Investigación

Cómo prevenir tanto las enfermedades del corazón como el cáncer: Estrategias comunes que se enfocan en los factores de riesgo modificables

La mayoría de las personas saben que comer y beber de forma saludable, controlar el peso, no fumar y mantenerse físicamente activo puede prevenir las enfermedades del corazón. Pero son menos los que se dan cuenta de que un estilo de vida saludable vinculado con los factores de riesgo modificables también puede reducir las probabilidades de ser diagnosticado con muchos tipos de cáncer.


Theodore Feldman, M.D., director médico de prevención y salud comunitaria de Miami Cardiac & Vascular Institute.

A pesar de los repetidos mensajes por parte de los expertos y la organizaciones médicas, este concepto combinado de prevención de enfermedades cardíacas y cáncer no se ha registrado precisamente en las mentes de la mayoría de la población, según los expertos de Baptist Health: Theodore Feldman, M.D., director médico de prevención y salud comunitaria de Miami Cardiac & Vascular Institute y Jane Mendez, M.D., jefa de cirugía del seno de Miami Cancer Institute.

El Dr. Feldman y la Dra. Mendez hicieron presentaciones recientemente durante el seminario web de Baptist Health  titulado en inglés “Lowering Your Risk for Heart Disease and Cancer” (“Reduciendo el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer”). (Febrero es tanto el Mes Americano del Corazón como el Mes Nacional de la Prevención del Cáncer).

“Y tiene sentido”, subraya el Dr. Feldman. “Sabemos que las personas obesas tienen una incidencia mucho mayor de desarrollar ciertos tipos de cáncer: cáncer de seno, de próstata, de colon. Sabemos que si fuma, tiene muchas más probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón, de vejiga y otros tipos de cáncer. Sabemos que si se bebe alcohol en exceso, hay mucho más riesgo de desarrollar cáncer de hígado. De hecho, comer y llevar una vida sana para el corazón es comer y llevar una vida sin cáncer. Son cosas sobre las que todos podemos asumir una responsabilidad personal en cuanto a la elección del estilo de vida”.

El cáncer de seno y los factores de riesgo modificables


Jane Mendez, M.D., jefa de cirugía del seno de Miami Cancer Institute.

La Dra. Mendez explica que un concepto erróneo bastante común sobre el cáncer de seno es que los antecedentes familiares son un factor de riesgo importante.

“La mayoría de las mujeres me dicen: ‘No tengo que preocuparme por el cáncer de seno familiar porque no lo tienen en mi familia’. Pero el 85 por ciento de los cánceres de seno se producen de forma esporádica, es decir, nadie lo tiene en su familia, y no tienen una mutación genética”, dijo la Dra. Mendez. “Sólo en el 10 por ciento de las pacientes, el cáncer de seno se produce de forma familiar, lo que significa que lo tienen en su familia. Pero no hemos identificado una mutación genética y el 5 por ciento es hereditario. Esas son las que podemos hacer pruebas genéticas y podemos identificar una mutación que sea viable.”

El cáncer de seno es el tipo de cáncer más común en todo el mundo y la causa de muerte principal por cáncer entre las mujeres estadounidenses, añade la doctora. Hay factores de riesgo no modificables, es decir, que las mujeres no pueden controlar en lo absoluto, como el sexo, la edad, ciertos niveles de exposición a la hormona femenina estrógeno y el número de ciclos menstruales en la vida de una mujer.

“Y el reto son todas las cosas que podemos modificar y que a veces no son tan fáciles de hacer”, dijo la Dra. Mendez. “Eso implica revertir las malas dietas, los estilos de vida sedentarios y los problemas con el consumo de alcohol”. Nº 1: Tenemos que conocer nuestro cuerpo. Todos tenemos distintos metabolismos; todos tenemos distintas alturas y pesos corporales, y tenemos que tratar de mantener ese peso corporal ideal.”

El factor de la obesidad y conocer sus números

La epidemia de obesidad del país está alimentando el aumento tanto de las enfermedades cardíacas como de las tasas más altas de algunos tipos de cáncer. Entre el 1999 y el 2018, la prevalencia de la obesidad en los Estados Unidos aumentó del 30% al 42%, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC).

“La obesidad es un factor de riesgo para el cáncer de seno porque los niveles de estrógeno aumentarán a medida que el estrógeno se deposite en las células grasas”, explica la Dra. Mendez. “Normalmente, cuanto más altos sean los niveles de estrógeno, mayor será la predisposición al posible desarrollo de cáncer de seno”.

Cuando se trata de la enfermedad cardíaca, también hay muchos conceptos erróneos, dice el Dr. Feldman. Muchas personas no están tan familiarizadas con sus propios números vitales, como la presión arterial, el colesterol, los niveles de azúcar en la sangre y el IMC (índice de masa corporal), que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares y aumentan los riesgos para los ataques cardíacos y los infartos cerebrales.

Una encuesta reciente reveló que el 39% de los adultos estadounidenses creían tener una salud cardiovascular ideal, señala el Dr. Feldman. Sin embargo, la realidad es que menos del 1 por ciento de los adultos gozan de una salud cardiovascular ideal. ¿Cuál es la salud cardiovascular ideal, que también se traduce en la prevención del cáncer?

El plan de prevención ‘Life’s Simple 7’

Responde el Dr. Feldman: “Lo ideal en todos sería: Nunca fumar, tener un peso corporal ideal, consumir muchas frutas y vegetales y no consumir alimentos procesados. Y caminar 10,000 pasos al día. Y luego desde el tablero médico: Tener la presión por debajo de 120/80, los niveles de azúcar en la sangre por debajo de 100 y el LDL (el colesterol malo) por debajo de 100. Sólo el 1% de los estadounidenses cumplen con todos esos criterios”.

Siete métricas de la American Heart Association – que han sido llamadas “Life’s Simple 7” – se han asociado en una serie de estudios no sólo con la probabilidad de reducir la posibilidad de padecer enfermedades del corazón, sino con la de reducir la tasa de muchas formas de cáncer – así como la diabetes, la obesidad y las enfermedades pulmonares crónicas – entre un 50 y un 80 por ciento. Life’s Simple 7 cubre las áreas vitales de la prevención: Controlar la presión, controlar el colesterol, reducir los niveles de azúcar en la sangre, hacer ejercicio con regularidad, comer sano, controlar el peso y no fumar.

Además, a medida que la gente envejece, muchos no tienen un buen entendimiento de las directrices de detección del cáncer para todos los niveles de riesgo. Además, la pandemia de la COVID-19 ha provocado un retraso en las pruebas de detección y un aumento de las tasas de diagnósticos en fase tardía.

“Ahora, estamos viendo diagnósticos de cáncer significativamente retrasados: mujeres en etapas más avanzadas de la enfermedad porque han retrasado sus mamografías de detección o han retrasado la búsqueda de atención médica. Les animo a todos – y a sus familiares y amigos – a no dejar que la pandemia impida la detección temprana, porque hemos visto las consecuencias del retraso en los diagnósticos de cáncer.”

Enlaces útiles:

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.