Investigación

Las pruebas para las enfermedades renales

No sólo los tiene en la espalda – pero también le respaldan.

Esa es una forma de pensar en sus riñones, los órganos del tamaño de un puño y con forma de frijol que trabajan silenciosamente en su cuerpo, filtrando desperdicios y exceso de agua de su sangre las 24 horas del día y los 7 días de la semana. (Los desperdicios se suelta en forma de orina). Las otras funciones vitales de los riñones incluyen mantener un equilibrio saludable de ciertos químicos tales como el potasio y el sodio.

¿Cuán a menudo discute usted sus riñones con su médico de atención primaria? Pensamos que su respuesta es nunca. Pero sucede que el 10 de marzo es el Día Mundial del Riñón, un buen momento para aumentar su conocimiento acerca de la salud de sus riñones.

Mientras que las personas con enfermedades renales están viviendo más tiempo y tienen mejores opciones de tratamiento, la utilización de las pruebas de detección temprana para las enfermedades renales – inclusive entre las personas con factores de riesgo – permanecen bajas, así como también el conocimiento acerca de las condiciones renales que pueden amenazarle la vida, según el reporte anual por parte del U.S. Renal Data System.

‘Algunos tienen más riesgo que otros’

“Cualquier persona puede sufrir una enfermedad renal en cualquier momento, pero algunos tienen más riesgo que otros”, dice Deepa Sharma, D.O., doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care en Coral Gables. “Queremos establecer la detección temprana”.

Determinar su riesgo, y si usted debe someterse a una prueba con un simple análisis de orina y de sangre como parte de su chequeo de rutina, es algo que usted debe discutir con su médico, dice la Dra. Sharma. Los factores de riesgo incluyen un historial familiar de enfermedad renal, presión alta, diabetes y la edad. A medida que las personas van envejeciendo, su riesgo para las enfermedades renales aumenta.

“Si usted está en riesgo o tiene más de 60 años, debe hacerse la prueba”, dice la Dra. Sharma. “Hacemos dos análisis simples en el entorno de atención primaria”.

Un análisis de orina busca proteína. “La proteína debe encontrarse en la sangre, no en la orina. Si se detecta proteína, eso significa que los filtros no están funcionando como es debido y podría ser una primera señal de una enfermedad renal”, explica la Dra. Sharma.

Otra forma en la cual un médico de atención primaria comprueba la salud renal es a través de un análisis de sangre para medir los niveles de creatinina. La creatinina es un producto de desperdicio del metabolismo de los músculos que los riñones filtran de la sangre. “Si los riñones están dañados, les resulta difícil sacar la creatinina de la sangre”, dice ella.

Un estimado de la tasa de filtración glomerular de los riñones o GFR por sus siglas en inglés, se puede obtener utilizando el nivel de creatinina en la sangre con una fórmula que incluye la edad, el peso, la raza y el sexo del paciente. “El GFR nos indica cómo están funcionando sus riñones”, dice la Dra. Sharma.

Un referido a un nefrólogo (Especialista en riñón)

Si los análisis de sangre y de orina sugieren una función renal anormal, la Dra. Sharma refiere a sus pacientes a un nefrólogo o especialista en riñón. “Tratamos de intervenir temprano para optimizar la salud renal del paciente y la salud en general, y comenzar los tratamientos más temprano que tarde”.

Ella dice que la mejor manera para que la gente esté al tanto de su salud renal es familiarizarse con sus otras pruebas de rutina incluyendo las índices de la presión sanguínea, azúcar  y colesterol en la sangre.

“Lo más importante que podemos resaltar es que nuestros pacientes conozcan sus puntuaciones”, dice ella.

Las personas con presión arterial  y azúcar alta en la sangre pueden tener una enfermedad cardiovascular y diabetes, y ambas pueden causar daño a los riñones. “Los riñones están compuestos de vasos sanguíneos; cualquier enfermedad que afecte los vasos sanguíneos [así como la presión arterial alta y la diabetes] también va a afectar los riñones”, explica la Dra. Sharma. “Por eso queremos asegurarnos de estar al tanto de esos factores de riesgo”.

Los medicamentos y suplementos pueden afectar los riñones

Algo que también hay que tener en mente es que los medicamentos y suplementos comunes pueden afectar los riñones. Por ejemplo, los medicamentos sin receta para el dolor como el ibuprofeno y la aspirina no se deben tomar si la función de los riñones no es normal, dice la Dra. Sharma.

“Los pacientes deben asegurarse de traer una lista completa de los medicamentos y suplementos que estén tomando cuando vayan a ver a su médico para ver si alguno de ellos puede afectar sus riñones”, dice ella.

Para mantener sus riñones saludables, la Dra. Sharma sugiere seguir hábitos saludables de estilo de vida incluyendo tomar alrededor de ocho vasos de agua diariamente, comer una dieta balanceada y saludable y hacer ejercicios regularmente.

Para más información acerca de la salud de sus riñones incluyendo recetas saludables, recursos para pacientes y sus familias, prevención y abogacía, visite el sitio web en español de la National Kidney Foundation.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español