Investigación

Obesidad y Cáncer – Una conexión que va en aumento

La prensa publica muchas noticias asegurando que EE.UU. es una de las naciones más obesas en el mundo. De hecho fuimos el número uno durante muchos años, lo cual no es una distinción de la que estemos orgullosos, pero tenemos buenas noticias que compartir, de acuerdo con la Organización de Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas, le cedimos el primer puesto a México en 2013.

Sin tener en cuenta las calificaciones, lo cierto es que tenemos problemas y las noticias indican que cada vez tenemos más seguridad de que la obesidad es más dañina de lo que anteriormente pensábamos.

La obesidad siempre se pensó que era un riesgo importante para la enfermedad cardiaca, diabetes, accidente cerebral, alta presión arterial y un buen número de otras enfermedades crónicas. Ahora ha aumentado la evidencia que muestra que también hay un vínculo entre la obesidad y el cáncer.

¿Qué es la obesidad?

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, la obesidad es una condición en la que una persona tiene una proporción malsana de grasa en el cuerpo. El BMI se calcula dividiendo el peso y altura de una persona y también añadiendo otros factores en algunas otras condiciones. La mayoría de las definiciones clínicas de obesidad incluyen un BMI igual a o mayor de 30. La epidemia de obesidad afecta a todas las edades, niveles socioeconómicos, regiones geográficas y etnias.

La investigación continúa para mostrar que las personas obesas o con sobrepeso tienen más tejido graso. El tejido graso puede afectar la función del sistema de inmunidad y causar inflamación. También puede producir hormonas, como insulina o estrógeno, que pueden ocasionar que crezcan las células cancerosas. De acuerdo con Cancer.Net , los tres factores relacionados con el peso que también contribuyen a un aumento del riesgo de cáncer son:

  • Peso alto al nacer
  • Aumento de peso cuando se es adulto
  • Ciclos de peso (perder y ganar peso repetidamente)

De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, los tipos de cáncer que han estado vinculados a la obesidad o sobrepeso, son:

  • Seno (en mujeres que ya han pasado la menopausia)  
  • Colon y recto
  • Uterino
  • Renal
  • Esofágico
  • Pancreático
  • Tiroideo
  • Vesicular

¿Qué puede hacer para reducir su riesgo?

“Edúquese”, dice la Dra. Grace Wang, oncóloga médica afiliada a Baptist Health. “Le sugiero que para reducir el riesgo de que le diagnostiquen cáncer, es mejor que coma una dieta saludable, mantenga un peso normal, limite su consumo de alcohol, y- lo más importante – deje de fumar”.

Alice Pereira, nutricionista registrada y licenciada de Baptist Health, ha estado colaborando con la Dra. Wang para crear normas nutricionales para que las pacientes de cáncer de seno reduzcan su riesgo a una recaída. La Sra. Pereira dice: “Aunque estas normas  se enfocan en prevenir la recaída del cáncer de seno, poner en práctica estas normas podría también reducir su riesgo de desarrollar otros cánceres”.

La Dra. Wang recomienda hablar con su médico sobre su salud y riesgo de cáncer en general para averiguar qué cambios saludables, incluyendo bajar de peso, podrían ayudarles a reducir su riesgo.

 

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.