MCI Asbun 2023 Pancreatic Cancer Month HERO

Educación

Loa avances en el tratamiento del cáncer de páncreas ayudan a prolongar la supervivencia

Debido a que se desarrolla en un órgano de difícil acceder y puede crecer silenciosamente durante meses o más antes de producir síntomas – lo que dificulta su detección y su tratamiento – el cáncer de páncreas ha sido considerado durante mucho tiempo uno de los cánceres más difíciles.

 

Los expertos reconocen que esa reputación es bien merecida, pero subrayan que los tratamientos actuales del cáncer de páncreas cuentan con la ayuda de nuevas tecnologías que están contribuyendo a prolongar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 

El cáncer de páncreas representa aproximadamente el tres por ciento de todos los cánceres, según la American Cancer Society (ACS), pero es la tercera causa de muerte por cáncer en el país, tanto en hombres como en mujeres. Se calcula que cobrará la vida a más de 50,000 adultos estadounidenses este año.

 

En Baptist Health Miami Cancer Institute, Horacio Asbun, M.D., jefe de cirugía hepatobiliar y pancreática, y su hijo, Domenech Asbun, M.D., cirujano hepatobiliar, pancreático y del intestino anterior, han estado a la vanguardia de la investigación y el tratamiento del cáncer de páncreas a nivel mundial. El Dr. Asbun padre, es considerado un pionero en el campo de la cirugía hepatobiliar, y las técnicas mínimamente invasivas que ha desarrollado para la cirugía del páncreas son empleadas por cirujanos de alrededor del mundo.

 

En anticipación del Día Nacional de Concienciación sobre el Cáncer de Páncreas, que se celebra el 16 de noviembre, el equipo de cirujanos formado por padre e hijo habló con los editores de Salud sobre la situación actual del tratamiento del cáncer de páncreas y por qué los diagnosticados de esta enfermedad tienen motivos para estar esperanzados.

 

Salud: En primer lugar, ¿podría explicarnos por qué el cáncer de páncreas suele ser tan difícil de detectar?

 

Domenech Asbun, M.D.: El páncreas es un órgano glandular que está metido detrás del estómago y algo escondido en el abdomen. Por eso, los problemas del páncreas suelen pasar desapercibidos hasta que afectan directamente a los conductos biliares o pancreáticos, los dos conductos que atraviesan el órgano. Esto significa que los tumores pueden crecer durante meses o incluso años sin causar síntomas perceptibles, lo que convierte la detección precoz en un verdadero reto.

 

Domenech Asbun, M.D., cirujano hepatobiliar, pancreático y del intestino anterior de Baptist Health Miami Cancer Institute

 

Salud: ¿Hay distintos tipos de cáncer de páncreas?

 

Domenech Asbun, M.D.: Sí, los tumores pancreáticos pueden formarse en las células exocrinas o endocrinas del páncreas, una glándula del abdomen situada detrás del estómago. Las células exocrinas producen enzimas que ayudan al cuerpo a digerir los alimentos, mientras que las células endocrinas producen hormonas – incluyendo la insulina – que controlan los niveles de azúcar en la sangre.

Los tumores exocrinos son mucho más frecuentes que los endocrinos y suelen ser cancerosos o malignos. Normalmente se originan en los conductos pancreáticos y suelen ser adenocarcinomas. Desafortunadamente, estos tumores no suelen detectarse hasta que el cáncer ha avanzado.

Los tumores endocrinos, sin embargo, son menos frecuentes y pueden ser malignos o benignos. A veces se les refiere como tumores neuroendocrinos pancreáticos (TNE) o tumores de células de los islotes. Aunque el tratamiento de los tumores endocrinos depende del tipo y el estadio del tumor, los pacientes con tumores endocrinos suelen tener mejor pronóstico que los que padecen tumores exocrinos.

Salud: ¿Cuáles son las mejores opciones quirúrgicas disponibles en la actualidad para el tratamiento del cáncer de páncreas?

 

Horacio Asbun, M.D.: La localización del tumor dicta el tipo de procedimiento quirúrgico. Los tumores del lado izquierdo se tratan típicamente con un procedimiento conocido como pancreatectomía distal o pancreatectomía distal con esplenectomía, que significa la extirpación del lado izquierdo del páncreas y del bazo. Aunque se trata de una intervención quirúrgica compleja, es menos complicada que en el caso de las lesiones del lado derecho del páncreas.

 

Para las lesiones del lado derecho, el procedimiento de elección es la pancreatoduodenectomía, comúnmente conocida como procedimiento de Whipple. Está ampliamente considerada como una de las cirugías más difíciles dentro de la zona abdominal, pero es una de las que llevo haciendo más de 20 años. Consiste en la extirpación de la porción derecha, o cabeza del páncreas, así como de las estructuras adyacentes, incluyendo el duodeno y los conductos biliares.

 

Doctor Asbun

Horacio Asbun, M.D., jefe de cirugía hepatobiliar y pancreática de Baptist Health Miami Cancer Institute

 

Independientemente del lado en el que se encuentre el tumor, existen dos enfoques principales para la cirugía del páncreas: el abordaje abierto tradicional y el abordaje mínimamente invasivo, que puede ser la cirugía laparoscópica o robótica.

 

La cirugía laparoscópica y la cirugía asistida por robot son esencialmente lo mismo, en lo que respecta al paciente. Ambos métodos producen un resultado similar, ya que la cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones. La diferencia principal radica en las herramientas y técnicas empleadas por el cirujano. Gracias a la mejor visualización y ampliación en 3D que ofrece la tecnología laparoscópica o robótica, los cirujanos tienen mejor acceso a las zonas abdominales de difícil acceso.

 

Las investigaciones han demostrado que el abordaje mínimamente invasivo ofrece varias ventajas, sobre todo en cuanto a la reducción de la duración de las estancias hospitalarias, el alivio del dolor postoperatorio y la posibilidad de que los pacientes se reincorporen antes a su vida normal y al trabajo. Con su amplia experiencia en cirugía mínimamente invasiva, Miami Cancer Institute es reconocido como uno de los principales centros del mundo para el tratamiento del cáncer de páncreas y otros tipos de cáncer.

 

Salud: Aparte de la cirugía, ¿qué otros tratamientos están disponibles para el cáncer de páncreas?

 

Domenech Asbun, M.D.: Tradicionalmente, sólo alrededor del 15 por ciento de los pacientes diagnosticados con cáncer de páncreas son elegibles para la cirugía, y sin cirugía, lograr una cura completa se vuelve extremadamente difícil. Sin embargo, los pacientes que se someten a una intervención quirúrgica experimentan avances. Aunque las probabilidades de curación total en los cinco años siguientes a la intervención siguen siendo de entre el 30% y el 40%, lo que sigue sin ser ideal, se trata de una mejora significativa con respecto a las cifras iniciales, que en su día llegaron a ser tan bajas como el 10%.

 

Hemos cambiado nuestro enfoque para ampliar potencialmente el grupo de candidatos a la cirugía mediante el uso de quimioterapia, radioterapia y otras estrategias, de modo que ahora podemos ofrecer opciones de tratamiento a quienes antes se consideraban inelegibles para la cirugía.

 

Ahora también utilizamos imágenes fluorescentes durante la cirugía, a menudo denominadas imágenes de verde de indocianina (ICG), que consisten en inyectar una solución en las venas del paciente y utilizar una cámara especializada para detectar y resaltar estructuras anatómicas específicas. El ICG es una herramienta valiosa para mejorar la precisión quirúrgica y para una posible detección precoz en el futuro. La tecnología se perfecciona continuamente para mejorar los resultados quirúrgicos.

 

También hay esperanza para los pacientes con cáncer de páncreas que no son candidatos para la cirugía. Con la llegada de nuevos agentes quimioterápicos y otras modalidades de tratamiento, como las altas dosis de radiación, muchos pacientes se benefician de mayores tasas de supervivencia.

 

Salud: ¿Hay alguna idea de por qué las tasas de cáncer de páncreas han aumentado entre los individuos más jóvenes?

 

Domenech Asbun, M.D.: En el caso del cáncer de páncreas, la edad promedio de diagnóstico solía ser de 70 años, pero desde finales de la década de 1990, el número de nuevos casos, tanto en hombres como en mujeres, ha aumentado alrededor de un uno por ciento al año. No sabemos a ciencia cierta a qué se debe este aumento, pero en la actualidad se reconoce ampliamente que tanto la obesidad como la diabetes de tipo 2 se consideran factores de riesgo del cáncer de páncreas.

 

Dada la actual epidemia de obesidad en nuestra sociedad, que persiste desde hace muchos años e incluso décadas, cada vez se sospecha más que puede existir una correlación entre este problema social y la creciente incidencia del cáncer de páncreas. Condiciones tales como la inflamación de bajo grado, que puede estar asociada con la obesidad mórbida, pueden ser factores que contribuyen con el tiempo que eventualmente conducen al desarrollo de este cáncer.

 

Salud: ¿Hay algo que los individuos más jóvenes puedan hacer para ser más proactivos en la detección temprana y prevención del cáncer de páncreas?

 

Domenech Asbun, M.D.: Desafortunadamente, no existe un protocolo de detección generalizado factible para toda la población, y la mayoría de las personas no cumplen los requisitos para someterse a pruebas de detección reales a menos que tengan factores de riesgo muy significativos, como un familiar de primer grado con cáncer de páncreas o una mutación genética conocida.

 

Lo crucial, aunque suene cliché, es esforzarse por mantener un excelente estado de salud general y cuidar el cuerpo. Los cambios en el estilo de vida que reducen la exposición a los factores que contribuyen al desarrollo del cáncer son las medidas más eficaces que cualquiera puede adoptar. Esto incluye dejar de fumar, ya que los cigarrillos y otros productos del tabaco están estrechamente relacionados con el desarrollo del cáncer de páncreas. Además, la pérdida de peso y la adopción de una dieta más sana tienen una correlación directa con el riesgo de cáncer de páncreas.

 

Hacer estos cambios en el estilo de vida puede no ser fácil, pero pueden tener un impacto significativo en su salud a largo plazo. Recuerde que no se trata de hacer cambios drásticos de la noche a la mañana. Pequeños pasos graduales hacia el cambio pueden conducir a mejoras sustanciales en el camino.

 

Salud: ¿Qué está pasando con la investigación del cáncer de páncreas y los ensayos clínicos?

 

Horacio Asbun, M.D.: Actualmente, el objetivo primordial en diversos ensayos de investigación a nivel mundial es lograr la detección temprana del cáncer de páncreas. Para eso, se mide el ADN específico que circula en los fluidos corporales, lo que permite detectar el cáncer en una fase muy temprana, a menudo antes de que se manifiesten otras señales clínicas.

 

Los investigadores también se enfocan en otros marcadores de identificación, que pueden encontrarse en sustancias como el jugo pancreático, a menudo obtenido mediante procedimientos endoscópicos. La inteligencia artificial también puede desempeñar un papel en el futuro a la hora de detectar una lesión maligna o potencialmente maligna en estudios de imagen mucho antes de lo que resulta evidente en la actualidad. Además, un área de investigación muy importante es la focalización en los diferentes tipos moleculares de cáncer de páncreas, lo que en el futuro nos permitirá proporcionar una atención altamente individualizada a los pacientes.

 

Salud: ¿Qué le dirían a alguien que se acaba de enterar que tiene cáncer de páncreas?

 

Horacio Asbun, M.D.: Deben saber que siempre hay progreso y siempre hay esperanza. Hemos visto avances significativos en la mejora de las tasas de supervivencia y recuperación, y en nuestra capacidad para controlar y tratar la enfermedad. Esto seguirá evolucionando, y eso me da más esperanza de la que he experimentado en ningún momento en mis más de 25 años tratando esta enfermedad.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 12 hospitales, más de 27,000 empleados, 4,000 médicos y 200 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios. 

Language Preference / Preferencia de idioma

I want to see the site in English

Continue In English

Quiero ver el sitio en Español

Continuar en español