Former NY Jets center

Ciencia

Ayudó a los Jets a ganar el Super Bowl III, pero ahora está sumamente agradecido a su equipo de neurocirugía de Marcus Neuroscience Institute

John Schmitt, que ahora tiene 80 años, fue el centro ofensivo de los New York Jets que pasó el balón al quarterback Joe Namath en el Super Bowl III hace 54 años. Todavía se considera una de las mayores victorias en la historia de la NFL, cuando los Jets vencieron a los Baltimore Colts, que eran los grandes favoritos.

Ser centro en el fútbol americano significa estar en el centro de la acción. Schmitt jugó 10 años con los Jets y un año con los Green Bay Packers. "Ganar el Super Bowl III es sin duda la cumbre de mi carrera", afirma. Pero tantos años como centro en la NFL le causaron estragos. "A lo largo de mi carrera, tuve tres o cuatro conmociones cerebrales, cinco narices rotas, dos operaciones de hombro, 10 costillas rotas, seis operaciones de pierna, me pusieron dos caderas nuevas. Básicamente me han reemplazado todo", dice con un poco de humor.

Pero hace tres meses sufrió una caída que le puso en manos de un equipo de atención de salud dirigido por Frank Vrionis, M.D., neurocirujano y director de Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital, que forma parte de Baptist Health.

 

(Watch and hear from former NFL player John Schmitt and Frank Vrionis, M.D., chief of Neurosurgery at Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital. Video by Alcyene Almeida Rodrigues.) 

"Me caí una noche, sobre las 2:30 de la madrugada y me golpeé la cabeza con la esquina de la puerta", cuenta el Sr. Schmitt. "Estuve a punto de morir. Fue entonces cuando conocí al Dr. Vrionis, que es un gran tipo".

El Dr. Vrionis recuerda que el Sr. Schmitt tenía dificultades para expresarse y parecía confuso. La idea inicial del equipo de neurología fue que tenía encefalopatía, un término genérico que significa que su cerebro no estaba funcionando bien. Pero como el Sr. Schmitt fue jugador de fútbol durante muchos años, el Dr. Vrionis dijo que empezó a "profundizar en el diagnóstico de hidrocefalia de presión normal (HPN en español o NPH por sus siglas en inglés)".

La HPN es una acumulación anormal de líquido cefalorraquídeo (LCR) en los ventrículos cerebrales. Se produce cuando se bloquea el flujo normal de LCR por el cerebro y la médula espinal, lo que hace que los ventrículos se agranden y ejerzan presión sobre el cerebro.

"La HPN es una condición en la que el líquido cefalorraquídeo no se absorbe tan bien como debería y se acumula en el cerebro de forma lenta", explica el Dr. Vrionis. "Muchos de estos pacientes son diagnosticados erróneamente con Alzheimer o Parkinson".

El tratamiento consiste en la colocación quirúrgica de una derivación, o tubo hueco, en el cerebro para drenar el exceso de LCR. Esto permite que los ventrículos cerebrales vuelvan a su tamaño normal.

"Una vez confirmado que un paciente tiene HPN, la solución permanente para él es la colocación de una derivación", explica el Dr. Vrionis. "Una derivación es un dispositivo que sirve como puente para el mecanismo de absorción del cerebro y drena el líquido en una cavidad distinta. Normalmente, los lugares donde se drena son el abdomen o el cuello, en una de las venas."

La reacción del Sr. Schmitt cuando le hablaron del procedimiento: "Dije: 'Esto es mucho más duro que jugar en el Super Bowl'. ... El líquido en el cerebro me disgustó mucho. Y luego la idea de que iban a taladrarme un agujero en el cerebro y ponerme un drenaje... y todo lo demás. Sinceramente, estaba asustado".

El Dr. Vrionis dice que la operación no tuvo complicaciones. "Permaneció uno o dos días en el hospital. La última vez que lo vi, estaba mejorando mucho. Caminaba mejor. Hablaba mejor. En general, su cognición había mejorado sustancialmente".

El Sr. Schmitt dice que está en camino de volver al campo de golf y disfrutar de la vida con su esposa de 60 años, Joanne, y sus tres hijos y siete nietos.

"Estoy deseando que llegue ese momento porque, a estas alturas, ya no juego al fútbol ni al tenis. Así que lo único que puedo hacer es jugar al golf. Me gustaría darles las gracias a todos, no sólo al Dr. Vrionis, sino a toda la atención que recibí allí (Boca Raton Regional Hospital). El Dr. Vrionis es un hombre tan agradable y un gran cirujano. Tengo mucho que agradecer ..."

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español