Educación

De regreso a las montañas después de una cirugía de rodilla

NickChavez se describe a sí mismo como “extremo”. El profesional de ventas de 35años de Coconut Grove añora la aventura que acompaña al excursionismo, elrafting en rápidos, saltar los precipicios y el snowboarding.

“Esasson las pasiones más grandes de mi vida”, dijo él. Sin embargo, con lanaturaleza “extrema” de su pasión, también viene el riesgo para las lesiones.

El Sr.Chavez aprendió esa lección el año pasado cuando se encontraba snowboarding en Breckenridge,Colorado, y dio una vuelta inesperada que forzó su rodilla contra un árbol,lesionándose la rótula de la rodilla.

“Unaplaca de rayos X en el centro de atención de urgencia en Breckenridge mostróque mi hueso estaba agrietado, y los médicos ahí pensaron que me habíadesgarrado el LCA (ligamento cruzado anterior)”, recuerda él. Cuando regresó aMiami, inmediatamente buscó atención para su rodilla lesionada. Pero un coágulode sangre en su pierna, causado por una combinación de la lesión y su largovuelo de regreso a casa, demoró la atención que iba a recibir, mientrasesperaban que se disolviera el coágulo.

Unasegunda opinión

John Zvijac
Cirujano ortopeda John Zvijac, M.D.

Mientrastanto, los amigos del Sr. Chavez lo convencieron a que buscara una segundaopinión por parte de John Zvijac, M.D., cirujano ortopeda de Miami Orthopedics & SportsMedicine Institute.El Dr. Zvijac, quien supervisa la atención ortopédica de numerosos equiposdeportivos profesionales y colegiales, y es el director médico de losestudiantes atletas de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade, le explicóal Sr. Chavez que su lesión era mucho más complicada que un simple desgarro delLCA.

Unarótula ‘destrozada’

“El Dr.Zvijac me dijo que me había destrozado la rótula de la rodilla, y que tambiénme había desgarrado el LCM (ligamento colateral medial) y el LPFM (ligamentopatelofemoral medial), los ligamentos que sostienen la rótula en su lugar en lapierna”, dijo el Sr. Chavez.

El ligamento colateral medial o LCM, sostiene la rodilla conla tibia y el fémur”, explicó el Dr. Zvijac. El ligamento patelofemoral medial o LPFM sostiene la rótula en sulugar. Nick tenía ambos ligamentos desgarrados de donde se supone queestuvieran y tenía fragmentos de la rótula flotando alrededor de la rodilla”.

Con laseveridad de su lesión, el Sr. Chavez necesitaba cirugía.

Mientrasque reconstruir la rodilla pudo haber sido una opción, el Dr. Zvijac pensó queel estilo de vida activo del Sr. Chavez meritaba una reparación de las lesionescon sus propios ligamentos, los cuales estaban saludables, aunque se le habíandesgarrado de la rodilla.

“Entramos artroscópicamente para limpiar los fragmentos sueltos de la rótula alizar el cartílago debajo de la rótula”, explicó el Dr. Zvijac acerca de la cirugía del Sr. Chavez en Doctors Hospital. “Entonces le abrimos la rodilla para volver a colocar los dos ligamentos”.

Esacirugía tuvo lugar el 5 de abril del 2019, casi dos meses después de la lesión.

Larecuperación después de la cirugía de rodilla

“Yodiría que me tomó alrededor de dos semanas después de la cirugía para podercaminar cómodamente”, recuerda el Sr. Chavez. “El reto más grande era que miscuádriceps habían perdido bastante masa y fortaleza entre el momento de lalesión en febrero hasta que me hice la cirugía. Tuve que trabajar muy durodurante mi fisioterapia y por mi cuenta para reestablecer eso y sanar mirodilla”.

El Sr.Chavez hizo fisioterapia entre dos y tres veces por semana durante tres meses ymedio. Él también hizo ejercicios en el gimnasio con el propósito de fortalecersus músculos y participó, con mucho cuidado, en clases de kickboxing una vezque sus fisioterapeutas le dieron permiso.

“Típicamente,con este tipo de cirugía de la rodilla, el paciente tiene que caminar con uncorchete durante seis a ocho semanas, resumir sus actividades en seis meses yestar completamente recuperado a los ocho meses de la cirugía”, dijo el Dr.Zvijac. “Recomendamos fisioterapia entre dos y tres veces por semana por 10 a12 semanas”.

Devuelta a la vida

Nick Chavez y Ulissa Montero en Breckenridge en enero.

Estepasado mes de enero, el Sr. Chavez regresó a las montañas. Él admite que tomólas cosas con calma por miedo que pudiera volverse a lesionar la rodilla. Sinembargo, según él, una vez que venció el miedo y especialmente porque no sentíadolor, él rápidamente resumió su rutina normal de snowboarding, quedándose enla montaña hasta el último curso del día.

Enfebrero, un año después de su accidente, volvió a la misma montaña enBreckenridge. También viajó a Park City, Utah a finales de febrero y dice quehizo saltos que nunca había logrado hacer antes.

El Dr.Zvijac no está sorprendido con la recuperación del Sr. Chavez y con sucapacidad para hacer lo que ama.

“Conuna reparación quirúrgica de la rodilla como la de Nick, y con su arduo trabajopara reestablecer su fortaleza y su función, yo espero que su rodilla esté bienpor el resto de su vida”, dijo él.

Encuanto al Sr. Chavez, él dice que su actitud le ayudó mucho y ofrece esteconsejo a las demás personas que puedan haber atravesado por una lesióndeportiva traumática: “Aunque parezca imposible, mantengan una actitudpositiva. Tengan en cuenta que va a tomar bastante tiempo, pero verán elprogreso poco a poco con el tiempo”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español