Investigación

Los hispanos y su salud: Entendiendo el mayor riesgo de diabetes y sus complicaciones

Mientras la nación celebra el Mes Nacional de la Herencia Hispana 2022, es de vital importancia entender que los hispanoamericanos tienen más probabilidades de desarrollar diabetes: un riesgo 66% mayor que el de los blancos no hispanos. Y los hispanos tienen un 22 por ciento menos de probabilidades de tener la presión arterial alta controlada. Ambas estadísticas proceden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC).

Las complicaciones de la diabetes también afectan más a los hispanos, o latinos, con tasas más altas de insuficiencia renal causada por la diabetes, y la pérdida de visión y ceguera relacionadas.


Christine Marrero, D.O., doctora en medicina familiar de Baptist Health Primary Care.

“Los hispanos pueden reducir sus posibilidades de ser diagnosticados con diabetes haciendo importantes cambios en su estilo de vida”, explica Christine Marrero, D.O., doctora en medicina familiar de Baptist Health Primary Care. “Mantener un peso saludable y un estilo de vida activo son factores cruciales, así como una dieta bien balanceada rica en vegetales, frutas y proteínas magras”.

Muchos hispanoamericanos no entienden que sus elecciones dietéticas los mantienen con sobrepeso, además del estilo de vida sedentario. Las tasas de obesidad son un 20 por ciento más altas entre los hispanos, en comparación con los blancos no hispanos. La obesidad es un factor de riesgo importante para la diabetes y la presión alta.

“Los factores de riesgo son la mala alimentación, el sobrepeso/la obesidad, la genética y la falta de actividad física”, dijo la Dra. Marrero. “La diabetes suele diagnosticarse con una prueba de A1C, que es un promedio de su nivel azúcar en la sangre en los últimos tres meses. Una glucosa aleatoria o en ayunas tomada en la consulta de su médico es un vistazo a su azúcar en ese momento, pero la mejor prueba para hacerse una idea de sus niveles de azúcar en la sangre es la A1C”.

Dentro de la cultura hispana en EE.UU., los factores de riesgo de la diabetes incluyen las opciones dietéticas con alto contenido de carbohidratos simples, que se encuentran más comúnmente en los azúcares procesados y refinados, como el relleno de los pasteles, el azúcar de mesa, los siropes y los refrescos. Pero los carbohidratos simples también se encuentran en el arroz blanco, que puede elevar el nivel de azúcar en la sangre mucho más rápido y más alto porque carece de fibra, que puede ayudar a mejorar los niveles de azúcar en sangre.

En contraste, los alimentos ricos en fibra son los “carbohidratos complejos”, que ayudan a frenar la digestión y la velocidad a la que aumentan el azúcar en la sangre. La fibra dietética, que se encuentra principalmente en las frutas, los vegetales, los cereales integrales y las legumbres, es más conocida como un beneficio para aliviar el estreñimiento.

“Reducir el consumo de alimentos procesados y azúcares refinados, así como de grasas saturadas, puede reducir el riesgo de obesidad”, afirma la Dra. Marrero. “Por ejemplo: reducir el consumo de refrescos y proteínas no magras”.

Los hispanos de EE.UU. también son más propensos a tener prediabetes, que es cuando los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos aún para ser diagnosticados como diabetes tipo 2. Si se tiene prediabetes, se corre un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y otros problemas de salud serios, como enfermedades cardíacas e infartos cerebrales, dice la Dra. Marrero.

Una dieta saludable debe combinarse con una rutina de ejercicio regular y moderado, que puede incluir caminar a paso ligero. Las directrices de actividad física de los Estados Unidos recomiendan al menos 30 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada al menos 5 días por semana para un total de 150 minutos, o al menos 25 minutos de actividad aeróbica vigorosa al menos 3 días por semana para un total de 75 minutos; o una combinación de actividad aeróbica de intensidad moderada y vigorosa.

“En lo que respecta a las actividades diarias, hay ajustes en el estilo de vida que pueden ayudar a mantener un peso saludable”, añade la Dra. Marrero. “Los cambios menores pueden incluir el elegir estacionar el carro más lejos de la puerta para dar pasos adicionales, y tomar las escaleras en lugar del ascensor siempre que sea posible”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.