Educación

Cómo evitar el síndrome del corazón festivo y otros eventos cardiacos durante esta época del año

Llegó la temporada festiva y con ella la advertencia anual sobre el exceso de estrés y sobre echar a un lado los hábitos saludables. Los ataques cardiacos son más frecuentes durante la época festiva, según han confirmado muchos estudios a través de los años.

Algunos estudios también han confirmado el “síndrome del corazón festivo”, también conocido como el “síndrome cardiaco navideño”, que se refiere principalmente a las arritmias auriculares inducidas por el alcohol. En general, los episodios cardíacos durante esta época del año pueden ser provocados por cambios poco saludables en la dieta, un mayor consumo de alcohol, el estrés derivado del ajetreo navideño, las tensiones económicas, la planificación de viajes y entretenimiento… y un segundo año de la pandemia de la COVID-19, según la American Heart Association.

Además, es posible que más personas ignoren las señales y los síntomas de un ataque cardiaco durante las fiestas, descartándolos como simple estrés por estar haciendo tantas cosas. El síndrome del corazón festivo también puede provocar cambios más sutiles en los pacientes con insuficiencia cardíaca en los días y las semanas después de las fiestas.

La insuficiencia cardíaca es cuando el corazón está demasiado débil para bombear la sangre por el cuerpo como es debido. El corazón sigue funcionando, pero la necesidad de sangre y oxígeno del cuerpo no se satisface. Más de 6 millones de estadounidenses viven con insuficiencia cardíaca.

“Tienden a comer en exceso, a beber en exceso y a estresarse en exceso, y esos son factores importantes”, explica Sandra Chaparro, M.D., cardióloga y directora del Programa de Insuficiencia Cardíaca Avanzada de Miami Cardiac & Vascular Institute. “Así que terminamos viendo pacientes con insuficiencia cardíaca descompensada con más frecuencia”.

La insuficiencia cardíaca descompensada se refiere a los síntomas obvios y que pueden afectar a la salud en general, como la congestión pulmonar que puede causar tos, sibilancias o dificultar la respiración. También puede sentirse cansado y encontrar más difícil hacer ejercicio o incluso realizar las tareas cotidianas. Puede provocar ritmos cardíacos anormales (arritmias).

La Dra. Chaparro enfatiza que su rutina de salud nunca debe ser interrumpida por las fiestas, especialmente si toma medicamentos para condiciones de salud subyacentes.

“No fume y si bebe, hágalo con moderación”, dice la Dra. Chaparro. “Como decimos, es importante conocer sus números, como la glucosa (azúcar en sangre), el colesterol y la presión sanguínea. Es vital disminuir los niveles de estrés y tomar los medicamentos según lo prescrito. Haga una cita de seguimiento con su médico cuando sea necesario. Nada tiene que cambiar con respecto a su salud durante las navidades”.

El estrés es algo con lo que todos lidiamos a diario. Y es entonces cuando el cuerpo libera ciertas hormonas del estrés, como el cortisol y la epinefrina, para hacer frente a una situación estresante, explica Andrea Vitello, M.D., cardióloga de Miami Cardiac & Vascular Institute.

“Y durante un corto período de tiempo, eso es probablemente beneficioso para poder hacerle frente a un factor de estrés”, dijo la Dra. Vitello. “Pero a largo plazo, si usted tiene una exposición prolongada a los niveles de cortisol y epinefrina – eso en realidad puede ser muy dañino para el sistema cardiovascular. Puede aumentar el azúcar en la sangre, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco”.

He aquí los factores asociados con los ataques cardiacos durante esta época del año, según la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology (ACC):

El estrés – Las actividades como las compras de regalos de última hora, los viajes y el atender a los invitados pueden provocar estrés emocional y físico. La compra de regalos puede causar presión financiera. Estas tensiones pueden disparar los niveles de la hormona del estrés, cortisol, en el cuerpo. Las personas con niveles altos de cortisol tienen cinco veces más probabilidades de morir de un ataque cardiaco, un infarto cerebral u otras causas cardiovasculares, según los estudios.

No tomarse los medicamentos – El ajetreo de las fiestas puede hacer que las personas dejen de tomarse sus medicamentos como les ha sido indicado, olvidar llevarlos cuando viajan o no poder reabastecerlos de manera oportuna.

El aumento de peso durante las fiestas – Esas libritas de más que tanta gente aumenta año tras año pueden tener efectos duraderos.

No hacer ejercicio o hacer demasiado ejercicio – La gente dice que está demasiado ocupada para hacer ejercicio durante las fiestas, o intenta ponerse en forma demasiado rápido para lucir mejor.

Comer y beber de más – Comer cosas pesadas, comidas altas en grasa y en azúcar, causan la elevación de la presión sanguínea y del ritmo cardiaco, poniendo estrés en al corazón y en el sistema digestivo. Como resultado, una persona puede experimentar acidez y dolores en el pecho que pueden parecerse a los síntomas de un ataque cardiaco. De igual manera, beber demasiado alcohol también pone estrés en el cuerpo, haciendo que el corazón bombee con más fuerza para hacer llegar la sangre a las arterias periféricas.

Consumir demasiada sal – El alto consumo de sodio también puede tener un efecto inmediato, causando la retención de líquido que hace que el corazón tenga que bombear con más fuerza.

Con prevención y moderación, es posible disfrutar de las fiestas y mantener el corazón saludable. He aquí algunos consejos para reducir los riesgos:

Rellene sus medicamentos con anticipación. Así no tiene que lidiar con el ajetreo de las fiestas.

Mantenga una rutina regular de entrenamiento/ejercicio. No haga un entrenamiento drástico “pre-festivo”.

Escuche a su cuerpo. Hay variar señales de un ataque cardiaco que pueden parecerse a la sensación que puede sentir una persona después de haber comido demasiado o de estar apurado, como la falta de aire o los dolores en el pecho.

Esté atento a los amigos y familiares.  Además de los pacientes cardíacos, las personas mayores, los diabéticos y los que tienen otros problemas de salud subyacentes corren un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Busque atención médica de inmediato. Si no se siente bien, no demore su tratamiento. Busque atención de emergencia marcando el 911 o atención de urgencia.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.