MCI Pretell Bone Metastases hero

Educación

La detección del riesgo de fracturas es vital para muchos pacientes de cáncer

La mayoría de los cánceres pueden extenderse a los huesos. Y si su riesgo de metástasis ósea es especialmente alto – o si le han dicho que su cáncer ya se ha extendido – uno de los siguientes pasos debe ser una evaluación de su sistema óseo. Se trata de prevenir una fractura, que podría disminuir su movilidad y calidad de vida, retrasar el tratamiento del cáncer e incluso acortar la supervivencia.

 

"Tenemos tratamientos para las fracturas inminentes, pero muchos pacientes no llegan a tiempo", dice Juan Pretell, M.D., jefe de cirugía oncológica musculoesquelética de Baptist Health Miami Cancer Institute. "La cirugía después de una fractura es mucho más complicada para el paciente, y si se produce una fractura después de haber recibido radiación, a menudo el hueso no sana. Queremos ayudar a los pacientes antes de que esto ocurra".

 

Juan Pretell, M.D.

Juan Pretell, M.D., jefe de cirugía oncológica musculoesquelética de Baptist Health Miami Cancer Institute

 

 

El Dr. Pretell sugiere hablar con el oncólogo médico o radioterapeuta para que le refiera a un oncólogo ortopédico, un especialista relativamente poco común. "Tenemos que aumentar la concienciación de la importancia de una evaluación. Lo ideal sería evaluar a los pacientes antes de comenzar otros tratamientos, como la radioterapia".

 

Cada año se diagnostican unos 400,000 nuevos casos de metástasis óseas en los EE.UU., y las cifras aumentan a medida que la mejora de los tratamientos de los cánceres primarios permite una mayor supervivencia, según la American Cancer Society. Todos los pacientes con cáncer están en riesgo, pero las metástasis óseas son más frecuentes en pacientes con cáncer de próstata, seno, pulmón, tiroides y riñón. También hay una alta incidencia en pacientes con mieloma múltiple.

 

Aunque la columna vertebral suele ser el lugar de la metástasis, el área de especialización del Dr. Pretell, son los huesos largos de las extremidades, que se fracturan con más frecuencia. El fémur y el húmero son especialmente vulnerables, afirma.

 

Antes de que ocurra una fractura, algunos pacientes experimentan dolor en el hueso, pero muchos pacientes no presentan síntomas. "Con más razón hay que hacer una evaluación", dice el Dr. Pretell, que atiende a pacientes en la consulta de Miami Cancer Institute en Plantation. "Muchas fracturas se pueden prevenir".

 

Los tratamientos actuales incluyen procedimientos más nuevos y menos invasivos para fortalecer el hueso, como los dispositivos intramedulares, que implican la inserción de un catéter de balón a través de una pequeña incisión. Una vez que el catéter llega al canal del hueso comprometido, se introduce un material similar al cemento y luego se expone a luz azul, lo que permite que se endurezca.

 

"Para las extremidades superiores es asombroso", afirma el Dr. Pretell. "Los pacientes suelen pasar una noche en observación en el hospital debido a su frágil estado de salud. Si sufrían dolor óseo, el dolor se controla. Su funcionalidad mejora. Sanan muy rápidamente".

 

Si se ha producido una fractura y es necesario colocar implantes, el Dr. Pretell afirma que las nuevas opciones de fibra de carbono tienen numerosas ventajas sobre los implantes metálicos más tradicionales. Además de ser muy ligeros, mejoran la calidad de las imágenes en radiografías, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas al evitar lo que se conoce como artefacto, es decir, las sombras u obstrucciones que puede causar el metal. Las imágenes extremadamente nítidas son importantes para quienes se enfrentan a radioterapia y estudios de imagen adicionales.

 

La mayoría del trabajo del Dr. Pretell se realiza para mejorar la calidad de vida y no para curar un cáncer ya muy avanzado, pero las investigaciones siguen mostrando una correlación entre la prevención de las fracturas y la prolongación de la supervivencia. En un estudio de más de 14,000 pacientes con mieloma múltiple, los que desarrollaron una fractura tenían el doble de probabilidades de morir que los que no tuvieron una fractura. Otro estudio realizado por investigadores de Massachusetts General Hospital descubrió que la estabilización profiláctica de una fractura inminente en huesos largos conducía a una supervivencia significativamente mayor en comparación con los pacientes que se sometieron a cirugía después de que ocurriera una fractura.

 

"Como hay tan pocos oncólogos ortopédicos, incluso algunos médicos no saben que estamos disponibles", dice. "Me gustaría evaluar a todos los pacientes de alto riesgo para evitar problemas posteriores y garantizarles una alta calidad de vida".

 

 

 

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español