Investigación

El ejercicio está vinculado con una reducción en el riesgo para 13 tipos de cáncer

Si aun le hace falta ánimo para añadir un poco de actividad a su día, puede ser que lo encuentre en los resultados de un nuevo estudio demostrando que las personas que hacen ejercicios tienen un riesgo notablemente más bajo para desarrollar 13 tipos distintos de cáncer.

El estudio masivo que fue encabezado por el National Cancer Institute and American Cancer Society, encontró que las actividades físicas durante el tiempo de ocio parecen tener potentes beneficios contra el cáncer además de ayudar a reducir los riesgos para la enfermedad cardiaca, la diabetes y la muerte debido a todas las causas. Los investigadores describieron la actividad física como “una prometedora estrategia para reducir el riesgo” que debe ser practicada por todos.

El efecto más fuerte fue visto para el cáncer del esófago, con un 42 por ciento de menos riesgo. Las personas que hicieron la mayor cantidad de ejercicio también tuvieron un 27 por ciento de menos probabilidades de desarrollar cáncer del hígado, 26 por ciento menos probabilidades de desarrollar cáncer del pulmón y 23 por ciento menos probabilidades de desarrollar cáncer del riñón, sólo por nombrar algunos. (Vea la lista completa más abajo).

“Aunque el mecanismo biológico preciso por el cual la actividad física mitiga el riesgo para el cáncer permanece poco clara, su impacto es convincente y debe empoderar a todos a tomar un papel activo para promover nuestra salud y nuestro bienestar”, dijo M. Beatriz Currier, M.D., directora médica de servicios de apoyo de cáncer en el Miami Cancer Institute.

Datos de 1.44 millones de personas entre las edades de 19 y 98 años

Los estudios pasados han documentado el vínculo entre la actividad física y la reducción en el riesgo para los cánceres de colon, mama y endometrio; sin embargo, los resultados han sido no concluyentes para la mayoría de los demás tipos de cáncer debido a los pequeños números de participantes en los estudios. Estos nuevos análisis recaudaron datos de 1.44 millones de personas entre las edades de 19 a 98 años, de los Estados Unidos y Europa. Por el tamaño de la población que fue estudiada, la investigación pudo examinar una amplia gama de distintos tipos de cáncer incluyendo malignidades raras. Los participantes fueron seguidos por un promedio de 11 años durante los cuales ocurrieron 187,000 nuevos cánceres.

El análisis publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine, encontró que las personas que estuvieron activas por 150 minutos a la semana – o el equivalente de sólo 30 minutos al día durante cinco días por semana – tuvieron una disminución en los riesgos para muchos tipos de cáncer. Mientras más activas las personas, más protector fue el efecto de nadar, caminar, jugar deportes o simplemente moverse.

“Este estudio es significativo”, dijo Joann Santiago-Charles, fisióloga oncológica de ejercicios en el Miami Cancer Institute. “Muchos estudios se han enfocado en el ejercicio y en su papel en la prevención del cáncer, pero ninguno ha sido de esta magnitud”.

Alentadoramente, el efecto positivo no estuvo relacionado con la pérdida de peso que puede ocurrir como resultado de la actividad física. Las asociaciones entre el ejercicio y la reducción en el riesgo para el cáncer se mantuvieron ciertas aun y cuando los investigadores tomaron en cuenta la masa corporal. Las personas que tenían sobrepeso pero se ejercitaban, tenían mucho menos riesgo de desarrollar la mayoría de los cánceres que las personas con sobrepeso que no se movían mucho.

El ejercicio y los ‘cambios químicos en el cuerpo’

Entonces, ¿cuál es el poder mágico del ejercicio? La conexión entre la actividad física y la reducción en el riesgo para el cáncer aun no se entiende completamente bien, pero los científicos tienen algunas teorías.

“Ocurren muchos cambios químicos en el cuerpo cuando nos ejercitamos”, explicó Santiago-Charles.

Los expertos piensan que el ejercicio moderado ayuda a regular los niveles hormonales que están vinculados con un aumento en el riesgo para el cáncer. También ayudan a controlar los niveles de insulina que pueden alimentar los crecimientos cancerosos. Aquellas personas que están activas físicamente tienen menos inflamación, según el estudio y las células del cuerpo tienen menos estrés y son más capaces de reparar las células dañadas y el ADN.

Solamente el cáncer de próstata y el melanoma maligno aparentaron ocurrir más a menudo en los que se ejercitaban más a menudo pero los investigadores dicen que esto puede tener una explicación razonable. El aumento modesto en los cánceres de la próstata puede estar relacionado con el hecho que los hombres que se ejercitan están más conscientes de su salud y se hacen las pruebas, alterando las estadísticas. Y el aumento en el cáncer maligno de la piel puede reflejar el hecho de que las personas que hacen ejercicios se exponen al sol con más frecuencia, dijeron ellos – por eso, no olvide el protector solar y la ropa protectora.

En general, los niveles más altos de actividad estuvieron vinculados con un riesgo más bajo de desarrollar cualquier tipo de cáncer de un 7 por ciento – algo que debemos tener en mente, dijo Santiago-Charles. “Este estudio es significativo porque demostró que el ejercicio, independientemente de otros factores, ayudó a prevenir el cáncer”, dijo ella. A la misma vez, la obesidad también es un factor de riesgo para el cáncer y por eso la gente no debe ignorar el valor de reducir su Índice de Masa Corporal (IMC) también.

“También existen muchos factores que contribuyen a los cambios en las células que resultan en cáncer. Algunos de ellos no podemos controlar”, dijo ella. “Pero si podemos reducir nuestro riesgo a través de la actividad física, es algo que vale la pena”.

El ejercicio y el riesgo para el cáncer

Según un estudio principal publicado en la revista médica JAMA Internal Medicine, la actividad física regular redujo el riesgo de estos tipos de cáncer:

  • Cáncer de esófago por un 42 por ciento
  • Cáncer del hígado por un 27 por ciento
  • Cáncer del pulmón por un 26 por ciento
  • Cáncer de riñón por un 23 por ciento
  • Cáncer del cardias gástrico por un 22 por ciento
  • Cáncer del endometrio por un 21 por ciento
  • Leucemia mieloide por un 20 por ciento
  • Mieloma por un 17 por ciento
  • Cáncer de colon por un 16 por ciento
  • Cáncer de la cabeza y el cuello por un 15 por ciento
  • Cáncer rectal por un 13 por ciento
  • Cáncer de vejiga por un 13 por ciento
  • Cáncer de mama por un 10 por ciento

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español