Investigación

La calidad del aire y su salud

No es secreto que las temperaturas más cálidas de la primavera ya han llegado al sur de la Florida. Agregue el aumento en la cantidad de turistas de temporada, y más automóviles en las carreteras junto con sus emisiones subsecuentes, y tiene la receta perfecta para una mala calidad del aire.

La capa de ozono

En efecto, esa receta – la luz solar, mezclada con demasiados contaminantes y las temperaturas más cálidas – forma una burbuja alrededor de la atmósfera inferior de la tierra, atrapando el ozono, según la U.S. Environmental Protection Agency (EPA). Ese ozono, cuando se encuentra en la atmósfera superior, nos protege de los dañinos rayos del sol. Pero cuando está demasiado cerca de dónde respiramos, puede ser dañino para nuestros pulmones y para nuestra salud en general, al igual que el smog y el humo de los fuegos forestales.

¿Quién está en riesgo?

Michael Hernandez, M.D., neumólogo de atención crítica afiliado con Baptist Hospital y South Miami Hospital, dice que los individuos que tienen mayor riesgo para los problemas respiratorios cuando los niveles de ozono cerca del suelo están altos incluyen los niños, los envejecientes y las personas con asma, insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedad de las arterias coronarias y enfermedades de los pulmones tales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC.

“Cuando los niveles de ozono están altos o cuando experimentamos fuegos forestales aquí en el Sur de la Florida, vemos un aumento en las visitas a las salas de emergencia en estas poblaciones en mayor riesgo y por personas con estas condiciones subyacentes”, dijo él.

Los efectos en los pulmones

Por suerte para la mayoría de las personas, los efectos del ozono y de otros contaminantes comunes parecen ser a corto plazo, según los estudios más recientes citados por la EPA. Estos irritan las vías respiratorias y los pulmones durante la exposición y por hasta varias horas después, antes de que la respiración vuelva a lo normal. En las vías respiratorias, las investigaciones han demostrado que las células afectadas por la contaminación de ozono y la contaminación ambiental “mudan la piel”, parecido a la piel cuando se quema por el sol, y son reemplazadas por nuevas células. Pero para las personas con las condiciones subyacentes mencionadas arriba, ese proceso puede ser mas lento y estas pueden necesitar atención médica o medicamentos para restaurar su respiración a la normalidad.

Los investigadores permanecen preocupados por los efectos a largo plazo de dicha exposición. Hasta ahora, sin embrago, la literatura científica existente ha sido inconclusa. Sin embargo, los médicos y los especialistas ambientales advierten que hasta que no sepamos más acerca de cómo la exposición repetida a la mala calidad del aire afecta nuestra salud, debemos evitar cualquier exposición y proteger a los niños pequeños, cuya función pulmonar puede estar reducida así como en los adultos luego de una exposición a largo plazo.

Los efectos en la circulación

Además de los efectos dañinos a los pulmones, la EPA reporta que los estudios médicos indican que la mala calidad del aire causada por la contaminación ambiental también puede causar ataques cardiacos, derrames cerebrales y ritmos cardiacos irregulares. Y para las personas con insuficiencia cardiaca congestiva, la agencia nota que la contaminación ambiental puede afectar la capacidad del corazón para bombear la sangre eficientemente.

Cómo reducir la exposición

A veces es obvio que el aire está contaminado. Puede estar lleno de humo, smog o neblina. Pero el ozono es invisible. Entonces, ¿cómo se reduce el riesgo de exposición, especialmente si una persona es sensible a la calidad del aire?

El Dr. Hernandez recomienda poner atención al Índice de la Calidad del Aire, según su región geográfica. Si ese índice demuestra niveles elevados de ozono u otros contaminantes, indicados por el color naranja o rojo en el mapa, él recomienda limitar las actividades en exteriores, especialmente el ejercicio y el trabajo que aumente su respiración, o permanecer adentro hasta que mejoren las condiciones. Para aquellos que deben permanecer afuera debido a sus trabajos, él sugiere usar una mascarilla protectora estándar que puede filtrar el aire que llega hasta sus pulmones.

La mala calidad del aire

El Dr. Hernandez también recomienda medidas para mejorar la calidad del aire en interiores si usted sufre de asma, EPOC o insuficiencia cardiaca.

“Los entornos polvorientos y enmohecidos con mala ventilación también son dañinos para la salud, si usted tiene una función pulmonar problemática”, dijo él. Los filtros de alta eficacia de partículas de aire (HEPA por sus siglas en inglés) pueden reducir los efectos de la mala calidad del aire interior si los filtros reciben mantenimiento. Sin embargo advierte que puede que aquellos con enfermedades severas no puedan beneficiarse de esos dispositivos. Para esas personas, el sugiere remover la causa de los contaminantes por completo. para mejorar la salud.

El mensaje general acerca de la calidad del aire es que no importa qué tipo de aire usted esté respirando, es importante para su salud general tener la mejor calidad de aire.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.