Acid reflux

Investigación

¿Puede el uso prolongado de algunos medicamentos para el reflujo ácido aumentar el riesgo de demencia?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE o GERD en inglés), conocida sobre todo como "reflujo ácido", es una de las razones por las que millones de adultos estadounidenses son referidos cada año a los gastroenterólogos, quienes se especializan en trastornos del sistema digestivo. Y muchos adultos estadounidenses toman a diario medicamentos conocidos como inhibidores de la bomba de protones, o IBP (PPI en inglés), para tratar la acidez estomacal y el reflujo ácido.

Raphael Wald, Psy.D., a neuropsychologist with Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital.

 

Sin embargo, numerosos estudios han relacionado el uso prolongado de los IBP con un mayor riesgo de enfermedad renal crónica, infarto cerebral y otros serios problemas de salud. El estudio más reciente indica que las personas de 45 años o más que toman IBP durante más de cuatro años tienen un 33% más de riesgo de desarrollar demencia que las personas que nunca toman estos medicamentos.

El estudio, publicado en la revista Neurology, ha llamado mucho la atención porque el reflujo ácido es muy común y los IBP son de venta libre y están ampliamente disponibles. Suelen utilizarse para tratar el ardor de estómago, la leve sensación de ardor que se produce con el reflujo ácido.

Cada vez hay más personas con síntomas de reflujo ácido, entre los que se incluyen la acidez estomacal, ese ardor o malestar que puede subir por el abdomen y el pecho; la regurgitación del ácido estomacal; la hinchazón y, a veces, las náuseas después de comer.

"Este estudio indica efectivamente que el uso a largo plazo de inhibidores de la bomba de protones puede ser un factor de riesgo de demencia", afirmó Raphael Wald, Psy.D., un neuropsicólogo con Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital, que forma parte de Baptist Health. "Esto también se debe a que los problemas renales y los infartos cerebrales – que también se han relacionado con el uso a largo plazo de IBP – también son factores de riesgo de demencia".

Los médicos recetan medicamentos para combatir el reflujo ácido crónico porque la condición, si no se trata, puede causar inflamación del esófago (esofagitis), lo que aumenta el riesgo de células precancerosas en el esófago. En resumen: Lo mejor es adoptar cambios en la dieta para evitar tener que tomar estos medicamentos durante un periodo prolongado, afirman los gastroenterólogos.

“Consulta con tu médico si te han recetado IBP o si no te han chequeado los síntomas de reflujo ácido y estás tomando los medicamentos sin receta”, dijo el Dr. Wald.

"No interrumpas el uso de IBP recetados sin hablar antes con tu médico", advierte. "Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Siempre se plantea la cuestión de si los beneficios de este medicamento compensan los riesgos.  Esta es siempre una conversación que debes tener con tu médico antes de tomar cualquier decisión".

En el nuevo estudio, los investigadores repasaron los datos de 5,712 personas de entre 45 y 64 años que no tenían demencia en el comienzo. Alrededor de 1,500 participantes, o el 26 por ciento, tomaron IBP durante ese tiempo. Los investigadores tuvieron en cuenta la edad, el sexo y la raza, así como otros problemas de salud, como la diabetes y la hipertensión. Los resultados: De las 497 personas que tomaron IBP durante más de cuatro años, 58 desarrollaron demencia.

El estudio más reciente identificó la deficiencia de B12 y la alteración del metabolismo amiloide – dos condiciones que pueden contribuir al deterioro cognitivo – como posibles vínculos entre los IBP y la demencia. No obstante, los autores del estudio admiten que es necesario seguir investigando la relación entre los IBP y la demencia.

"La deficiencia de vitamina B12 y la alteración del metabolismo amiloide ciertamente podrían ser vínculos entre el uso a largo plazo de IBP y la demencia", dijo el Dr. Wald. "Sin embargo, sería útil confirmar esta y otras posibles causas para que podamos comprender mejor los factores de riesgo".

Los gastroenterólogos aconsejan a los pacientes con reflujo ácido que hagan las modificaciones dietéticas necesarias para reducir el tamaño de las raciones y eliminar los desencadenantes que provocan reflujo ácido, como las comidas picantes o grasientas y las cantidades excesivas de cafeína o alcohol. También hacen otras recomendaciones, como no comer durante unas 3 horas antes de acostarse o permanecer erguido después de comer, algo parecido a esas siestas que algunos suelen echarse después de un festín de Acción de Gracias.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español