Ciencia

El ataque de aneurisma de una celebridad resalta los avances en el tratamiento, como los de Miami Neuroscience Institute, que forma parte de Baptist Health

La actriz Emilia Clarke, de 35 años, más conocida por su papel en la serie Game of Thrones, habló recientemente con franqueza sobre su lucha desde que sufrió dos aneurismas rotos en un lapso de dos años, comenzando en el 2011. Sufrir dos aneurismas rotos después de haber recibido tratamiento quirúrgico la primera vez es muy raro, ya que los avances en procedimientos seguros y mínimamente invasivos se han vuelto ampliamente disponibles en la última década.


Italo Linfante, M.D., director médico de Neurorradiología Intervencionista de Miami Neuroscience Institute y de Miami Cardiac & Vascular Institute.

Si un aneurisma descubierto como hallazgo incidental presenta un alto riesgo de rotura, se suele recomendar el tratamiento, normalmente mediante la “cirugía abierta” o un procedimiento más avanzado basado en catéteres y mínimamente invasivo conocido como embolización endovascular. La elección del tratamiento depende de distintos factores, como la posición, la forma y el tamaño del aneurisma y los problemas de salud subyacentes del paciente.

Los cirujanos y neurorradiólogos endovasculares de Miami Neuroscience Institute, que forma parte de Baptist Health, han sido líderes en el tratamiento pionero de los aneurismas cerebrales mediante el uso de los dispositivos más tecnológicamente avanzados durante los procedimientos mínimamente invasivos.

Un aneurisma ocurre cuando parte de la pared de una arteria se debilita, lo que permite que se abombe o se ensanche de forma anormal. Con respecto a los aneurismas cerebrales, los aneurismas no rotos son mucho más frecuentes que los rotos. De hecho, la incidencia de los aneurismas rotos – un acontecimiento que pone en peligro la vida – es de aproximadamente 10 por cada 100,000 personas. La incidencia de aneurismas no rotos es mucho mayor. Gracias a los avances en el tratamiento y el acceso a la atención de salud, la tasa de mortalidad por rotura de aneurismas ha disminuido en los países industrializados en los últimos 25 años. En Estados Unidos, la tasa de mortalidad promedio es de un 3 por ciento.

En una entrevista con la cadena BBC, Clarke habló de un fuerte dolor de cabeza que se le presentó de repente mientras hacía ejercicio a principios del 2011, cuando acababa de terminar el rodaje de la primera temporada de Game of Thrones. Se le diagnosticó y reparó un aneurisma roto, pero se enfrentó a las complicaciones de otro aneurisma roto dos años más tarde que describió como más serio.

“Con la cantidad de mi cerebro que ya no es útil – es asombroso que tengo la capacidad de hablar, a veces articuladamente, y vivir mi vida completamente normal sin absolutamente ninguna repercusión”, dijo Clarke a la BBC. “Estoy entre la muy, muy, muy pequeña minoría de personas que pueden sobrevivir eso”.

Italo Linfante, M.D., director médico de Neurorradiología Intervencionista de Miami Neuroscience Institute y de Miami Cardiac & Vascular Institute, ambos parte de Baptist Health, ha tratado más de 1,000 aneurismas con un procedimiento llamado embolización endovascular.

Con respecto a la reparación de los aneurismas cerebrales, el Dr. Linfante mencionó: “Hay dos formas posibles de reparar un aneurisma”. “La primera se conoce como clipaje microquirúrgico. En este procedimiento los neurocirujanos abren el cráneo y exponen el vaso sanguíneo afectado. Entonces, colocan un pequeño clip metálico en el cuello del saco aneurismático para impedir que la sangre entre en el aneurisma.

El otro procedimiento se conoce como la embolización endovascular.

La embolización endovascular se realiza sin cirugía abierta. Se coloca al paciente bajo anestesia general, se introduce un catéter en una arteria de la ingle o en la muñeca y se sube hasta el vaso sanguíneo del cerebro. Al principio, el operador solía colocar espirales de platino desmontables dentro del saco aneurismático a través de un microcatéter. “Actualmente, además de los espirales desmontables tenemos otros dispositivos que podríamos utilizar para el tratamiento de aneurismas tanto rotos como no rotos. Los datos publicados sobre varios miles de pacientes, incluyendo los datos de ensayos controlados aleatorios, demuestran que la embolización endovascular está asociada con una menor morbilidad y mortalidad, en comparación con el clipaje microquirúrgico para el tratamiento de aneurismas tanto rotos como no rotos y, por lo tanto, es la primera opción para tratar esta condición”, dijo el Dr. Linfante.

“La embolización endovascular también ha evolucionado con los años. En la actualidad, disponemos de varias herramientas, como globos, espirales, stents, desviadores de flujo y dispositivos intrasaculares, que pueden ayudarnos a adaptar el mejor tratamiento a un paciente en particular. Por ejemplo, la embolización con espiral asistida por balón es muy útil para el tratamiento de aneurismas rotos. Los desviadores de flujo son muy útiles para el tratamiento de aneurismas ampollares, grandes, gigantes y disecantes”.

Sin embargo, a pesar de los avances en la embolización endovascular, el clipaje microquirúrgico sigue siendo útil y se realiza en unos cuantos pacientes selectos.

“Después de la embolización endovascular, solemos realizar una angiografía de seguimiento para asegurarnos de que el aneurisma esté asegurado y ocluido de forma estable”, explica el Dr. Linfante. “Solemos hacer una angiografía de seguimiento seis meses después de la embolización, luego hacemos otra al año y otra tres años después. Las angiografías de seguimiento se realizan para asegurarse de que el aneurisma permanece ocluido de forma estable y no vuelve a crecer. Normalmente, si el aneurisma está ocluido después de la angiografía de seguimiento de tres años, es muy poco probable que vuelva a crecer o que se rompa”.

“Tampoco hay duda de que los resultados de los pacientes con aneurismas cerebrales, tanto rotos como no rotos, son mejores en los centros quirúrgicos de gran volumen, como Miami Neuroscience Institute, donde un equipo multidisciplinar de médicos y profesionales de enfermería altamente cualificados y

experimentados están acostumbrados a atender a muchos pacientes desde la sala de emergencia, la sala de operaciones, la sala de angiografía, la unidad de cuidados neurointensivos y las salas de neurología y neurocirugía.

El papel de Baptist Health en el avance del tratamiento de los aneurismas

Los avances pioneros del Instituto en el tratamiento de los aneurismas incluyen el uso de desviadores de flujo, o tubos especiales, conocidos como stents, que impiden que la sangre fluya hacia el aneurisma, reduciendo el riesgo de ruptura. Baptist Health South Florida fue el primer centro del sur de Florida en utilizar el dispositivo de embolización Pipeline Flex Embolization Device with Shield Technology para tratar los aneurismas. Baptist Health también fue el primero en el sur de Florida en utilizar el dispositivo Woven Endobridge (WEB)  para el tratamiento de los aneurismas.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.