Ciencia

‘Cada día me siento más fuerte’ – A los 81 años, vuelve a su vida activa luego de un importante procedimiento estructural del corazón en Miami Cardiac & Vascular Institute

David Villari, residente de Fort Lauderdale, que cumplirá 81 años en septiembre, está casi retirado de la administración de su empresa familiar de seguros. Se mantiene activo haciendo ejercicio y participando en actividades deportivas, pero sobre todo jugando al golf y pasando tiempo con su numerosa familia, que incluye cinco nietos, uno de los cuales también es un ávido jugador de golf. 

Entonces, en abril, el Sr. Villari recuerda que empezó a sentir un brote de los síntomas – principalmente episodios de debilidad con falta de aire – que le llevarían a someterse a un importante procedimiento cardíaco estructural en Miami Cardiac & Vascular Institute,  que forma parte de Baptist Health.

(Ver video: Escuche al paciente David Villari y Ramón Quesada, M.D., director médico de Structural Heart and Complex Percutanea Coronary Intervention en Miami Cardiac & Vascular Institute. Video de Alcyene de Almeida Rodríguez.)


“Cada día me sentía más débil”, dijo él. “Era bastante activo, pero me cansaba muy rápidamente. Jugaba al golf con regularidad y me cansaba después de una ronda de golf. Así que supe que algo iba mal”.

En 2007, el Sr. Villari se sometió con éxito a una operación de bypass a corazón abierto y a una sustitución de la válvula aórtica, pero sus médicos le advirtieron entonces que podría necesitar una reparación de la válvula aórtica en algún momento. La valvulopatía cardíaca ocurre cuando una o más de las válvulas del corazón – la tricúspide, la pulmonar, la mitral y la aórtica – no se abren completamente o permiten que la sangre se filtre a las cámaras.

Durante años, los avances fundamentales en el tratamiento o la sustitución de las válvulas cardíacas, muchos de ellos iniciados en el marco de ensayos clínicos, han sido promovidos por Miami Cardiac & Vascular Institute, dirigidos por Ramón Quesada. M.D., director médico de Corazón Estructural e Intervención Coronaria Percutánea Compleja del Instituto.

“Acudí a mi cardiólogo, que me sugirió que me sometiera a una prueba de ETE (ecocardiograma transesofágico) para ver si mi válvula aórtica estaba fallando”, relata el Sr. Villari. “Resultó que era mi válvula mitral. La válvula mitral tenía una fuga (regurgitación de la válvula mitral). Y en ese momento, hablé con un amigo mío de Baptist Health, el Dr. Bernie Fernández (Bernie Fernández, Jr., M.D., director ejecutivo de Baptist Health Medical Group), y me recomendó al Dr. Quesada”.

La condición del Sr. Villari no afectaba a su válvula aórtica, como sospechaba su equipo médico anterior. Luego de prueba de ETE, que utiliza ultrasonidos para obtener imágenes detalladas del corazón, el Dr. Quesada le diagnosticó insuficiencia de la válvula mitral o regurgitación mitral (MR por sus siglas en inglés). La regurgitación mitral se refiere a la fuga de sangre hacia atrás a través de la válvula mitral cada vez que el ventrículo izquierdo se contrae. Una válvula mitral con fugas permite que la sangre fluya en dos direcciones durante la contracción. Una parte de la sangre fluye desde el ventrículo a través de la válvula aórtica – como debería – y otra parte vuelve a la aurícula, lo que no es normal.

En estos pacientes que presentan MR, una reparación transcatéter de la válvula mitral con MitraClip puede corregir el problema. Se implanta un pequeño clip en la válvula mitral para ayudarla a cerrarse más completamente.

“Procedimos con el plan de reparación transcatéter de la válvula mitral con clips mitrales. Así que esta es la regla principal para la microinsuficiencia primaria. Técnicamente es un procedimiento más difícil que el de hacer la insuficiencia mitral funcional o secundaria. Así que requirió múltiples clips para reducir la insuficiencia mitral de torrencial, que es más que severa, a leve, que fue donde terminamos al final del procedimiento”.

El Dr. Quesada dijo que el problema de la válvula mitral del Sr. Villari era severo. El prolapso de la válvula mitral, o MVP, es una de las condiciones cardíacas estructurales más comunes. Puede ser una condición sencilla, pero puede evolucionar hasta convertirse en una muy seria, como fue el caso del Sr. Villari. La degeneración de la válvula mitral puede producir una deficiencia grave de la válvula mitral y un MVP, y es entonces cuando se aplica el término “síndrome de la válvula abierta”. Es entonces cuando las dos aletas de la válvula mitral no se cierran de forma suave o uniforme, sino que sobresalen (prolapso) hacia la aurícula izquierda. Cuando el síndrome de la válvula mitral es lo suficientemente severo como para provocar una fuga importante, denominada “regurgitación”, puede causar complicaciones graves, como un infarto de miocardio o un infarto cerebral.

Desde el 2006, el Instituto también ha estado a la vanguardia de los procedimientos MitraClip y ha participado en muchos ensayos clínicos. Como resultado del éxito del Instituto en estos ensayos, el MitraClip se introdujo en el 2013 para tratar a los pacientes con MVP, y otras anomalías que no permiten que la válvula mitral se cierre correctamente.

El procedimiento del Sr. Villari también implicó el uso de un nuevo e innovador sistema para crear un pequeño pasaje quirúrgico a través del tabique auricular, la pared entre la aurícula derecha y la izquierda del corazón. Este sistema, conocido como SafeCross, reduce el riesgo de perforación de la pared auricular. El Instituto fue el primer centro médico de la Florida que empezó a utilizar SafeCross en abril.

“El número de clips necesarios depende de la anatomía del paciente”, explica el Dr. Quesada. “No hay límites en cuanto al número de clips que se necesitan. Una cosa que hay que asegurar es que no se obstruya la válvula mitral al final. Esa es una de las consideraciones que siempre tenemos en cuenta al hacer estos procedimientos complejos. Afortunadamente, obtuvimos un gran resultado con el Sr. Villari, y pudimos reducir significativamente la cantidad de insuficiencia mitral. Además, minimizamos el grado de obstrucción de la válvula mitral al final. Y clínicamente, le ha ido muy bien”.

El Sr. Villari recuerda que el Dr. Quesada entró en su habitación del hospital después del procedimiento para explicarle la complejidad de su reparación de la válvula mitral. “Me explicó que en lugar de un clip mitral necesitaba tres. Fue un procedimiento mucho más extenso de lo que habíamos pensado al principio. Y me alegró escuchar que había sobrevivido porque fue un procedimiento muy complejo”.

El Dr. Quesada dijo que la recuperación del paciente ha sido ideal. El Sr. Villari subraya que siempre sintió que estaba en las manos adecuadas y se siente agradecido por la rápida recuperación.

“Estuve en el hospital esa la noche y parte del día siguiente después del procedimiento”, recuerda el Sr. Villari. “Enseguida me sentí mucho mejor. Y me resultaba mucho más fácil respirar.  No estaba tan cansado como antes de la operación. Me sentía con más energía. Por lo tanto, fue un procedimiento muy exitoso en lo que a mí respecta. Y supe eso dos días después. Me sentí bastante mejor. Todavía no estoy al cien por ciento, pero lo estoy logrando muy rápidamente. Me siento mucho mejor cada día, y cada día me siento más fuerte”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.