Investigación

Combatiendo el cáncer de tiroides: 'Estoy en buenas manos' (Video)

Cuando a Leyanys Santos, de 41 años, le dijeron que el crecimiento anormal en su tiroides era canceroso, tuvo dificultad para procesar lo que le habían dicho. Ella no había experimentado ningún síntoma, pero su médico de atención primaria la refirió a un endocrinólogo luego de palparle un pequeño nódulo en el cuello durante un examen de rutina y haberle ordenado una prueba de ultrasonido. La endocrinóloga ordenó que Santos se realizara una biopsia antes de hacer el diagnóstico de cáncer.

“Yo seguía pensando en esa palabra (cáncer). Es algo muy duro”, recuerda Santos, madre de dos hijos que trabaja como farmacéutica.

En ese momento, el pasado mes de diciembre, cuando la endocrinóloga de Santos, Diane Krieger, M.D., quien está afiliada con Baptist Health South Florida, le dijo los resultados de su biopsia, también fue la primera vez que Santos escuchó el nombre de Robert Udelsman, M.D., que ahora es jefe de endocrinología quirúrgica y director del Endocrine Neoplasia Institute en Miami Cancer Institute. La Dra. Krieger refirió a Santos al Dr. Udelsman. En ese momento, sin embargo, el Dr. Udelsman estaba aún en su previo rol en la Facultad de Medicina de Yale University, donde sirvió como jefe de cirugía en el Yale-New Haven Hospital desde el 2001.

Santos se convertiría en la primera paciente del Dr. Udelsman en el Miami Cancer Institute durante el mes de marzo.


(Video: El Equipo de Noticias de Baptist Health South Florida News Team habla con Robert Udelsman, M.D., jefe de cirugía de endrocrinología  en Miami Cancer Institute, y con su paciente Leyanys Santos, acerca de su cirugía para el cáncer de tiroides. Video por Alcyene Almeida Rodrigues.)

 

 ‘Yo sabía que le iría bien con la cirugía’

El caso de Santos no es extraño. Ella fue diagnosticada con cáncer papilar de la tiroides, que es el tipo de cáncer de tiroides más común y también el más tratable – pero que no siempre requiere cirugía. Su cirugía en marzo fue un éxito rotundo. Ahora Santos está libre de cáncer y no requiere tratamiento de seguimiento con radioterapia.

“El cáncer de tiroides verdaderamente se está convirtiendo en una epidemia”, dice el Dr. Udelsman. “La pregunta es: ¿cuánta cirugía es apropiada?”.

El tipo más común de intervención quirúrgica para un caso como el de Santos es extirpar el lóbulo de la tiroides que contiene el cáncer (lobectomía de la tiroides) o la glándula de tiroides completa (tiroidectomía total). El Dr. Udelsman determinó que Santos requeriría la lobectomía menos extensiva, la cual le daría un período de recuperación mucho más fácil.

“Ella tenía un pequeño nódulo”, recuerda el Dr. Udelsman. “Yo sabía que le iría bien con la cirugía (pero) ¿estaría ella dispuesta a esperar por mi? Ella tenía otras opciones. Así que la llamé desde Connecticut y ella dijo que esperaría por mi”.

Santos dijo que se sintió genuinamente conmovida por el interés que demostró el Dr. Udelsman por su caso y que fue asegurada que esperar por él no comprometería sus probabilidades de combatir su cáncer de tiroides.

“Él me lo explicó todo” recuerda Santos. “Me preguntó si yo tenía alguna pregunta. Esto me hiso sentir que estaba en buenas manos y que alguien estaba tratando de ayudarme”.

El cáncer de tiroides es más común en las mujeres

Los cánceres de tiroides, como casi todas las enfermedades de la tiroides, ocurren alrededor de tres veces más a menudo en las mujeres que en los hombres. Pueden ocurrir a cualquier edad, pero el riesgo culmina más temprano para las mujeres, quienes a menudo están en sus 40 o 50 años cuando son diagnosticadas.

La cifra de casos de cáncer de tiroides diagnosticados en los pasados 40 años se ha triplicado y continua aumentando por un 3 por ciento cada año. Mucho del aumento está atribuido a una tasa de diagnóstico más alta, usando tecnología de diagnóstico más comúnmente disponible como el ultrasonido y las biopsias de aguja fina.

Santos recuerda que no sintió dolor alguno después de su cirugía y que el Dr. Udelsman le aseguró que todo había salido bien. Ella pudo volver al trabajo tres días después de su lobectomía. Debido a que su tiroides no fue extirpada por completo, el Dr. Udelsman dijo que Santos no requerirá ningún tipo de terapia con yodo radioactivo, el cual se receta a menudo después de la cirugía.

“Y aún mejor para ella, no tiene que tomar la hormona de tiroides”, dijo el Dr. Udelsman. “Así que está viviendo normalmente con su propia glándula de tiroides. Así que es lo mejor de ambos mundos para ella”.

Santos dijo que se siente muy agradecida por la gran habilidad y “humanidad” que el Dr. Udelsman y todo el equipo de Miami Cancer Institute traen a su trabajo.

“Como médico, el Dr. Udelsman es muy prominente”, dice ella, “pero también es una persona verdaderamente buena – esa fue la diferencia para mí y para mi familia”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.