Educación

Preguntas y respuestas acerca del coronavirus y los niños: Lo que deben saber los padres

Aprincipios de esta semana, el experto en enfermedades infecciosas, AnthonyFauci, M.D., observó: “Algo interesante de esta pandemia del novel coronaviruses que muy pocos niños se han enfermado con la COVID-19 en comparación con losadultos”. El Dr. Fauci, director del National Institute of Allergy andInfectious Diseases, hizo la declaración mientras anunciaba un nuevo estudio nacional acerca de laincidencia de la infección del novel coronavirus entre los niñosestadounidenses.

Nosiempre resulta fácil para los padres obtener respuestas a sus preguntas acercadel coronavirus y los niños, afirmó Jonathan Fialkow, M.D., director médico auxiliar, jefe de cardiología ylipidólogo certificado en Miami Cardiac & Vascular Institute.

“Todos hemos estadoleyendo y escuchando informes acerca de que la edad parece ser el factor deriesgo más significativo para una enfermedad de COVID-19 más sintomática y conmayores probabilidades de mortalidad”, explica el Dr. Fialkow. “Mientras queeso es cierto, también puede ser percibido que la COVID-19 solamente esriesgosa para las personas mayores. Las inquietudes como padres y abuelosacerca del bienestar de nuestros niños, a menudo no son enfrentadas coninformación por parte de los medios noticiosos y otros informes médicos”.

Para hacer frente aesa brecha de información, “Coronavirus and Kids” (Coronavirus y los niños) esel tema del más reciente podcast de Baptist HealthTalk, presentado por el Dr.Fialkow, con su invitado Fernando Mendoza, M.D., jefe de pediatría y director médicode emergencia pediátrica de Baptist Hospital. Usted puede encontrar el podcast de BaptistHealthTalk (en inglés) desde su computadora o teléfono celular smartphone pormedio de Apple Podcasts y Google Podcasts. He aquí algunas preguntas y respuestas importantesde su conversación acerca de lo que deben saber los padres.

Dr. Fialkow: “¿Pueden contagiarse los niñoscon la COVID-19? ¿Es el coronavirus algo de lo que debemos estar conscientes yque nos debe preocupar cuando se trata de los niños?

Dr. Mendoza:
“La respuesta corta es sí. Los niños se pueden contagiar con el coronavirus ylos niños se han estado contagiando con el coronavirus. Yo pienso que ladiferencia más importante es que sí afecta a los niños de forma distinta y noestamos viendo la severidad de la enfermedad en los pasados meses que hemosvisto entre los adultos mayores e inclusive entre los adultos en general”.

Dr. Fialkow: “¿Se le están haciendo pruebas a losniños en alguna situación como se le hacen a los adultos?

Dr. Mendoza:
“En la sala de emergencia pediátrica, que es el área donde es más probable quele hagamos la prueba a un niño, los niños están presentándose con síntomas. Ycuando tienen fiebre, se les evalúa en un área de triage antes de entrar a lasala de emergencia en la mayoría de los departamentos de emergencia de loshospitales, y especialmente en la sala de emergencia pediátrica de Baptist, ybásicamente estamos evaluándolos para ver si tienen fiebre. Si hay fiebre uotros síntomas respiratorios superiores, los evaluamos aún más profundamentepara hacerles la prueba. La mayoría de las veces, los niños a quien se les hacela prueba resultan negativos. Actualmente tenemos una tasa de pruebas negativasde un 95 por ciento en la sala de Emergencia de Baptist Children’s Hospital, locual es bastante consistente, y es lo que está ocurriendo alrededor de nuestracomunidad en la región del Sur de la Florida. Pensamos que los niños no son tanportadores ni se están contagiando tan frecuentemente como los adultos, y esosson estudios emergentes que aún estamos tratando de entender. No sabemos el porqué, pero si existen algunas teorías”.

Dr. Fialkow: “Está el miedo a la COVIDimpulsando a los padres a traer a sus hijos más temprano? ¿O está este miedopreviniendo que los traigan?”

Dr. Mendoza:
“Hemos hecho un buen trabajo como comunidad, como sistema de atención de saludy como líderes comunitarios de atención de la salud, de decirle a las personasque ‘no vayan a la sala de emergencia a no ser que estén muy enfermos’. Estamosviendo una gran inquietud por parte de los padres de no ir a la sala deemergencia porque piensan que estamos demasiado abrumados con la COVID, lo cualactualmente no es el caso. La pregunta que ha estado en las mentes de todos porlos pasados meses es: ‘¿Esto es COVID?’ Lo que tenemos que recordar es que alos niños les da fiebre bastante a menudo y ese es básicamente el síntomanúmero uno cuando se trata de la sala de emergencia – es la fiebre pediátrica.Solo porque alguien tenga fiebre no significa que tengan COVID, y no significaque tengan ninguna otra cosa. Así que tenemos que evaluar ambas situaciones.Tenemos a muchos padres preocupados, pero también tenemos muchos padres quetienen miedo de buscar atención médica en estos momentos”.

Dr. Fialkow: “¿Cuándo diría usted, ‘¿Sabenqué? Llévenlos a la sala de emergencia. ¿Vamos a chequearlos’?” En vez dellamar a su pediatra o de usar la app de Care on Demand. “¿Cuáles serían lossíntomas que usted consideraría importantes para tomar esa decisión?”

Dr. Mendoza:
“Desafortunadamente, no son síntomas tan distintos a los de las demásenfermedades respiratorias y acompañadas por fiebre que sufren los niños. Esees el dilema y es lo que hemos estado viendo con la COVID. Típicamente la señalnúmero uno es la fiebre; una señal secundaria es la tos o la dificultadrespiratoria. Eso no es tan distinto a la gripe o a un ataque de asma o a laneumonía. Así que eso no es un factor diferencial tan grande. No podemos decirque existe un solo síntoma que nos diga ‘Eso verdaderamente significa que suniño tiene COVID’. Pero Care on Demand de Baptist Health es una manera muybuena de hacer esa evaluación inicial. Pero a veces un médico tiene queescucharles los pulmones, pueden hacer falta rayos-X o pueden requerirse otraspruebas. Es entonces cuando se debe ir a la sala de emergencia – o ir a supediatra donde usualmente tienen citas para niños enfermos por las tardes. Lamayoría de los pediatras, al menos localmente, están designando las horas de lamañana para las visitas de niños saludables. Así que todos los bebes recibensus vacunas por las mañanas y luego los niños enfermitos llegan por la tarde.Eso es lo que se ha estado haciendo recientemente. O la sala de emergencia, quesiempre está preparada para ese tipo de cosa”.

Dr. Fialkow: “¿Ha tenido usted que ingresaralgún niño con COVID-10 a Baptist Hospital?”

Dr. Mendoza:
“Cada uno de los pacientes que han resultado positivos en Baptist Children’sHospital han sido dados de alta de la sala de emergencia y enviados a suscasas, y nadie ha tenido que ser ingresado al hospital o entubado o ha tenidouna enfermedad respiratoria severa. En resumidas cuentas: no hemos tenidoenfermedades respiratorias serias entre los niños ni se ha requerido laintubación. Esa ha sido la tendencia a través de la región. Yo tengo colegas enotras salas de emergencia locales a través de los Condados de Miami-Dade yBroward y todos hemos estado viendo lo mismo. No hay muchos pacientes quenecesiten atención aguda en términos de la COVID”.

Dr. Fialkow: “¿Los niños deben usar máscaras ocobertores faciales cuando salen de sus casas?

Dr. Mendoza:
“Sí. Sí deben usarlas. Esa recomendación se aplica a los niños mayores de 2años. Para los menores de 2 años, número uno, es bastante difícil que un niñotan pequeñito se deje la máscara puesta. Pero número dos, existe la inquietudde la asfixia o de no poder respirar bien. Recuerden que las máscaras se usanpara no transmitir la enfermedad a las personas que nos rodean. Cuando nopodamos tener un distanciamiento social adecuado, las máscaras definitivamenteson indicadas para los niños”.

Dr. Fialkow: “La gente puede tener la tendenciade híper enfocarse en la COVID-19 y en la pandemia e ignorar otras cosas a lascuales deben estar prestando atención. ¿Hay algo en particular que usted recomiendaque los padres puedan tener en mente, que pueda no estar específicamenterelacionado con el coronavirus?

Dr. Mendoza:
“Ese es un buen punto. Yo pienso que una de las cosas que estamos comenzando aver un poco más, y un poco más temprano que lo usual en la sala de emergencia,son los ahogamientos de sumersión. Y eso es algo muy trágico. Ya hemos vistounos cuantos de esos y están en aumento en comparación con el año pasado.Cuando hay piscinas en las casas, los niños van a salir afuera y hay que tenermucho pero mucho cuidado con la seguridad en el agua, con la seguridad en laspiscinas, tener alarmas en las puertas corredizas o en las puertas exterioresque dan al patio, para asegurarse de estar avisado cuando un niño salga de lacasa. Pongan mucha atención a los artículos venenosos. Una de las cosas quesiempre resultan muy trágicas son esos saquitos de detergente”.

Dr. Fialkow: “Algo a lo que aludimos un poco alprincipio; si su niño está enfermo, por favor no lo ignore y no se quede en lacasa porque le tiene miedo a la contaminación. ¿Puede hablarnos un poco acercade lo que están haciendo en las instalaciones de Baptist Health para prevenirla contaminación cruzada?”

Dr. Mendoza:
“La salud de nuestros pacientes siempre ha sido lo número uno. Yo sí quieroenfatizar que, si su hijo tiene una verdadera emergencia, ya sea un ataque deasma o un dolor de barriga, que puede ser apendicitis, cualquier tipo delesión, cosas que requieran la atención de un médico, yo quiero que los padresno sientan ese temor de que al entrar a un hospital va a estar la COVID en lasparedes y en el aire por todas partes. No es así. Actualmente, sí tenemos áreasque separamos o donde ponemos a los presuntos pacientes de COVID-19. Hay áreasdonde se les evalúa y donde se les hacen pruebas. Así que tenemos áreas muyseguras, especialmente para los niños, y de nuevo, la mayoría de nuestrospacientes pediátricos no tienen la COVID. A todos se les da una máscara facialcuando entran, cada médico o proveedor, cada empleado tiene una máscara. Ellavado de las manos es de máxima importancia con una gran cantidad de higiene yde desinfección que se lleva a cabo en nuestras instalaciones”.

Dr. Fialkow: “¿Hay algo más que desea añadir?”

Dr. Mendoza:
“Las visitas pediátricas a las salas de emergencia y las visitas a lospediatras se han desplomado. Estamos preocupados porque los padres no estánllevando a los niños a sus pediatras a ponerse las vacunas de rutina. Y esopuede – en seis meses, ocho meses, un año – verdaderamente resultar en un granaumento en las enfermedades prevenibles por las vacunas. Si yo tuviera que decirlesuna sola cosa a los padres es que se aseguren que, especialmente suspequeñitos, se mantengan en ese calendario de vacunación. Lo último que ustedquiere, si su hijo tiene COVID, lo cual obviamente no es probable que ocurra detodas maneras, es que también tenga influenza o gripe junto con eso, o tosferina, o sarampión, o algo que pueda resultar catastrófico. Así que es de sumaimportancia que se mantengan esas vacunas al día con sus pediatras para esasenfermedades que son prevenibles por las vacunas”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.