Investigación

Los endulzantes artificiales: ¿Son buenos o malos?

Los endulzantes artificiales, también llamados sustitutos del azúcar, están presentes por todas partes: envasados en paquetes que se venden en los mercados, o puestos a su libre disposición en las mesas de restaurantes, así como en bebidas de dieta, productos horneados, postres congelados, y hasta en goma de mascar.

Principalmente promocionados como una opción para el control de peso, estos compuestos proporcionan el dulzor del azúcar sin las calorías  del azúcar. Los alimentos libres de azúcar se elaboraron originalmente para los diabéticos ya que dichos alimentos resultan tener un impacto menos marcado en las altas de niveles de glucosa en la sangre, en comparación con los mismos alimentos ricos en azúcar. Los sustitutos del azúcar son de 200 a 700 veces más dulces que el azúcar regular.

Pero muchos estudios han planteado preguntas sobre los riesgos para la salud que pudieran presentar los endulzantes artificiales. De manera que esto deja a los consumidores cuestionándose: “¿No me convendría más usar azúcar regular?”

Un estudio reciente encontró que las dietas altas en sacarina, un endulzante artificial, causan cambios en los ratones y en las personas, y dichos cambios pudieran tener como consecuencia obesidad o diabetes tipo-2. El endulzante alteró los microbios en los intestinos, lo cual menoscabó la habilidad que tiene el cuerpo para procesar la glucosa, o azucar en la sangre, dijeron los investigadores. Otros endulzantes pudieran causar problemas parecidos de intolerancia a la glucosa lo cual puede resultar en diabetes, como lo han reportado algunos estudios.

Sin embargo, ninguna investigación ha establecido una relación de causa-y-efecto entre los endulzantes artificiales y la diabetes o la “prediabetes”. Alrededor de una tercera parte de la población norteamericana tiene prediabetes, lo que también llamamos “alteración o trastorno de la tolerancia a la glucosa,” lo cual conlleva un riesgo mayor para desarrollar diabetes tipo-2. El National Cancer Institute y otras organizaciones de la salud no han encontrado evidencia sólida científica que vincule los endulzantes artificiales de uso aprobado por los EEUU con trastornos serios de la salud.

Las Bebidas Sin Azúcar y Las Papilas Gustativas
Aunque algunas bebidas “sin azúcar” contienen endulzantes artificiales y contribuyen cero calorías, de todas formas las mismas transmiten a las papilas gustativas el mensaje de que usted prefiere un sabor más azucarado o dulce, dice Natalie Castro, dietista registrada y Dietista Oficial Para El Bienestar del Baptist Health.

“Ayude a sus papilas gustativas para que se adapten a necesitar menos dulzor”, exclama Castro. “Fórmese el habito de desear opciones menos endulzadas”.

Cuando se trata de estos productos, los dietistas advierten que lo mejor es siempre reducir el consumo de azúcar y no depender demasiado de productos que no son reales.

“A pesar de que los sustitutos del azúcar se consideran seguros, a usted simplemente le convendría mejor utilizar el producto real (el azúcar) en menor cantidad en vez de consumir gran cantidad del producto que no es real”, dice Cathy Clark-Reyes, Dietista Registrada, una dietista del Baptist Health Primary Care. “Reduzca tomar bebidas azucaradas optando mejor por agua con infusión de, por ejemplo, rodajas de limón o de naranja añadidas a la botella de agua. Existen alternativas saludables que no incluyen azúcar artificial”.

Algunas personas no reaccionan muy bien cuando toman demasiados refrescos con endulzantes artificiales, dice Clark-Reyes. Debido a que estos sustitutos del azúcar se encuentran combinados frecuentemente con “alcoholes de azúcar,” se pueden presentar efectos secundarios gastrointestinales, tales como distensión (gases) o diarrea. Los alcoholes de azúcar son carbohidratos que se encuentran naturalmente en ciertas frutas y vegetales, pero también pueden ser fabricados. Los alcoholes de azúcar también están aprobados por la FDA.

Advertencia a los Diabéticos Sobre Etiquetas Que Dicen “Sin Azúcar”
La American Diabetes Association (ADA) dice que los endulzantes artificiales pueden servir de ayuda para que los diabéticos controlen los antojos por algo dulce–pero solamente hasta cierto punto. Estos sustitutos del azúcar deben integrarse cuidadosamente a dietas bien balanceadas, dice la ADA.

El mayor señalamiento que hace la ADA a los diabéticos acerca de los sustitutos del azúcar es advertirles que hasta los alimentos con etiquetas que dicen “sin azúcar” podrán derivar otras calorías y carbohidratos de otros ingredientes. Se advierte a los diabéticos que controlen la cantidad total de carbohidratos que ingieren.

“Eso significa que los alimentos que dicen cosas como ‘sin azúcar’, ‘menos azúcar,’ o ‘sin azúcar añadida’ no son necesariamente libres de carbohidratos o más bajos en carbohidratos que la versión original de dicho alimento,” dice la ADA. “Siempre revise el panel de información nutricional, hasta el de los alimentos que digan cosas así en su etiqueta”.

No es recomendable comer habitualmente estas comidas elaboradas con endulzantes artificiales, dijo Castro. “En vez de eso, practique hábitos para alimentarse con dietas saludables y nutritivas concentrándose en el control de las porciones y en consumir menos comidas, meriendas, postres y bebidas endulzadas”, dijo ella.

A pesar de los estudios que cuestionan los efectos de los sustitutos del azúcar en la tolerancia a la glucosa, la Food and Drug Administration de los EEUU ha realizado pruebas y ha aprobado los sustitutos del azúcar más comúnmente utilizados, incluyendo: el aspartamo (Nutrasweet, Equal); la sacarina (Sweet ‘N Low); la sucralosa (Splenda) y la Stevia/Rebaudiósido A (Truvia).

Los diabéticos tienen que tener mucho cuidado con los alimentos que se hacen llamar “sin azúcar”, dice la Sra. Clark-Reyes.

“Usted tiene que estar bien informado acerca de estos alimentos presuntamente aptos para diabéticos”, dice la Sra. Clark-Reyes. “Usted puede consumir muchos de estos alimentos, pero de todas formas contienen carbohidratos. Y pudieran no llenarlo o saciarlo mucho, de modo que algunas personas se inclinarían a comer demasiado, desviándose así de sus objetivos en cuanto a perder de peso o de mantener niveles más saludables de glucosa en la sangre”.

Impacto Sobre El Control de Su Peso
Los dietistas aconsejan a quienes estén siguiendo un plan para perder de peso que limiten el consumo de alimentos y  bebidas que contengan endulzantes artificiales en parte porque los mismos pueden conllevar un componente psicológico. Si usted bebe un refresco de dieta, por ejemplo, es más probable que más tarde considere comer algo dulce o que le engorde.

Algunos estudios han demostrado que el cambiar de bebidas endulzadas con azúcar a bebidas con cero calorías porque son endulzadas artificialmente puede prevenir el aumento de peso, o ayudar a perder de peso. Pero otros estudios han sugerido lo contrario. Un estudio reciente de la Johns Hopkins University encontró que los adultos con sobrepeso y los obesos que tomaban bebidas de dieta consumían la misma cantidad de calorías que los adultos con sobrepeso que tomaban bebidas endulzadas con azúcar regular.

“Los productos sin azúcar pueden aportar calorías teniendo como resultado el ingerir demasiadas calorías,” dice Castro. “El consumo excesivo de calorías puede conducir a mayores riesgos de desarrollar diabetes, obesidad, enfermedades crónicas y hasta cáncer”.

A continuación aparecen datos fundamentales–según los National Institutes of Health (NIH)–acerca de los ensulzantes artificiales aprobados por la FDA más comúnmente disponibles.

Aspartamo (Equal y NutraSweet):

• Una combinación de dos amino ácidos — fenilalanina y ácido aspártico.
• 220 veces más dulce que el azúcar.
• Se puede añadir a los alimentos en la mesa.

Sucralosa (Splenda):

• 600 veces más dulce que el azúcar.
• Utilizada en muchos alimentos y bebidas de dieta, goma de mascar, postres lácteos congelados, jugos de fruta, y gelatina.
• Se puede añadir a los alimentos en la mesa.
• Se puede utilizar para cocinar y para hornear. Hay opciones combinadas como Splenda Sugar Blend para mejores resultados al hornear.

Sacarina (Sweet ‘N Low, Sweet Twin, NectaSweet):

• De 200 a 700 veces más dulce que el azúcar.
• Utilizada en muchos alimentos y bebidas de dieta.
• No se utiliza para cocinar ni hornear.

Stevia (Truvia, Pure Via, Sun Crystals):

• Un endulzante de base vegetal sin valor calórico.
• Hecho de la planta Stevia rebaudiana, la cual se cultiva por el dulzor de sus hojas.
• Entre otros nombres comunes por la que se le conoce se encuentran hoja dulce de Paraguay, hoja de caramelo, hierba de miel, o simplemente Stevia.
• El extracto de rebaudiana está aprobado como un aditivo para alimentos. Se le considera como suplemento a la dieta.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español