Educación

La prediabetes: Una epidemia reversible – Lo que usted debe saber

La prediabetes, una condición que si no se controla suele conducir a la diabetes tipo 2, es tan común que los oficiales de salud de los Estados Unidos intentan a menudo aumentar la conciencia sobre esta epidemia relativamente silenciosa. La pandemia de la COVID-19 ha estimulado una nueva advertencia sobre la prediabetes, ya que la condición, junto con la diabetes diagnosticada, expone a las personas a un mayor riesgo para enfermarse de gravedad debido a la COVID-19. 

En los EE.UU., alrededor de 88 millones de estadounidenses – más de uno de cada tres – viven con prediabetes, y más del 80% ni siquiera saben que la tienen. La prediabetes puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca e infarto cerebral. A menudo no presenta síntomas y pasa desapercibida porque quienes la padecen no suelen acudir al médico para hacerse chequeos regulares que permitan detectar la prediabetes por medio de un análisis de sangre básico.

“Alrededor de un tercio de la población estadounidense es en realidad prediabética, lo sepan o no, y a veces lo descubren en el contexto de una hospitalización debido a otro problema, como un ataque cardiaco o una neumonía”, explica Pascual De Santis, M.D., endocrinólogo con Baptist Health South Florida.

Recientemente, la American Medical Association (AMA), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC)  y el Ad Council lanzaron una serie de nuevos anuncios de servicio público en los que se habla seriamente de la prediabetes. Como parte de la campaña Do I Have Prediabetes? (¿Tengo prediabetes?), cualquier persona puede responder en línea a algunas preguntas y determinar su riesgo para la prediabetes.

“Aumentar la concienciación sobre la prediabetes y resaltar la importancia de que la gente conozca su riesgo es algo crítico, especialmente ahora que la pandemia de la COVID-19 ha ampliado los riesgos negativos para la salud asociados con las condiciones de salud crónicas”, dijo el presidente de la AMA, Gerald E. Harmon, M.D. “A través de nuestra última campaña, tenemos la meta de ayudar a que más de los millones de estadounidenses que viven con prediabetes sepan si tienen la condición”.

La prediabetes parece ser un factor importante para muchos de los pacientes hospitalizados con COVID-19, según han demostrado los estudios. Algunos pacientes están siendo diagnosticados con diabetes recientemente. Probablemente no haya sido COVID-19 la que causó la condición crónica. Lo más probable es que a estos pacientes no se les haya diagnosticado diabetes tipo 2 debido a la falta de chequeos de salud regulares, dijo el Dr. De Santis.

Un nivel de glucosa en la sangre en ayunas de menos de 100 mg/dl se considera normal. Una lectura de 100 mg/dl a 125 mg/dl se considera prediabetes. Después de una prueba de dos horas que chequea los niveles de azúcar en la sangre antes y después de tomar una bebida dulce especial, una lectura de 140 mg/dl a 199 mg/dl se considera prediabetes.

“Eso ocurre bastante, sobre todo entre los hombres que simplemente no van al médico”, dice el Dr. De Santis. “Pueden ser obesos, o que formen parte de un grupo étnico que le ponga en riesgo de padecer diabetes – y todos los que no sea caucásicos están más o menos un grupo étnico con riesgo de diabetes – y son sedentarios, entonces es probable que sean diabéticos y puede que no lo sepan hasta que sufran una forma severa de COVID”.

En agosto, una directriz actualizada emitida por la U.S. Preventive Services Task Force pide que los adultos se sometan a pruebas de detección de la diabetes tipo 2 o la prediabetes a partir de los 35 años, cinco años antes de lo aconsejado anteriormente.

La nueva recomendación, que no se aplica a las mujeres embarazadas, viene en un momento en que las tasas de prediabetes y de diabetes tipo 2 diagnosticada han alcanzado nuevas alturas en los EE.UU. Según las nuevas directrices, más del 40% de la población adulta debería someterse a las pruebas de detección, según algunos estimados.

Apenas unas semanas antes del inicio de la pandemia de la COVID-19, un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics, de la American Medical Association, reveló que casi una cuarta parte de los adultos jóvenes, de entre 19 y 34 años, y una quinta parte de los adolescentes, de entre 12 y 18 años, en EE.UU. tienen “prediabetes”, un posible precursor para la diabetes tipo 2.

Los siguientes son factores de riesgo para la prediabetes, según los CDC:

  • Tener sobrepeso
  • Tener 45 años o más
  • Tener un padre o una madre, un hermano o una hermana con diabetes tipo 2
  • Estar físicamente activo menos de 3 veces por semana
  • Haber tenido diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) o haber dado a luz a un bebé que haya pesado más de 9 libras

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.