Headaches and Aneurysms

Dolores de cabeza y aneurismas: No ignores los síntomas repentinos o severos

Los dolores de cabeza nuevos o intensos que comienzan sin motivo aparente o conocido probablemente requieren una evaluación médica. Un dolor de cabeza repentino, tan agudo que no se parece en nada a lo que haya experimentado nunca, es muy probable que sea una emergencia médica.

Un aneurisma cerebral puede ser la causa de un dolor de cabeza único en la vida. En 1988, cuando el presidente Joe Biden tenía 45 años, experimentó un dolor de cabeza sumamente estremecedor. Lo llevaron de emergencia a la sala de operaciones por un aneurisma sangrante. La actriz Emilia Clarke de la serie televisiva “Game of Thrones” tuvo una experiencia similar a principios de 2011, poco después de filmar la primera temporada de la serie.

No hay duda de que un aneurisma cerebral (un punto débil en una arteria que se hincha o sobresale y se llena de sangre) puede poner en peligro la vida. La rotura de un aneurisma cerebral puede provocar una hemorragia dentro y alrededor del cerebro, lo que puede resultar en daño cerebral, estado de coma e incluso la muerte.

Robert Wicks, M.D., neurosurgeon, co-director of cerebrovascular surgery and director of the Neurosurgical Anatomy Laboratory at Baptist Health Miami Neuroscience Institute.

Cuando un aneurisma se revienta, siempre se experimenta un dolor de cabeza repentino y extremadamente intenso, y también se puede desarrollar: visión doble, náuseas, vómitos, rigidez en el cuello, sensibilidad a la luz, convulsiones, pérdida del conocimiento (breve o prolongada) e incluso un paro cardíaco.

La mayoría de los aneurismas cerebrales no presentan síntomas hasta que crecen mucho o se revientan. Los aneurismas pequeños e inmutables generalmente no producen síntomas, explica Robert Wicks, M.D., neurocirujano, codirector de cirugía cerebrovascular y director del Laboratorio de Anatomía Neuroquirúrgica de Baptist Health Miami Neuroscience Institute. Se estima que hasta el 2 por ciento de la población, es decir, una de cada 50 personas, tiene un aneurisma, pero la gran mayoría no se revientan.

"Muchas veces, los pacientes no están conscientes de ellos", dijo el Dr. Wicks. “Ocasionalmente, habrá personas que tendrán un aneurisma ubicado en una parte particular del cerebro que puede afectar su visión o provocar que tengan visión doble. Rara vez un aneurisma causa dolores de cabeza persistentes”.

El Dr. Wicks insta a cualquier persona que repentinamente comience a tener dolores de cabeza (sin tener antecedentes de dolores de cabeza) a consultar a un médico, quien probablemente le recomendará estudios por imágenes. Pero en la mayoría de los casos, los aneurismas son asintomáticos, añade.

Los antecedentes familiares, el tabaquismo y otros factores de riesgo

A veces, los aneurismas cerebrales son el resultado de factores de riesgo hereditarios. Otros factores de riesgo se desarrollan con el tiempo e incluyen: presión arterial alta no tratada, tabaquismo y abuso de drogas, que pueden elevar la presión arterial a niveles peligrosos.

"Un factor de riesgo clave son los antecedentes familiares de aneurismas", explica el Dr. Wicks. “Si una persona tiene al menos dos miembros de la familia que han tenido un aneurisma o una rotura de aneurisma, a menudo recomendaremos, a partir de los 40 o 50 años, hacerse una resonancia magnética especial del cerebro llamada MRA (la sigla en inglés para angiografía por resonancia magnética). Eso analiza los vasos sanguíneos del cerebro”.

Si se diagnostica un aneurisma, el Dr. Wicks considera diferentes factores. No todos los aneurismas se revientan. Muchas personas tienen un "aneurisma identificado incidentalmente" que se encuentra al evaluar condiciones o síntomas aparentemente no relacionados.

"Analizamos distintos factores", dijo el Dr. Wicks. “Observamos el tamaño y la forma del aneurisma. ¿Tiene irregularidades o protuberancias? También analizamos los factores de riesgo del paciente, como fumar. Se ha demostrado que fumar promueve el desarrollo de aneurismas. Pero las personas que los tienen y continúan fumando tienen más probabilidades de provocar que el aneurisma cambie o crezca.

“El otro factor es observar la presión arterial y si alguien tiene presión arterial alta no controlada. Y todo eso se tiene en cuenta. Por eso es muy importante acudir a un centro donde un equipo médico tenga experiencia en el tratamiento de aneurismas. Podemos repasar los próximos estudios de imágenes y luego recomendar opciones de tratamiento”.

La evaluación y el tratamiento de los aneurismas

El equipo de especialistas de Baptist Health Miami Neuroscience Institute utiliza las herramientas de diagnóstico por imágenes más sofisticadas y de vanguardia para determinar el tipo de aneurisma y señalar su ubicación exacta.

"Una angiografía con catéter de diagnóstico evalúa el aneurisma para que podamos observar su tamaño y forma precisos y determinar las mejores opciones de tratamiento", explica el Dr. Wicks. “Es muy similar a las angiografías del corazón con catéter. Básicamente, colocamos un pequeño catéter en la arteria radial de la muñeca o en la arteria femoral de la pierna. Bajo la guía de rayos X, podemos guiar ese pequeño catéter a través de los vasos sanguíneos hasta el cuello. Y podemos inyectar un tinte de contraste que nos permite observar las arterias con gran detalle y también obtener imágenes en 3D del aneurisma”.

La mayoría de los aneurismas ahora se pueden tratar por vía endovascular, lo que se refiere a un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo.

El enrollamiento endovascular, o embolización con espiral, es el método mínimamente invasivo más común para tratar los aneurismas cerebrales. El cirujano utiliza la fluoroscopía (rayos X en vivo) para pasar un catéter desde un vaso sanguíneo en la ingle hasta los vasos sanguíneos en el cerebro, terminando en la ubicación exacta del aneurisma. Empujan pequeñas espirales de platino dentro del aneurisma. Las espirales adoptan la forma del aneurisma para coagularlo (embolización) y detener el flujo sanguíneo, evitando su ruptura.

En algunos casos, clipaje es la alternativa al procedimiento mínimamente invasivo. El clipaje es un procedimiento quirúrgico abierto para sellar el aneurisma y evitar que entre sangre. El clipaje de aneurismas cerebrales ha estado disponible durante más tiempo que la terapia endovascular y tiene excelentes resultados a largo plazo. En los últimos años, se han utilizado clips de titanio y enfoques quirúrgicos más pequeños para sellar.

"Hay aneurismas particulares que tienen una forma particular, o están ubicados en un área particular, y todavía consideramos el clipaje como tratamiento", dijo el Dr. Wicks. “Y hemos desarrollado cirugías un poco menos invasivas para los aneurismas cuando es necesario, como incisiones en la piel más pequeñas. Y ese sigue siendo un tratamiento muy eficaz que podemos ofrecer en Miami Neuroscience Institute”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español