Educación

¿Podría Tener el Hombro Congelado?

Todos nos hacemos daño en alguna parte del cuerpo de vez en cuando, y nuestros hombros no son una excepción. Si usted juega tenis o golf, podría tener algo de dolor en el hombro cuando le pega a la pelota, pero generalmente el dolor pasa con un poco de descanso, hielo y cuidados.

¿Qué pasa cuando no recuerda cómo se lesionó el hombro? ¿Qué pasa si el dolor no se le quita? ¿Qué sucede si su hombro le duele tanto que casi no lo puede mover?

“Esté al tanto de una condición que se llama “hombro congelado” dice el Dr. Keith Hechtman, cirujano ortopédico en Doctors Hospital y miembro del Baptist Health Medical Group. “Con un hombro congelado – también conocido como hombro rígido y capsulitis adhesiva – la cápsula de la coyuntura alrededor del hombro se pone gruesa, se contraen los músculos del manguito rotador y el hombro está demasiado adolorido como para moverlo”.

El hombro congelado, una condición común, afecta a un cinco por ciento de la población general y un 20 por ciento de aquellos diagnosticados con diabetes, enfermedad de la tiroides, hipertensión, trastornos adrenales y pulmonares. Conocido como una condición idiopática (que significa inexplicable, el hombro congelado afecta a mujeres entre los 40 y 60 años, aunque también a muchos hombros y atletas les diagnostican esta condición.

El hombro congelado se puede prevenir. Sin embargo, si usted sufre de cualquiera de las condiciones mencionadas anteriormente, el Dr. Hechtman recomienda que mantenga la condición controlada para ayudar a reducir su riesgo.

“Es importante reconocer los síntomas del hombro congelado, porque el diagnóstico temprano ayuda a hacer un tratamiento más fácil y de corta duración”, añade Dr. Hechtman. 

La condición usualmente se presenta en tres fases:

  • 1ra. fase (iniciación) – Dolor gradual que continúa intensificándose con pérdida de movilidad.
  • 2da. fase (etapa de congelación) – Rigidez progresiva con menos dolor debido al hecho de que ya no mueve el hombro.
  • 3ra. fase (etapa de descongelación) – Resolución gradual y el movimiento del hombro comienza a mejorar.

El hombro congelado generalmente se diagnostica durante un examen físico. Podrían tomarse radiografías para descontar otras causas de dolor y pérdida de movilidad, tal como la artritis. Se utilizan MRIs y artrogramas (para pacientes que no pueden hacerse el MRI) para diagnosticar las característica del engrosamiento de la cápsula de la coyuntura o disminución en el volumen de la misma.

El tratamiento inicial generalmente envuelve drogas antiinflamatorias y terapia física para devolver la funcionalidad al hombro. En algunos casos, podrían ser necesarias inyecciones de cortisona, y en casos muy severos, se requiere cirugía.

 “Cerca del 90 por ciento de los pacientes mejoran con el tiempo”, dijo el Dr. Hechtman.  “En general, la terapia disminuye el tiempo de curación. Si se deja sin tratar, el hombro congelado generalmente se mejora por sí mismo en aproximadamente de ocho a 17 meses”.

Por lo tanto, ¿tiene usted un hombro congelado? 

 

 

 

 

 

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.