Nutrición

Los riesgos de los medicamentos comunes para la acidez

Son conocidos por los gastroenterólogos como “inhibidores de la bomba de protones” PPI por sus siglas en inglés o bloqueadores H2, y aunque su nombre clínico suena algo complejo, su misión es bastante simple: reducir la cantidad de ácido estomacal  que causa la acidez o el “reflujo”.

Cuando los antiácidos no son suficiente, estos medicamentos mejores conocidos por sus distintos nombres de marca tales como Nexium, Prilosec y Prevacid, pueden reducir los síntomas de indigestión, acidez o la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) también conocida como GERD por sus siglas en inglés, que es una enfermedad crónica digestiva.

Los PPI han estado disponibles sin receta por años y se anuncian bastante por televisión y por internet. Esta exposición ha ayudado a hacer de los PPI algunos de los medicamentos más populares sin receta en los Estados Unidos.

Pero existen riesgos asociados con el sobreuso de los PPI según han concluido varios estudios. Los PPI aparentan elevar la probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas del riñón, según un  nuevo estudio que involucró a más de 250,000 personas.

Cuando primero fueron aprobados los PPI en los 1980, había poca evidencia de los posibles riesgos a la salud. Desde entonces, han habido inquietudes, aunque ningún estudio, inclusive el más reciente acerca de las enfermedades del riñón, ha encontrado una relación directa de “causa y efecto” entre los PPI y alguna condición de salud en particular. Sin embargo, los estudios han demostrado que los PP! pueden aumentar el riesgo para una variedad de problemas, incluyendo las fracturas de los huesos, infecciones y posiblemente hasta los problemas del corazón.

No use los PP! cuando los antiácidos le asientan

Los PPI no deben ser tomados en lugar de los simples antiácidos que no son dañinos, dice Jeffrey Schneider, M.D., un gastroenterólogo con el Baptist Endoscopy Center en Coral Springs.

“Yo siempre le digo a los pacientes que menos es más”, dice el Dr. Schneider. “Si usted ve los anuncios de televisión, entonces probablemente tiene la idea de que estos medicamentos son una buena manera de evitar la acidez. Parecen hacerle pensar que está bien comerse una comida picante o una pizza. Pero los PPI no funcionan así. Muchas veces es mejor tomar antiácidos que depender de los PP!”.

Las personas con acidez regular o con ERGE deben consultar con su médico primario o con un gastroenterólogo para la dosis apropiada de los PP!. Esos medicamentos para la acidez sin receta vienen en distintas dosis, pero generalmente son para usarse por períodos de 14 días o menos. Cualquier uso prolongado de un PP! debe ser bajo la guía estricta de su médico.

El Dr. Schneider señala que hay muchas personas que si necesitan los PPI, y que estos estudios pueden asustarles de tomar algo que en realidad sí necesitan. El ERGE es el resultado de un esfínter esofágico débil. Esa debilidad permite que el contenido del estómago fluya de vuelta hacia el esófago.

El verdadero papel de los PPI
Las consecuencias de no tomar estas medicinas si usted las necesita pueden ser serias. Un resultado puede ser la inflamación del esófago a largo plazo (esofagitis), la cual aumenta el riesgo de células precancerosas en el esófago. Los casos severos de ERGE pueden llevar a una condición llamada el esófago de Barretts. Eso es cuando a su esófago le crece tejido parecido al tejido que se encuentra en el revestimiento del intestino.

“El ruido de los medios y el ataque a los PPI es casi constante”, dice el Dr. Schneider. “Dicen que pueden causar fracturas de los huesos, bajos niveles de magnesio y hasta ataques cardiacos, pero no existe causa y efecto claro. Si usted tiene una buena razón para usar los PPI, entonces debe usarlos”.

En los Estados Unidos, aproximadamente un 20 por ciento de la población tiene ERGE, según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK).

Cambios de estilo de vida

Hay distintos cambios de estilo de vida que pueden ayudar a las personas que sufren de ERGE y posiblemente ayudarles a dejar de tomar los medicamentos permanentemente.

Baje de peso si tiene exceso de peso: El exceso de peso puede ser un factor principal en los casos de ERGE. La frecuencia del reflujo ha aumentado junto con la tasa de obesidad de los Estados Unidos.

Use ropa más suelta: La ropa apretada puede ponerle presión a su estómago.

Maneje o reduzca el estrés: El estrés es un factor en los trastornos estomacales incluyendo la acidez y el ERGE.

Reduzca el alcohol y la cafeína en su dieta y deje de fumar: Estos tres hábitos pueden causar la acidez y el reflujo al debilitar o relajar el esfínter que cierra la unión entre el esófago y el estómago. Recuerde, un esfínter esofágico débil puede causar que el contenido del estómago vire hacia atrás.

Evite los alimentos que empeoran el ERGE: Estos incluyen los alimentos grasosos, las bebidas carbonatadas, las frutas y las bebidas cítricas y las comidas picantes.

Coma porciones más pequeñas: Las porciones grandes tienden a llenar el estómago demasiado, creando un ambiente más favorable para la acidez y el reflujo.

Manténgase en posición vertical después de comer: La gravedad puede ayudar a que el contenido del estómago se mueva en la dirección incorrecta. Cuando usted se acuesta, esto dificulta que la digestión progrese hacia el intestino delgado. Por eso, es mejor permitir varias horas después de comer antes de acostarse a dormir.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.