Investigación

Una nueva y prometedora clase de medicamentos para combatir el colesterol

Una nueva clase de medicamentos contra el alto colesterol ahora está disponible para aquellos pacientes que no respondan adecuadamente a las estatinas, drogas recetadas con más frecuencia. Esta nueva clase de medicamentos es conocida como “inhibidores de PCSK9”.

En julio, la Administración de drogas y alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el nuevo fármaco para reducir el colesterol Alirocumab, bajo nombre de marca Praluent. El medicamento inyectable es el primero de los inhibidores de PCSK9 en llegar al mercado. En junio, un comité asesor de la FDA también recomendó otro nuevo fármaco llamado Evolocumab, con el nombre de marca Repatha, el cual aun está siendo considerado por la FDA y fue aprobado en Europa en julio.

Los inhibidores de PCSK9 se enfocan en una proteína específica del hígado y la desactivan. Al deshacerse de esta proteína, la cantidad del colesterol dañino LDL (lipoproteína de baja densidad) que circula en el flujo sanguíneo se reduce dramáticamente. Un nivel de LDL más bajo promueve arterias más saludables y menos ataques cardiacos, derrames cerebrales y otros problemas relacionados con la arterioesclerosis.

Jonathan Fialkow, M.D., un lipidólogo certificado y un director médico del Miami Cardiac & Vascular Institute, ha sido el investigador principal en siete estudios clínicos con inhibidores de PCSK9. Él recientemente fue coautor de un artículo acerca de uno de estos estudios que fue publicado en el Journal of the American Medical Association.

El Dr. Fialkow tiene más de 100 pacientes que están tomando este medicamento, el cual es administrado por vía de una pequeña inyección debajo de la piel entre cada dos y cuatro semanas. Los inhibidores de PCSK9 ofrecen una nueva opción de tratamiento para pacientes con alto riesgo que no están respondiendo a los medicamentos actualmente disponibles, o que no pueden tomarlos porque experimentan efectos secundarios. Actualmente, los medicamentos más disponibles para reducir el colesterol son las estatinas, de las cuales hay siete en el mercado.

‘Una nueva y prometedora herramienta’

“Estos tratamientos proporcionan una nueva y prometedora herramienta para reducir el LDL en aquellos individuos que no responden adecuadamente a otros medicamentos, incluyendo las estatinas, y potencialmente para aquellos que no pueden tolerar las estatinas”, dijo el Dr. Fialkow.

Él tiene mucho cuidado en señalar que las estatinas siguen siendo la primera modalidad de tratamiento y el pilar para el control y la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

En el estudio llamado Laplace-2 que fue detallado en el artículo recientemente publicado y coescrito por el Dr. Fialkow, los pacientes con hipercolesterolemia primaria, una condición genética que afecta adversamente los niveles de LDL de una persona, y dislipidemia mixta, las elevaciones en los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, fueron dados medicamentos inhibidores de PCSK9 además de una terapia de estatinas de nivel moderado a intenso. Los inhibidores de PCSK9 resultaron en una reducción adicional en los niveles de LDL.

“Se necesitan más estudios para evaluar los resultados clínicos a largo plazo y la seguridad de este enfoque para reducir el colesterol LDL”, indica el artículo.

Las estatinas han sido las principales drogas para reducir el colesterol desde fines de los 1980. Sin embargo en una de cada cinco personas, la estatina no reduce el colesterol lo suficiente.

Terapia sin estatinas para individuos con alto riesgo

Según las Cholesterol Guidelines 2013 de la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology, la terapia sin estatinas puede ser considerada para aquellos individuos con hipercolesterolemia (la condición genética que eleva los niveles de LDL de una persona), aquellos que tienen más riesgo pero no pueden tolerar la terapia con estatinas de alta intensidad, aquellos que necesiten más tratamiento para reducir el LDL.

Las terapias para reducir el LDL sin estatinas que han demostrado reducir eventos de la enfermedad cardiovascular arterioesclerótica (CVD por sus siglas en inglés) en ensayos aleatorios y controlados son preferidos, dijo el Dr. Fialkow. La arterioesclerosis es la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias.

La hipercolesterolemia, que a menudo se desarrolla a una edad temprana, requiere un cambio de estilo de vida y un compromiso con la dieta adecuada y el ejercicio para evitar las complicaciones.

“No solo se trata del LDL”, enfatiza el Dr. Fialkow. “Para estos individuos, nosotros miramos el panorama completo de su estatus de salud incluyendo factores como la obesidad, la diabetes y el historial familiar. Pero los inhibidores de PCSK9 ofrecen una opción prometedora para aquellas personas que no responded a la terapia con estatinas”.

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.