El brote “histórico” de meningitis de la Florida es motivo de preocupación, según los médicos

El aumento de los casos de enfermedad meningocócica en toda la Florida ha llevado a los oficiales de salud del estado a instar a los residentes – especialmente a los estudiantes universitarios, a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y a las personas que viven con el VIH – a que se familiaricen con sus síntomas y a que tomen simples precauciones para evitar contraer o propagar la enfermedad.

El Departamento de Salud de la Florida informa de que el número de casos de meningitis en el estado en lo que va de año ha superado el promedio de cinco años. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC) lo han calificado como “uno de los peores brotes de enfermedad meningocócica entre hombres homosexuales y bisexuales en la historia de EE.UU.”.

Los CDC señalaron en una declaración que recientemente se han producido al menos 24 casos y siete muertes entre hombres homosexuales y bisexuales a causa de la bacteria en la Florida. Los CDC también recomendaron a los hombres homosexuales y bisexuales que viajen a Florida que pregunten a su proveedor de atención de salud sobre la posibilidad de vacunarse.

Jose Vazquez, M.D., jefe de atención primaria de Baptist Health Medical Group

La enfermedad meningocócica es poco frecuente pero puede ser mortal, según José Vázquez, M.D., jefe de atención primaria de Baptist Health Medical Group. “Los dos tipos más comunes de enfermedad meningocócica son la meningitis, que es una infección de las meninges, o la membrana que recubre el cerebro y la médula espinal, y la septicemia, o sepsis, que es una infección del torrente sanguíneo”, explica el Dr. Vázquez. “La sepsis puede causar muy rápidamente daños en los tejidos, fallos en los órganos y la muerte”.

La meningitis viral es el tipo más común de meningitis, dice el Dr. Vázquez. Está causada por patógenos virales como los enterovirus, las paperas, el sarampión o la influenza. “Incluso puede ser transmitida por mosquitos y garrapatas”, añade. La meningitis viral suele ser mucho menos seria que la meningitis bacteriana, que, según él, está causada por patógenos bacterianos como la neumonía por estreptococos, el haemophilus influenza y la neisseria meningitidis.

Afortunadamente, según el Dr. Vázquez, estas bacterias no son tan contagiosas como los gérmenes que causan el resfriado común o la influenza, y las personas no se contagian por contacto casual o por respirar el aire donde ha estado alguien con enfermedad meningocócica. “La transmisión suele producirse a través de la saliva y del contacto directo durante un periodo de tiempo o a través del contacto directo, como besar o compartir bebidas”, explica él.

Los enterovirus, que se propagan a través de las heces de una persona infectada, son la causa más común de la meningitis viral, según el doctor Vázquez. “Esto puede verse en los niños pequeños que aún no están entrenados para ir al baño, o incluso en adultos que cambian con frecuencia los pañales de bebés infectados”, dice él.

Aunque las personas que están en contacto estrecho con alguien que tiene meningitis viral pueden infectarse con el virus que ha hecho enfermar a esa persona, es poco probable que contraigan la meningitis, según el Dr. Vázquez. “Sólo un pequeño número de personas que se infectan con los virus que causan la meningitis desarrollan realmente una meningitis viral”, afirma.

El diagnóstico precoz es clave para evitar problemas de salud a largo plazo

Sin tratamiento, la mayoría de los casos de meningitis viral simple mejoran por sí solos en un plazo de siete a diez días, según el Dr. Vázquez, pero es importante establecer un diagnóstico tan pronto como aparezcan los síntomas. “Algunos casos de meningitis viral – sobre todo los causados por el virus del herpes – deben tratarse con medicamentos antivirales para evitar daños neurológicos permanentes”, dice él. “Y la meningitis bacteriana debe tratarse de forma agresiva con antibióticos, ya que puede provocar graves complicaciones a largo plazo, como daños cerebrales, pérdida de audición, problemas de aprendizaje e incluso la muerte”.

Los estudiantes universitarios tienen mayor riesgo de contraer meningitis

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., el principal brote de este año en la Florida se ha producido entre hombres homosexuales y bisexuales y hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.  Aunque el brote actual se limita principalmente a las personas que viven en el estado, también ha afectado a algunas personas que han viajado a la Florida, según los CDC.

En los últimos meses se han notificado otros brotes menores de meningitis en todo el estado. Entre ellos se encuentran varios casos entre estudiantes universitarios, que suelen vivir en proximidad cercana en los dormitorios universitarios y que comparten bebidas y otras cosas. Aunque no están relacionados con el brote mayor, los CDC dicen que siguen siendo inquietantes.

Síntomas de meningitis a los que hay que prestar atención

Los síntomas iniciales de la meningitis viral son similares a los de la meningitis bacteriana, según el Dr. Vázquez. “Los síntomas pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, rigidez de cuello, dolores musculares, náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, cambios en la visión, confusión y, a veces, una erupción”, dice él. La meningitis bacteriana, sin embargo, tiene un inicio más repentino. “Los síntomas pueden aparecer rápidamente, literalmente de una hora a otra, y es una enfermedad más severa”, dice el Dr. Vázquez.

El diagnóstico de meningitis se confirma analizando las muestras de laboratorio recogidas del paciente. En ocasiones, algunas personas pueden no presentar síntomas al principio. Algunos niños, por ejemplo, pueden ser asintomáticos pero llevar el organismo en la nariz o la garganta, según el Dr. Vázquez, quien dice que si cree que usted o su hijo pueden tener meningitis, debe acudir al médico de inmediato. “Un médico puede determinar si tiene la enfermedad, cuál es su causa y cuál es el mejor tratamiento”, dice él.

El tratamiento depende del tipo de meningitis

Ladan Pourmasiha, D.O., es doctora de medicina familiar de Baptist Health y directora de los centros de atención de urgencia del sistema de salud en el condado de Broward. Dice que, a pesar de su gravedad, la meningitis viral rara vez es mortal en personas con sistemas inmunológicos normales. Los bebés menores de un mes y las personas con sistemas inmunológicos debilitados son más propensos a desarrollar un caso severo de la enfermedad, dice ella.

Aunque no existe un tratamiento específico para la meningitis viral, esta usualmente se resuelve por sí sola en dos semanas y los síntomas pueden controlarse fácilmente, afirma la Dra. Pourmasiha. “Los antibióticos no sirven de nada contra un virus, así que una vez establecido el diagnóstico lo único que podemos hacer como médicos es recomendar reposo en cama, mucho líquido y medicamentos para aliviar la fiebre y el dolor de cabeza”. Los síntomas de la meningitis viral típicamente duran una o dos semanas, dice ella, y la mayoría de los pacientes se recuperan por completo.

Aunque los antibióticos no pueden combatir los virus, sí combaten las bacterias y son muy importantes para tratar la meningitis bacteriana, dice la Dra. Pourmasiha. “La meningitis bacteriana no sólo puede ser extremadamente seria, sino que puede provocar discapacidad o la muerte si no se trata a tiempo”, dice ella. “Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de supervivencia”.

Tome estas medidas para evitar la meningitis

Aunque ninguna medida es cien por ciento eficaz para prevenir la meningitis viral, la Dra. Pourmasiha afirma que ciertos hábitos y prácticas que podemos incorporar fácilmente a nuestra vida cotidiana – o que ya hemos adoptado gracias a la pandemia de la COVID-19- pueden ayudar a disminuir nuestro riesgo de contraer la enfermedad.

“Esto incluye lavarse las manos, evitar el contacto cercano con personas enfermas, limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia, así como quedarse en casa cuando se está enfermo para evitar cualquier transmisión”, dice la Dra. Pourmasiha. “Sin embargo, la mejor manera de prevenir la meningitis viral es vacunarse”.

El Departamento de Salud de la Florida recomienda la vacuna MenACWY para las personas de poblaciones de alto riesgo, como los estudiantes universitarios, las personas que viven con el VIH u otras inmunodeficiencias, y cualquier persona de un grupo de alto riesgo cuya última vacunación contra la meningitis fue hace más de cinco años. Las vacunas se pueden encontrar poniéndose en contacto con su médico, el departamento de salud del condado o la farmacia.

El Dr. Vázquez, de Baptist Health Medical Group, dice que otras formas de prevenir la meningitis viral son haciendo algunas de las mismas cosas a las que nos hemos acostumbrado con la pandemia del coronavirus en los últimos dos años.

“Evite el contacto con cualquier persona que haya estado expuesta a la meningitis o que se sepa que la tiene, y use una mascarilla facial, si es posible”, aconseja el Dr. Vázquez. “Además, trate de evitar las reuniones. Esta es una enfermedad que ocurre comúnmente en los dormitorios universitarios, porque las personas están muy cerca unas de otras. “Y, añade, utilice el sentido común. “No comparta las bebidas, no comparta la pasta de diente ni los cepillos, y evite el contacto muy cercano”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.