o la inflamación de los senos paranasales. "Podemos solucionar los problemas y superar algunas de esas dificultades".

Sin embargo, la CPAP no funciona para todo el mundo. Otras condiciones coexistentes pueden sugerir un enfoque distinto. Por eso es importante abordar la situación con el médico. "La CPAP es el estándar de oro, pero hay otras opciones de tratamiento. El objetivo es encontrar la terapia adecuada para corregir tu trastorno respiratorio del sueño individual".

Otras soluciones son los aparatos bucales que posicionan la mandíbula de modo que las vías respiratorias permanezcan abiertas, y el dispositivo estimulador del nervio Inspire, ampliamente anunciado, que se implanta quirúrgicamente y se maneja por control remoto para administrar impulsos eléctricos que mantienen abiertas las vías respiratorias.

Además, la Dra. Walia participa en un ensayo clínico multicéntrico que prueba un nuevo dispositivo no invasivo que se lleva como collarín durante el sueño. El dispositivo, llamado AerSleep II aún no está a disposición del público en general en los Estados Unidos.

Considerado prometedor en los estudios preliminares, el dispositivo aplica presión negativa en la parte exterior del cuello con una bomba de vacío alimentada por baterías que mantiene abiertas las vías respiratorias durante el sueño. "No requiere una fuente de alimentación externa ni tubos de conexión", señala la Dra. Walia. "Y la bomba es completamente silenciosa porque funciona a frecuencias por encima del rango de audición humana".

El AerSleep II se está probando en pacientes con apnea del sueño de moderada a grave y que no toleran bien la CPAP.

¿Qué se puede hacer?

Si le preocupa su capacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido, o sospecha que puede tener apnea del sueño, hable con su médico de atención primaria o consulte a un especialista del sueño, dice la Dra. Walia. Su salud depende de ello.

Abordar los problemas del sueño es importante y complejo. "El sueño no es sólo la duración del sueño; hay muchas facetas distintas de la salud del sueño, como la calidad del sueño, la eficiencia del sueño, las consecuencias diurnas relacionadas con el sueño, sus hábitos en torno al sueño y cómo el sueño afecta a su calidad de vida. Todos estos factores deben formar parte de la conversación".

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español