Panic attack or heart attack

Educación

¿Ataque cardíaco o ataque de pánico? Pendiente a los síntomas.

Un ataque cardíaco es una emergencia médica. Un ataque de pánico no lo es. Pero al coincidir los síntomas, puede ser difícil distinguirlos. ¿Confías en ti mismo para saber cuál es cuál?

Podrías estar jugándote la vida si asumes que no se trata de un ataque al cardíaco.

“Los síntomas de los ataques de pánico pueden parecerse mucho a los de un ataque al cardíaco, como dolor en el pecho, falta de aire y palpitaciones. Es importante buscar ayuda médica si experimentas estos síntomas, ya que puede ser difícil saber la diferencia sin una evaluación adecuada", dice el cardiólogo Ian Del Conde Pozzi, M.D., director del programa de medicina vascular y del programa de hipertensión resistente de Miami Cardiac & Vascular Institute.

Tanto los ataques de pánico como los ataques cardíacos pueden aparecer de repente. Los ataques de pánico surgen cuando las hormonas del estrés desencadenan la respuesta de “lucha o huida” del cuerpo, que a menudo se traduce en taquicardia, opresión en el pecho, mareos, náuseas, dificultad para recuperar el aliento y otros síntomas.

Ian Del Conde, M.D., director of the Vascular Medicine Program and the Resistant Hypertension Clinic at Baptist Health Miami Cardiac & Vascular Institute.

 

Un ataque cardíaco ocurre cuando se bloquea el flujo sanguíneo al músculo cardiaco y una o más partes del corazón quedan privadas de oxígeno. La falta de oxígeno y sangre provoca lesiones celulares que dañan el músculo cardiaco. Los ataques cardíacos requieren atención médica de emergencia para evitar complicaciones graves o la muerte.

Busca atención médica inmediata ante cualquier duda

Tanto si estás sufriendo un ataque de pánico como un ataque cardíaco, puede ser una experiencia aterradora. Siempre debes buscar atención médica inmediata si hay alguna duda, dice el Dr. Del Conde. Es importante no minimizar los síntomas, ya que la situación podría agravarse rápidamente si se trata de un ataque cardíaco. En caso de duda, no dudes nunca en llamar al 911 o acudir al hospital.

“No te avergüences: estamos aquí para resolverlo”, dice el Dr. Del Conde.

 

En los Estados Unidos, alguien sufre un ataque cardíaco cada 40 segundos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Esto representa unos 805,000 ataques cardíacos al año. De ellos, aproximadamente el 75% son el primer infarto. Aproximadamente uno de cada cinco infartos es “silencioso”, es decir, el daño ya está hecho, pero la persona no lo sabe.

Las palpitaciones cardíacas, en las que se siente como si el corazón aleteara o se saltara un latido de repente, también pueden ser motivo de preocupación. Las palpitaciones pueden ser síntoma de un ataque de pánico; sin embargo, en algunos casos, las palpitaciones son síntoma de una arritmia, o latido irregular del corazón. Las arritmias, como la fibrilación auricular, son graves y no deben ignorarse. Tu médico puede realizarte varias pruebas para determinar si están causadas por el estrés o por una enfermedad cardíaca subyacente.

Aunque todo esté en orden y se descarte un ataque cardíaco u otros padecimientos cardíacos, eso no significa que debas descartar estos inquietantes episodios.

No te avergüences de buscar ayuda para los ataques de pánico

Ser diagnosticado con un ataque de pánico en lugar de un ataque cardíaco no significa que no tengas problemas del corazón. Sigue siendo esencial que consultes a tu médico para que evalúe tu salud cardíaca y aborde cualquier problema subyacente", afirma el Dr. Del Conde.

Si un examen de salud demuestra que tu salud cardíaca es buena, quizá quieras considerar buscar ayuda para los ataques de pánico o la ansiedad, sobre todo si empiezan a interferir en tu vida diaria o en tu capacidad de funcionamiento. Según el National Institute of Mental Health, casi el 3% de los adultos estadounidenses sufren un trastorno de pánico al año. Casi el 5 por ciento de los adultos estadounidenses sufren algún trastorno de pánico en algún momento de su vida.

“No hay por qué avergonzarse de buscar ayuda para un ataque de pánico. Controlar el estrés y buscar el tratamiento adecuado para el trastorno de pánico puede mejorar el bienestar general", afirma el Dr. Del Conde. “La salud mental es tan importante como la salud física, y los profesionales de atención de salud están ahí para apoyarle sin juzgarle”.

Con el tratamiento adecuado, los pacientes pueden aprender a reconocer las señales de un ataque de pánico inminente, aprender habilidades para desescalar el pánico y romper el ciclo de ansiedad.

Aunque los ataques de pánico suelen pasar en una hora o menos, “los pacientes deben ser conscientes de que los ataques de pánico pueden elevar de forma natural la presión arterial temporalmente”, afirma el Dr. Del Conde. “Es esencial practicar técnicas para reducir el estrés y buscar el apoyo de los profesionales de salud para controlar la ansiedad y prevenir posibles consecuencias para la salud”.

Las personas que padecen ansiedad, depresión o estrés crónico sin tratamiento pueden tener un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos. Las investigaciones demuestran que el estrés crónico puede provocar inflamación, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, que aumentan el riesgo para los ataques cardíacos y los infartos cerebrales.

“Los chequeos regulares con el médico pueden ayudar a controlar la presión arterial y evaluar la salud cardiovascular en general”, dice el Dr. Del Conde. “Es esencial comunicar cualquier preocupación sobre los ataques de pánico o síntomas del corazón a su proveedor de atención de salud para la evaluación y el manejo adecuados”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español