Investigación

¿Existe una relación entre el asma y la alergia al maní o cacahuate?

Los padres de los chicos que padecen de asma se sienten impotentes cuando ven que su hijo no puede respirar, sin poder suministrar a su cuerpo el oxígeno necesario. En el mejor de los casos es algo que da pena, y en el peor es algo aterrador.

Esta situación frecuentemente significa una visita de inmediato al médico, al centro de cuidados urgentes o al Salón de Emergencias del hospital para ser tratado con un nebulizador o inhalador y donde sostener discusiones sobre si dicha reacción fue causada por el asma.

“El asma es a consecuencia de la constricción de músculos en las vías respiratorias y de la liberación de secreciones con el fin de proteger los pulmones contra algo que el cuerpo detecta como peligroso”, dice la Dra. Viviana Sirven, una alergista afiliada a West Kendall Baptist Hospital.

Para muchos que sufren de asma, esos músculos están reaccionando a alérgenos, tales como moho, ácaros y polen. Sin embargo, una nueva investigación conducida por un neumólogo de Dayton Children’s Hospital está dando lugar a un debate sobre si las alergias a los alimentos, específicamente al maní (también conocido como cacahuate), pudiera jugar un papel en cuanto al asma.

Los investigadores revisaron los historiales médicos de 1,517 niños de una clínica de medicina pulmonar de Mercy Children’s Hosppital en Toledo, Ohio. Los mismos encontraron que el 44 por ciento de dichos pacientes en algún momento había sido sometido a pruebas de alergia al maní, y el 22 por ciento obtuvo resultados positivos. Los investigadores quedaron sorprendidos ya que más de la mitad de los que obtuvieron resultados positivos no sabía de su alergia o sensibilidad al maní. El estudio no llega a conectar la alergia al maní con el asma, pero concluye que los niños con asma deben ser sometidos a la prueba de alergia o sensibilidad al maní.

“Los padres necesitan ejercer cautela en cuanto a formular conclusiones basadas en estos tipos de estudios”, señala la Dra. Sirven. “El que una prueba arroje que un niño tiene sensibilidad o alergia al maní no es importante si no existe la presencia de una reacción conocida. En muchos chicos la prueba da positiva para este tipo de alergia, y toleran el maní sin ningún tipo de reacción”.

La Dra. Sirven dice que además de anafilaxia, una reacción alérgica que puede causar la muerte, una señal indicativa de alergia a un alimento suele manifestarse en la piel como eczema o urticaria. “Cuando los padres ven esa clase de reacción después de que sus hijos han estado expuestos al maní, sometemos a ese niño a pruebas para detectar alergias, pero realizar pruebas sin la presencia de síntomas, nos deja sin un cuadro claro de lo que pueda estar ocurriendo”.

El Dr. Javier Hiriart de Baptist Health Medical Group está de acuerdo. “El factor más importante para determinar si existen alergias es una reacción a una sustancia o alimento” dice él.

El Dr. Hiriart, de Baptist Health Primary Care Family Medicine Center en West Kendall Baptist Hospital, dice que si están presentes síntomas de asma (tos, jadeo o sibilancias, y exceso de secreciones) conjuntamente con repetidas apariciones de erupciones cutáneas o urticaria, pudiera ser una buena idea el efectuar pruebas para detectar alergias incluyendo alergia a alimentos, pues ayudaría a pautar el tratamiento.

“En cuanto al manejo del asma, nuestro interés principal es conocer los detonantes que la provocan, de manera que podamos reducir los ataques”, dijo él. “La evidencia nos ha mostrado que los pacientes que son alérgicos a una gran variedad de sustancias tienden a sufrir más ataques serios de asma, pero necesitamos más estudios para establecer una conexión concluyente entre la alergia al maní y el asma”.

Después de la publicación de esta reciente investigación, la American Academy of Allergy, Asthma and Immunology y la American College of Allergy, Asthma and Immunology, hicieron declaraciones en contra de lo que ellos llaman “pruebas indiscriminadas” para detectar sensibilidad al maní.

La Dra. Sirven y el Dr. Hiriart creen que este tipo de prueba pudiera llevarnos hacia diagnósticos exagerados de alergia al maní oscureciendo la necesidad de manejar el asma que el niño padece.

“Los niños que necesitan llevar consigo inhaladores para el asma llevarán inyectores de epinefrina para una sensibilidad al maní que pudiera nunca causar una reacción”, dijo la Dra. Sirven. “Si el asma está afectando la salud y la calidad de vida de un niño, los padres definitivamente deben comunicárselo al médico para darle el tratamiento adecuado. Pero, tener asma no necesariamente significa que también existe una alergia a los alimentos”.

Ver artículos relacionados:
Las alergias a los alimentos, una inquietud que va en aumento
¿Pueden causar asma los protectores solares en aerosol?

Atención médica que piensa en usted

Con centros de excelencia reconocidos a nivel internacional, 13 hospitales, más de 23,000 empleados, 4,000 médicos y 100 centros ambulatorios, de atención de urgencias y consultorios médicos en los condados de Miami-Dade, Monroe, Broward y Palm Beach, Baptist Health es una institución emblemática en las comunidades del sur de Florida en las que prestamos servicios.