Investigación

La diabetes y los hispanos: Entendiendo los riesgos y la prevención

Más de un tercio de los adultos estadounidenses tienenprediabetes, un precursor a la diabetes tipo 2. Sin embargo, si usted eshispanoamericano, tiene más probabilidades de desarrollar diabetes (un 17 porciento), en comparación con las personas blancas y no hispanas (un 8 porciento), según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades delos EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

Los hispanoamericanos representan ungrupo diverso que incluye personas de culturas cubanas, mexicanas,puertorriqueñas, sur y centroamericanas y otras culturas españolas, además detodas las razas. Cada cultura tiene su propia historia y sus propiastradiciones, algunas de las cuales incluyen hábitos dietéticos y otros hábitosde estilo de vida que los hacen más susceptibles a la prediabetes y a ladiabetes, dicen los CDC, la American Diabetes Association y otros gruposmédicos.

“Durante el transcurso de sus vidas,los adultos estadounidenses tienen una probabilidad de desarrollar diabetestipo 2 de un 40 por ciento”, dicen los CDC. “Sin embargo, si usted es un adultohispano/latino, sus probabilidades son de más de un 50 por ciento, y esprobable que se desarrolle a una edad más joven”.

Además, las complicaciones de ladiabetes pueden ser más severas entre los hispanos, quienes tienen tasas másaltas de insuficiencia renal causada por la diabetes y la prediabetes y depérdida de la visión relacionada con la diabetes.

Tener prediabetes significa que elnivel de glucosa (azúcar) en la sangre es más alto de lo normal, pero no losuficientemente alto aún como para recibir un diagnóstico de diabetes tipo 2.Si se deja sin tratamiento, la prediabetes puede progresar hasta convertirse endiabetes tipo 2. (El mes de noviembre es el Mes de la Concientización de laDiabetes y el 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes.)

La diabetes tipo 2 es la forma máscomún de la enfermedad, una condición en la cual su cuerpo no usa la insulinaadecuadamente. Y mientras algunas personas pueden controlar sus niveles de azúcaren la sangre con una dieta saludable y con el ejercicio, otras personas puedennecesitar medicamentos o insulina para ayudar a manejarla.

Dentro de la cultura Hispana en losEE.UU., los factores de riesgo para la diabetes incluyen selecciones dietéticasaltas en carbohidratos simples, que se encuentran más comúnmente en losazúcares procesados y refinados tales como el relleno de los pasteles, elazúcar de mesa, los siropes y los refrescos azucarados. Pero los carbohidratossimples también se pueden encontrar en el arroz blanco, el cual puede aumentarel azúcar de la sangre mucho más rápidamente y más alto porque carece de fibra,la cual puede ayudar a mejorar los niveles de azúcar en la sangre.

En contraste, los alimentos altos enfibra son los “carbohidratos complejos”, los cuales ayudan a frenar la digestióny la tasa en la cual aumentan sus niveles de azúcar en la sangre. La fibradietética – que se encuentra primordialmente en frutas, vegetales, granosenteros y legumbres – es mejor conocida como un beneficio para aliviar elestreñimiento. Sin embargo, la fibra también le ayuda a mantener un pesosaludable y a reducir su riesgo para la diabetes, la enfermedad cardiaca einclusive hasta algunos tipos de cáncer.

Muchos hispanoamericanos no entiendenque sus selecciones dietéticas los mantienen en sobrepeso – además de susestilos de vida sedentarios – y es un gran reto desmentir los conceptoserróneos acerca de la nutrición y la diabetes, dice PascualDe Santis, M.D.,endocrinólogo con BaptistHealth Primary Care.

“Yo hablo de esto con mis pacientestodo el tiempo”, dice el Dr. De Santis. “Algunos dicen: ‘Yo como muy bien’.Pero yo les digo: ‘¿Comparado con qué?’ Así que tienen un estándar que haestado grabado en ellos basado en lo que ven a su alrededor. Y en algúnmomento, pueden pensar que están haciendo algo bien. Tenemos que demostrarles alas personas que el estándar al cual ellos se han acostumbrado, especialmenteentre los hispanos, no es el estándar correcto. Yo encuentro este reto día trasdía en mi práctica. Tengo que decirles a las personas que lo que ellos piensanque está bien, en realidad está mal”.

El manejo del peso es un factor deriesgo principal para la diabetes, y ese es otro asunto que tiene que serclarificado dentro de la cultura hispana, según explica el Dr. De Santis. Amenudo estar “gordito” es considerado saludable por los hispanos. Sin embargo,muchos no se dan cuenta de que simplemente un pequeño porcentaje de pérdida depeso puede ayudar a prevenir la diabetes, añade él.

“Usualmente hay que perder entre un 5y un 10 por ciento de su peso si usted es prediabético para reducir su riesgode que esto se convierta en diabetes”, dice el Dr. De Santis. “Entonces puedeque no alcancen su peso ideal. Yo veo personas que pierden un 5 porciento de supeso corporal cuando están tratando de perder más y usualmente se frustran. Yoles digo que celebren porque ahora han reducido su riesgo de desarrollardiabetes por un 60 por ciento si son prediabéticos. Así que el punto es quecualquier tipo de pérdida de peso, especialmente de 5 por ciento o más, enrealidad puede ayudar bastante”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.