Ciencia

La concienciación sobre la epilepsia: Lo que hay que saber sobre los síntomas sutiles y los avances en los tratamientos

La mayoría de la gente piensa que la epilepsia se caracteriza principalmente por convulsiones incontrolables, con movimientos espasmódicos y posibles desmayos. Aunque a alguien se le puede diagnosticar epilepsia cuando ha tenido dos o más convulsiones no provocadas, muchas personas pueden descartar por completo muchos síntomas.

Esto se debe a que puede ser difícil saber cuándo una persona está teniendo un ataque. Las convulsiones tienen muchas manifestaciones distintas, que pueden variar desde la apariencia de aturdimiento, la mirada fija, la falta muy breve de respuesta, los espasmos más leves de un lado del cuerpo y algunos movimientos involuntarios.

Pooja S. Patel, M.D., directora del Programa de Epilepsia de Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital.

 

Los adultos más jóvenes pueden ser más propensos a ignorar estos episodios, explica Pooja S. Patel, M.D., directora del Programa de Epilepsia de Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital. "Podrían descartar estos episodios como si se quedaran dormidos, soñaran despiertos o simplemente estuvieran desatentos durante unos segundos y retrasaran la búsqueda de atención médica para eso", explica la Dra. Patel. "A menudo hace falta un gran evento convulsivo que llame la atención de los pacientes o de sus familiares y amigos".

El Instituto ofrece una unidad de monitoreo de la epilepsia (EMU por sus siglas en inglés), que se utiliza para evaluar y diagnosticar las convulsiones y otros eventos de este tipo. Es la única unidad de monitoreo de epilepsia desde West Palm Beach hasta Fort Lauderdale. Hace un seguimiento de la actividad cerebral del paciente antes, durante y después de un ataque. La EMU ofrece a los médicos información en tiempo real sobre los desencadenantes de las convulsiones, su duración, su frecuencia y su recuperación. El Instituto está acreditado como Centro de Epilepsia de Nivel 2 por la National Association of Epilepsy Centers, la organización de más alto rango para la atención y el manejo de la epilepsia.

Reduciendo los estigmas y los obstáculos

Noviembre es el Mes Nacional de la Concienciación sobre la Epilepsia, una designación que ayuda a llamar la atención sobre los síntomas y los avances en los tratamientos, incluyendo los medicamentos más nuevos y los procedimientos mínimamente invasivos. La campaña anual ha ayudado a reducir el estigma asociado a la epilepsia.

"En el pasado, nadie quería hablar de eso y las crisis se consideraban un estigma", explica la Dra. Patel. "Esto está cambiando, y cada vez hay más gente concienciada y educada sobre lo que es una condición médica con muchas opciones de tratamiento".

No obstante, persisten algunos obstáculos a la hora de recibir la atención médica adecuada de inmediato, añade. "Muchas veces se ignoran los síntomas o puede ser que se trate de un hecho que ocurre una sola vez para alguien. Y la gente lo ignora porque son jóvenes – y saludables – y no quieren ir al hospital".

La Dra. Patel explica, "Incluso después de recibir la atención médica, el diagnóstico, y de que se les ponga el tratamiento, que inicialmente es de medicamentos anticonvulsivos, a veces hay un problema de cumplimiento. Lo vemos sobre todo en las generaciones más jóvenes, que no quieren tomar el medicamento durante mucho tiempo o toda la vida, aunque sea seguro para ellos."

Medicamentos anticonvulsivos

La gran mayoría (alrededor del 70-80%) de los pacientes con epilepsia son tratados con medicamentos que pueden ayudar a controlar sus convulsiones. Se han producido mejoras significativas en los medicamentos utilizados para tratar las convulsiones.

Recientemente, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) ha aprobado dos nuevos medicamentos anticonvulsivos y se han ampliado las indicaciones de algunos medicamentos aprobados. El cenobamato y la fenfluramina son los últimos medicamentos aprobados por la FDA. El cenobamato se utiliza para controlar las convulsiones de inicio parcial en el tratamiento de la epilepsia entre los adultos. La fenfluramina se utiliza sola o con otros medicamentos para tratar las convulsiones en pacientes con el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut.

Hablando del cenobamato, la Dra. Patel afirma, "Es un medicamento complementario para algunos de los pacientes en los que las convulsiones han sido difíciles de controlar con los medicamentos tradicionales". "Este ha sido un buen enfoque cuando un paciente quiere seguir sólo con el medicamento, y no someterse a ninguna intervención o procedimiento quirúrgico. Este medicamento ha funcionado eficazmente sin ningún efecto secundario importante".

El diagnóstico de la epilepsia

Si un paciente tiene un ataque, el equipo de Marcus Neuroscience Institute utilizará pruebas de electroencefalografía (EEG) y resonancias magnéticas para precisar el diagnóstico y determinar el mejor plan de tratamiento. Dependiendo de los síntomas, el paciente puede someterse a una prueba de EEG estándar o a un EEG de larga duración. Los EEG de larga duración pueden durar entre uno y siete días.

"Usualmente, empezamos con un EEG normal de 20 minutos", dice la Dra. Patel. "Pero si eso no nos da el diagnóstico o si se trata de un caso complicado, lo llevamos al siguiente nivel, donde hacemos la monitorización de EEG de larga duración por vídeo, que es algo único en nuestro hospital en esta zona. Esto también se puede hacer en un entorno ambulatorio, lo que da más flexibilidad a los pacientes".

Durante el monitoreo de EEG de larga duración en el entorno hospitalario, el paciente permanece en el hospital durante unos días mientras los especialistas monitorean la actividad cerebral, que graba audio y vídeo junto con las ondas cerebrales. Tener estos datos detallados puede ayudar al equipo médico a entender mejor el tipo de convulsiones de que se trata y a desarrollar un enfoque más adaptado al tratamiento.

Avances en la neurocirugía y en el tratamiento de neuroestimulación

Si los medicamentos no ayudan con los síntomas, el equipo del Instituto puede recomendar un tratamiento de neurocirugía o neuroestimulación por medio de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas. Marcus Neuroscience Institute es el único hospital de la región que ofrece neuroestimulación, que puede incluir:

 

• Estimulación del nervio vago (VNS) - Este tratamiento consiste en implantar un pequeño dispositivo de baterías en el cráneo. El dispositivo estimula el nervio vago con impulsos eléctricos, lo que puede reducir las convulsiones.

• Neuroestimulación con respuesta (RNS): este tratamiento también utiliza un pequeño dispositivo que se implanta en el cráneo. El dispositivo controla y responde a la actividad eléctrica del cerebro para evitar las convulsiones.

Algunos de los procedimientos quirúrgicos utilizados para tratar la epilepsia son la resección cortical, que implica una craneotomía, y otras técnicas mínimamente invasivas, como la terapia láser, la radiocirugía estereotáctica, etc.

El efecto de la pandemia de la COVID

La Dra. Patel dijo que la pandemia de la COVID ha tenido dos efectos principales en los pacientes con epilepsia. Muchos pacientes han retrasado sus visitas al médico o al hospital incluso después de haber sufrido una convulsión. El otro impacto de la pandemia tiene que ver con la salud mental, que siempre ha sido una preocupación para los pacientes con epilepsia, especialmente los más jóvenes.

"La COVID ha puesto su marca en la salud mental, y algunos pacientes con epilepsia ya tienen problemas de salud mental", dijo la Dra. Patel. "La COVID ha empeorado la depresión y la ansiedad, especialmente en las generaciones más jóvenes, que ya sufren algunos problemas de salud mental debido a la epilepsia. Ahora vemos cada vez más casos en los que tenemos que tratarla como una enfermedad independiente, en la que la depresión y la ansiedad desempeñan un papel importante."

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.