Investigación

El humo de segunda mano y los vapores: ¿Peligros en primer grado?

Imagine esta escena de la vida real: En el asiento de atrás de un bus municipal, un hombre enciende un cigarrillo electrónico y le dice a los que le rodean que no se preocupen ya que esos vapores electrónicos con olor a fruta – dice él – son inofensivos. Pero él está equivocado. Los cigarrillos electrónicos pueden ser dañinos tanto para los fumadores como para los espectadores, según los expertos médicos de Baptist Health.

La controversia acerca de los cigarrillos electrónicos continúa escalando, especialmente a raíz de un reciente informe federal que demuestra un aumento de un 300 por ciento en el número de pre-adolescentes y adolescentes que fuman cigarrillos electrónicos. ¿Pero cuán seguros son los cigarrillos electrónicos y cuales son los riesgos del humo de segunda mano (de los cigarrillos electrónicos y de los cigarrillos tradicionales)? He aquí unas cuantas respuestas.

 ¿Es el humo de segunda mano realmente un riesgo para la salud de los espectadores?

“Cualquier enfermedad de los pulmones que pueda contraer un fumador, se puede contraer por parte del ambiente o del humo de segunda mano, incluyendo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)”, dice Raúl Valor, M.D., médico de Baptist Health Medical Group y jefe de la sección de atención pulmonar de Baptist Hospital.

El humo ambiental no solo es una causa aceptada de EPOC, pero los descubrimientos clínicos relacionados con las enfermedades del los pulmones son indistinguibles entre alguien que ha sido un fumador activo y alguien que contrajo una enfermedad pulmonar por causa del humo de segunda mano.

El humo de segunda mano también se ha visto vinculado con el cáncer de pulmón, la bronquitis, la sinusitis y con otras enfermedades cardiovasculares y coronarias, según Javier Pérez-Fernandez, M.D., un médico de Baptist Health Medical Group que se especializa en medicina pulmonar.

 ¿Por qué es el humo de segunda mano tan peligroso para los espectadores?

Hay varios motivos distintos por los cuales el humo de segunda mano puede representar una amenaza mayor, dicen los médicos. El cigarrillo típico tiene un filtro, pero el humo que suelta ese cigarrillo no está filtrado para los que rodean al fumador, dice el Dr. Pérez.

“Las personas están expuestas al humo de segunda mano en lugares públicos, especialmente aquellos que trabajan alrededor de los fumadores y están expuestos no solamente a un cigarrillo pero a múltiples cigarrillos por parte de múltiples personas sobre un período de tiempo extendido”, dice el Dr. Pérez.

Esto es especialmente real para los empleados de los bares, casinos y otros lugares donde aún se permite fumar. Estos trabajadores enfrentan una exposición prolongada e intensa al humo de segunda mano, y el efecto acumulativo puede ser mucho más que el efecto que pueda enfrentar un fumador individual, dicen los médicos.

El Dr. Valor conoce de un paciente – un antiguo asistente de vuelo – con un caso bastante avanzado de EPOC. El paciente, que no es fumador, fue empleado por años de una de las principales líneas aéreas que permitía fumar durante sus vuelos.

“Cuando alguien está expuesto al humo ambiental, este nunca se disipa por completo. El daño ya está hecho”, dice el Dr. Valor.

¿Y qué hay con los vapores de los cigarrillos electrónicos?

Los vapores de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, que es una sustancia adictiva. La nicotina ha sido vinculada con varias enfermedades cardiovasculares incluyendo los ataques cardiacos y los derrames cerebrales, dice el Dr. Pérez.

La cantidad de toxinas en un cigarrillo electrónico pueden ser menos que en un cigarrillo normal, pero los cigarrillos electrónicos aún contienen ingredientes dañinos.

“Usted aún está expuesto a una sustancia tóxica”, dice el Dr. Pérez. “Todavía sigue siendo un veneno”.

Lo que es más, inclusive sin los químicos tóxicos, los vapores calientes de los cigarrillos electrónicos pueden ser un problema.

“Los vapores calientes son irritantes para los pulmones y pueden ser tan dañinos como los cigarrillos tradicionales”, dice el Dr. Valor.

¿Por qué son los cigarrillos electrónicos tan atractivos para los estudiantes de escuela intermedia y secundaria?

Para aumentar su atractivo, los fabricantes han añadido sabores a dulces y a frutas tropicales a los cigarrillos electrónicos, según los guardianes de la industria y otros críticos.

“Esos sabores pueden ser muy persuasivos para algunos individuos, incluyendo los adolescentes”, dice el Dr. Pérez.

Algunas personas ven a los cigarrillos electrónicos como una manera de disminuir el consumo de productos tradicionales de fumar. ¿Sigue siendo ese un concepto válido?

“Un cigarrillo electrónico no es el artículo seguro que a la gente se les hace creer que es”, dice el Dr. Valor. “La realidad es que no son una manera segura de dejar de fumar. Hay mejores alternativas tales como medicamentos, terapia y consejería, educación y parches y chicles de nicotina”.

Ambos médicos predicen que los cigarrillos electrónicos, al igual que otros productos de tabaco, pronto serán regulados con restricciones para no vender los productos a los menores de edad.

 

 

 

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.