MCI Asbun Meet the Chief HERO2

Educación

Conozcan al jefe: La música, los deportes y el yoga ayudan a mantener enfocado al cirujano Horacio Asbun, M.D.

Durante sus más de 25 años en el campo, y como jefe de Cirugía Hepatobiliar y de Páncreas de Baptist Health Miami Cancer Institute desde 2018, Horacio Asbun, M.D., ha estado a la vanguardia de la investigación y el tratamiento del cáncer de páncreas a nivel mundial. El nativo de La Paz, Bolivia, es un pionero de renombre mundial en el campo de la cirugía hepatobiliar y sus técnicas mínimamente invasivas para la cirugía de páncreas son empleadas hoy por cirujanos de todo el mundo.

 

(No deje de verlo: El cirujano Horacio Asbun, M.D., jefe de Cirugía Hepatobiliar y de Páncreas de Baptist Health Miami Cancer Institute, comparte cómo mantiene un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal y cómo se mantiene en la cima de su juego en la sala de operaciones. Vídeo en inglés por Carol Higgins).

 

Como muchos cirujanos, el Dr. Asbun pasa mucho tiempo en la sala de operaciones, a menudo bajo una intensa presión. Muchos de sus pacientes tienen cáncer de páncreas o de hígado, lo que puede conllevar procedimientos quirúrgicos extremadamente difíciles y complejos. Y nunca pierde de vista el hecho de que sus pacientes ponen literalmente su vida en sus manos. ¿Presión? ¿Qué presión?

 

Con semejante potencial de estrés, ¿cómo mantiene el Dr. Asbun un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal y se mantiene al máximo nivel en la sala de operaciones? Dice que lo logra tratando de ser una "influencia positiva" con la gente que le rodea, viviendo la vida al máximo y dedicando tiempo a tres de las pasiones de su vida: la música, el deporte y el yoga.

 

La música le ayuda a relajarse y concentrarse en el quirófano

"Estoy muy agradecido a la música", dice el Dr. Asbun. "Siento que la música te dice cosas que no se pueden expresar con palabras y, si se lo permites, la música está ahí contigo en los momentos divertidos, en los tristes y en los duros. Si te gusta bailar, la música es baile. Si te gusta ser intelectual, la música es intelectual. Si te gusta meditar, la música es meditación".

 

Aunque admite que no sabe cantar ni tocar una nota con un instrumento musical, al Dr. Asbun le encanta escuchar música y dice que no podría imaginarse operar sin ella porque le ayuda a mantenerse relajado, pero concentrado.

 

"Siempre y cuando no sea disruptiva, la música definitivamente nos ayuda a mantener un ambiente muy amigable y relajado dentro de  la sala de operaciones, lo que favorece al paciente", dice el Dr. Asbun. "Y cuando digo: 'Por favor, paren la música', y de repente hay silencio, todo el mundo sabe que necesito su atención porque tenemos un asunto urgente".

 

Practicar deporte aumenta la resistencia para aguantar las cirugías largas

El Dr. Asbun atribuye a su pasión por el deporte el haberle dado la concentración y la resistencia necesarias para aguantar cirugías muy complejas de varias horas de duración. "Sin duda alguna, me gusta el deporte. Creo que me ayudan a estar mejor preparado física y mentalmente para las largas cirugías que hago".

 

Su deporte favorito es el esquí, que no es algo que se pueda practicar en Miami, pero el Dr. Asbun pasa mucho tiempo libre recorriendo el Sur de la Florida en bicicleta. No importa lo que hagas, dice, siempre y cuando estés haciendo algo. "Creo que si haces ejercicio con regularidad durante un mes – haciendo algo que te guste y sin forzarte demasiado – descubrirás que tienes la necesidad de seguir haciendo ejercicio y se convertirá en parte de tu vida".

 

El Dr. Asbun dice que ha aprendido mucho de su hijo menor, Derek, que fue jugador profesional de rugby en el Equipo Nacional de Rugby de los Estados Unidos y llegó a jugar internacionalmente en Oxford University, donde fue nombrado jugador del año.

 

 

"Derek me enseñó la importancia de la imaginación mental, que utilizaba cuando se preparaba para un partido", dice el Dr. Asbun. Ahora aplica la misma técnica cuando se prepara para una intervención quirúrgica, visualizando todos y cada uno de los pasos del procedimiento y anticipando cómo respondería ante algo imprevisto”.

 

Su hijo también ha sido su entrenador deportivo y le ha ayudado a "intentar ser mejor deportista", dice el Dr. Asbun. "No puedo ser ni la mitad de lo que él quiere que sea, pero me anima mucho y es muy paciente conmigo. Realmente es un regalo en mi vida".

 

Practicar yoga ayuda con las exigencias físicas y mentales de la cirugía

El Dr. Asbun dice que tiene que tener la mente despejada y estar concentrado durante la operación para asegurarse de que todo esté perfecto para el paciente. Ha descubierto que el yoga también le ayuda con las exigencias físicas y mentales de la cirugía.

 

"Practico yoga con regularidad", dice el Dr. Asbun. "Puede que no lo disfrute tanto mientras lo hago, porque es un tipo muy particular de yoga el que hago que es bastante intenso pero, al igual que con el deporte, me ayuda a estar mejor preparado física y mentalmente para mis largas cirugías. Y cuanto más lo haces, más quieres seguir haciéndolo".

 

Trabajar con su hijo es ‘un regalo’ que quiere disfrutar tanto como sea posible

El Dr. Asbun tiene la distinción de formar parte de uno de los pocos equipos de padre e hijo en el campo del cáncer de páncreas y de hígado. Su hijo mayor, Domenech Asbun, M.D., que quería ser médico desde pequeño, es ahora cirujano hepatobiliar, de páncreas y de intestino anterior en Miami Cancer Institute, donde él y su padre colaboran en cirugía, investigación y entrenamiento de otros cirujanos en las técnicas más avanzadas.

 

 

"Habiendo criado a Domenech, ya sabía la calidad de persona que era, pero no sabía lo buen cirujano que es hasta que tuvimos la oportunidad de operar juntos", dice el cirujano mayor. "Para mí fue fascinante verlo en la sala de operaciones y ver las habilidades que tiene. Y fue entonces cuando me di cuenta de que la vida me ha hecho otro regalo: poder trabajar con mi hijo, y es un regalo que pienso disfrutar tanto como sea posible".

 

El Dr. Asbun se siente orgulloso de sus dos hijos, y con razón, pero sólo se atribuye parcialmente el mérito de su éxito. "He hablado de mis dos hijos y de cómo son regalos de la vida, pero no habría sido posible sin su maravillosa madre", dice. "Estoy enormemente agradecido de haberla conocido y de que nos haya ayudado a crear dos seres humanos tan maravillosos y realizados".

 

Equilibrio entre la búsqueda de la innovación y la preocupación por sus pacientes

A lo largo de su carrera, el Dr. Asbun afirma que se ha guiado por dos principios. El primero es la necesidad de colaborar con personas innovadoras. "Quiero trabajar con personas que quieran impulsar la ciencia, pero que al mismo tiempo sean conscientes de lo que hacen y por qué lo hacen", afirma.

 

Es una de las razones por las que el Dr. Asbun aceptó la oferta de venir a Miami Cancer Institute desde la Clínica Mayo, donde era presidente de cirugía general. "Por muy prometedora que sea una posible terapia nueva, al final hay que asegurarse de que no perjudique al paciente".

 

El segundo principio es el que, según el Dr. Asbun, le ha guiado desde el principio de su carrera. "Nunca haría ningún tipo de procedimiento en uno de mis pacientes que no estaría dispuesto a hacer en un miembro de mi propia familia", dice. "Esto me ha permitido equilibrar mi búsqueda de la innovación con mi compromiso de hacer lo mejor para el paciente. Es algo que siempre debemos tener en mente".

 

Aunque dice que requiere incontables horas y una concentración y dedicación extraordinarias, el Dr. Asbun se siente "bendecido" de poder ser cirujano. "El hecho de poder trabajar con las manos y poder ayudar a influir positivamente en la vida de alguien, y de poder disfrutar haciendo lo que haces, es realmente un regalo. Es la razón por la que me hice médico".

Even though he says it requires countless hours and extraordinary focus and dedication, Dr. Asbun feels “blessed” to be able to be a surgeon. “The fact that you can work with your hands and be able to help positively affect someone’s life, and that you can enjoy doing what you do, it really is a gift. It’s the reason why I became a physician.”

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español