Investigación

8 Consejos para Hacer Frente a las Tormentas

Si es Ud. una de esas personas esperando en la línea en Publix o Home Depot 24 horas antes de que un huracán amenaza la zona, pensará, ¿por qué hago lo mismo todos los años?

Bueno, ¿y por qué?

La temporada de huracanes del Atlántico 2013 está aquí y el momento de prepararse es ahora, sobre todo cuando se trata de la salud y el bienestar de su familia.

Siga estas recomendaciones del Dr. John Braden, médico de la sala de emergencias y director médico de Preparación de Emergencia y Seguridad de Baptist Health South Florida, para preparar a su familia ahora para las emergencias médicas que puedan surgir, antes, durante o después de una tormenta.

1.    Haga un inventario de todos los medicamentos con receta que toma su familia regularmente y hable con su médico y farmacéutico para obtener el suministro de un mes adicional antes de que llegue la tormenta. Recuerde que algunas compañías de seguros limitan los suministros de medicamentos a una vez al mes. Si se queda sin en un medicamento cuando amenaza una tormenta, no podrá obtener su receta si su farmacia cierra durante y después de una tormenta, o si sus proveedores no puedan llegar a nuestra comunidad.

2.    No se preocupe demasiado por encontrar hielo. Los medicamentos, incluyendo la insulina, no se descomponen tan pronto que lleguen a temperatura ambiente. El aumento de la temperatura sólo acorta su vida útil un poco. Simplemente no exponga estos medicamentos directamente al sol.

3.    Evite lesionarse las manos y los pies al poner o quitar las contraventanas antes y después de una tormenta usando zapatos cerrados de cuero como botas de montaña y llevando guantes. En la sala de emergencias, atendemos a personas que requieren suturas cuando se les cae una contraventana y solamente llevan sandalias o chancletas.

4.    Mantenga un botiquín de primeros auxilios en un lugar accesible. En el botiquín se debe tener vendas de todos los tamaños, alcohol o peróxido, crema antibiótica, gasas, protector solar con un SPF de amplio espectro de al menos 30 y compresas frías instantáneas que se activan con la presión.

5.    Compre suficiente repelente de mosquitos. Cuando se producen cortes de energía a raíz de una tormenta, tener las ventanas abiertas deja pasar los insectos en su interior. En el pasado, estas plagas sólo eran una molestia, pero hoy en día en el sur de Florida estamos viendo más y más casos de fiebre del dengue y encefalitis equina. Ambas son enfermedades virales graves transmitidas por mosquitos.

6.    Comience a comprar alimentos no perecederos y agua potable a principios de la temporada de huracanes. Si bien es poco probable que el suministro de agua se corte, la baja presión del agua puede aumentar el riesgo de los contaminantes en el agua. El Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade recomienda hervir el agua durante al menos un minuto o agregar 8 gotas o 1/8 de cucharadita de legía (cloro/bleach) sin aroma por cada galón de agua y dejar que el agua repose al menos 30 minutos antes de usarla para asegurarse de que está segura para el consumo.

7.    Para los bebés, asegúrese de abastecerse de pañales, toallitas húmedas para bebés, fórmula y agua potable embotellada para preparar alimentos para bebés.

8.    Revise su reserva de pilas (bacterias) para encontrar las que están goteando y disponga de ellas con cuidado, sin hacer contacto con el ácido.

Los hospitales deben prepararse durante todo el año ante la amenaza de un huracán o una tormenta tropical. Las familias deben revisar su plan para huracanes a principios de la temporada, cuando prevalezca la calma.

Recuerde de leer el blog, Weathering the Storms, escrito por el jefe principal de operaciones de Baptist Health, Wayne Brackin, quien dirigió los esfuerzos de recuperación del huracán Andrew en Homestead Hospital y aprendió mucho de la experiencia.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.